Warning: file_get_contents(http://wp_plug.adnow.com/wp_aadb.php?token=1c4e194ebe48c2b268f08e153a708e52fa2979a543491860ddf5e89255619ee1): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 502 Bad Gateway in /var/site/arquehistoria.com/www/public/wp-content/plugins/native-ads-adnow/public/class-adnow-widget-add-area.php on line 100
... ...

El short y otras prendas de ropa interior en la Roma antigua

Texto de Javier Ramos/Ampa Galduf

Durante los días del Imperio Romano existió una mayor preocupación por la higiene corporal, respecto a otras culturas de la antigüedad. 

Como ya vimos en esta sección, los romanos se dedicaron de una forma muy especial al cuidado de su cuerpo, solían teñir su cabello de rubio, usar cosméticos y pastas de color, rasuraban el vello y, si su posición se lo permitía, cubrían, brazos y cuello, con las más exquisitas joyas…

LA ROPA INTERIOR MASCULINA


Del mismo modo, los romanos  recurrieron al empleo de las prendas de ropa interior, como el calzoncillo cuyo uso se generalizó…

El subligaculum, calzoncillo al modo romano

No hay evidencias de un uso muy difundido de la ropa interior o indumenta entre los romanos al menos, hasta antes de la República.

Pero a diferencia de los griegos, que eran amantes de la belleza libre y el desnudo sin nada bajo la túnica, los hombres de Roma fueron más prácticos, institucionalizando el “subligar”, una especie de taparrabos de lino si bien, en aquellos dias, estuvo limitado a la clase plebeya. 

Los patricios, en cambio no usaban más que una especie de venda, y la túnica de su rango.

Los romanos institucionalizaron el subligar que desde entonces se usó como un calzoncillo. Se colocaban como una especie de pañal de bebé cubriendo toda el área genital y también el viente , sujetos con un ceñidor.

Sabemos que esclavos y plebe estaban más expuestos a las inclemencias y a las agresiones físicas. Su vestimenta se reducía únicamente a la túnica, sin la “toga” encima, lo cual hacía necesario, sobre todo entre la clase trabajadora, recurrir a un subligar , una especie de calzón blanco o taparrabos, no muy ceñidos, conocido también como  subligaculum, con la función de proteger sus genitales.

Se trató de una prenda rectangular de lino o lana según  la época del año, que generalmente cubría también el vientre. Estas prendas podían tener distintos modelos. El subligaculum campestre o cinctus era utilizado en los días calurosos.

Poco después, su uso se generalizó entre los “soldados campesinos”, los cómicos, atletas de la Repúblicay los gladiadores hicieron muy popular esta prenda desde la arena del circo.

Los soldados o milites se protegían con estos pañales, bastante sujetos, para evitar que los movimientos  bruscos dañaran sus partes nobles.

Existía otra forma alternativa de este taparrabos romano, que era emás similar a una falda y consistía en  un trapo enrollado varias veces alrededor de las caderas y después sujeto con un ceñidor.

Asi que podemos decir, que este taparrabos o pañal fue una especie de calzoncillo o short que los romanos homologaron como tal: después de ser bebés, seguramente ya se les ataba el subligar, y sobre esto se vestían, según la clase social a la que pertenecieran.

 Subucula, la camiseta interior romana

Como es bien sabido, la vestimenta standar en el mundo romano era la túnica, semejante al quitón de los griegos y sobre ella la toga propia y exclusiva de los ciudadanos romanos que se hacían llamar gens togata.

Posteriormente, surgen dos nuevos tipos de ropa interior. Bajo estas túnicas hombres y mujeres de cierta posición social también llevaban;

  • una segunda prenda larga llamada subucula semejante a una camiseta interior actual, que hacía las veces de ropa interior con un diseño rectangular en lino o lana y sujeta al talle.
  • y la camisia, más similar a una camisa.

Como curiosidad destacamos el uso de los albornoces, que se usaban  por los hombres después de las prácticas de gimnasia para evitar coger frío.

Ropa interior femenina de las romanas

Hay numerosas muestras de arte romano que a través de mosaicos, frescos y estatuas de la antigüedad que nos muestran a las mujeres romanas portando ropa interior, fabricada en lino o en cuero. Estas prendas, básicamente eran las mismas que utilizaron sus antecesoras las griegas. Así que, podemos decir que las mujeres de Roma siguieron la moda íntima  de la Grecia clásica.

El poeta Marcial describe el “cestus” que resulta ser muy similar al zóster de las griegas pero más ancho.

En general, la ropa interior de la mujer romana, casada o no, se cree que se componía de dos piezas: La parte superior, que protegía el pecho y la inferior, que protegía y ocultaba las partes íntimas.

  • Respecto a la parte superior, si bien algunas romanas utilizaron la prenda conocida como mamillare o fascia pectoralis que fue una especie de faja de fino tejido para realzar el busto existía también otra pieza de lencería entre las romanas antiguas que fue el strophium que eran como cintas de cuero que sujetaban el pecho.

 Cicerón lo describió como una banda o cinta de cuero suave para los pechos que sostenía el busto. 

En cambio las patricias mas adineradas y, para las coasiones más especiales, llegaron a utilizar una especie de redecilla tejida con hilos de oro o plata con la que se sujetaban los pechos. Incluso, estas damas romanas pintaban con tonos vivos, plateados o dorados las areolas de los mismos.

Estos fueron claros precedentes de los sostenes para el pecho femenino que fueron utilizados por las mujeres en la época clásica, y que posteriormente en la Edad Media se ha conocido, recientemente, que ya se confeccionaron con formas mucho más similares a las de los sostenes actuales

    • En la parte inferior las mujeres emplearon algo similar al  subligaculum o calzoncillo masculino y su forma era muy parecida a las actuales braguitas.

Versión femenina de la "subucula"

La versión femenina de la subcula , era en forma de vestido suelto sin mangas, similar a una túnica muy sencilla que también hacía las veces de un camisón. La subucula, pronto se convirtió en una especie de ropa interior, por su sencillez, ya que era una simple banda de tela con un agujero en el medio para poder pasar la cabeza.

En la época de invierno, las romanas abrigaban sus piernas con unas vendas.

Pero como en el caso de las griegas, las grandes damas de la época roman no sólo cubrían las partes más íntimas, sino que la ropa ínterior determinaba también su estado civil y también su posición social, siendo estas prendas más lujosas y ricas en complementos, dependiendo del poder adquisitivo de quien las llevara.

Fuentes consultadas:

  • Alfaro, C. (1997) El tejido en época romana. Madrid: Arco Libros
  • Jared Diamond “Colapso. Por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen” (Barcelona, 2006)
  •  “Roma antigua y moderna” de Mary Lafón, traducida por D.Pedro Reynes Sola, Librería española, 1857.
Marcador

Ampa

View more posts from this author
3 thoughts on “El short y otras prendas de ropa interior en la Roma antigua
  1. L. de Guereñu Polán.

    Los autores saben de sobra que el relieve de los dioses griegos que incluyen, en tanto que tales, no corresponden a un artículo sobre la civilización romana, pero si esta observación por mi parte parece demasiado rebuscada, no se tenga en cuenta. Es solo que podria inducir a error a algún lector, seguramente a casi ninguno. Un saludo.

     
  2. ciceron

    que dioses no veo
    en todo caso, usaban faldas, como cosa practica, y no lompas (pantalones) como quieren hacer creer las peliculas tendenciosas holliwoodenses actuales.
    Manipulacion mental en vivo

     
  3. Pingback: El bikini de las romanas | Arque Historia - La actualidad de la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>