... ...

¿Porqué somos espirituales? La experiencia mística

La necesidad humana dRituales_de_la_Antigua_Grecia_joya_life_1e la Religión

La religión ha estado presente en las distintas sociedades humanas. Pero ¿de dónde viene esa necesidad tan ancestral de nuestra especie?


Desde la etapa prehistórica, humanos de todas las culturas tuvieron la necesidad de homenajear y rendir culto a sus dioses mediante rituales, sacrificios y ofrendas que depositaban en altares y templos construidos para este fin.

  • ¿Existen razones científicas sobre esa necesidad humana de alimentar la creencia en seres o  fuerzas sobrenaturales que dominan nuestra existencia?
  • O dicho de un modo más simple ; ¿es la religión un fenómeno que puede ser explicado científicamente?
  • Un equipo de científicos estadounidense ha logrado identificar una serie de áreas del cerebro vinculadas a diferentes actitudes religiosas.
  • La periodista  Elisabeth Culotta, en un artículo para la revista Science, con el título “On the Origins of Religion” (En el origen de la religión), explicaba algunas respuestas a estas inquietantes cuestiones.

 

En opinión de la investigadora Culotta, las claves de ese comportamiento místico están tanto en la interpretación de ciertos datos arqueológicos como en el estudio de nuestra mente.

En este último sentido, la neurociencia durante esta  últimas décadas ha tratado de comprender y explicar las experiencias religiosas y espirituales, aportando nuevas perspectivas.

Conforme  se ha ido avanzando en el desarrollo de técnicas de escaneo cerebral cada vez más sofisticadas, el misterio de la religiosidad humana parece estar más cerca de ser desvelado.

Historia y religión

Desde su origen más primigenio el hombre ha buscado un significado a su existencia. Por ello ha sentido la necesidad de invocar una serie de deidades en sus momentos de iritualesncertidumbre.

Las primeras religiones fueron politeístas, eran varios los dioses a quienes los humanos hacían ofrendas para obtener sus favores, en algunas ocasiones sacrificaban a sus propios congéneres.

Estas creencias causadas a veces por intereses propios y sin ningún matiz religioso, ayudaban a políticos y sacerdotes a conseguir sus propósitos.

Pero a medida que la humanidad fue avanzando a través de la historia, el politeísmo fue decayendo hasta llegar a un monoteísmo o creencia en un sólo Dios.

El primer comportamiento religioso que aparece en el curso de la evolución humana es probable que sea relativamente reciente (Paleolítico medio) y constituye un aspecto de la modernidad comportamental que aparece seguramente a la vez que el origen del lenguaje.

Las primeras religiones del Antiguo Oriente Próximo tuvieron cultos politeístas así como las culturas de Egipto y Mesopotamia y la mayoría de las civilizaciones orientales. Fenicios, griegos y romanos continuaron adorando a distintos dioses, al igual que lo hicieron las tribus indoeuropeas. La llegada del cristianismo y la expansión del Islam  implantaron con mas fuerza el monoteísmo.

 

La experiencia mística

 

Un estudio realizado por Andrew Newberg, de la Universidad de Pennsylvania, reveló que cuando se desarrolla la concentración propia de la meditación o de la oración, la actividad neuronal se intensifica en la parte frontal del cerebro, al tiempo que decrece la actividad en la región de los lóbulos parietales.

Esta reducción de actividad neuronal es lo que origina percepciones espaciales anormales, así como la pérdida del sentido habitual de uno mismo que se tiene en estado de vigilia.

Ambas condiciones del cerebro propiciarían la llamada “experiencia mística”, que es la que permite a un sujeto trascender su identidad individual e identificarse con la totalidad que se supone sustenta al universo físico conocido, explican los investigadores.

Por su parte la arqueología está aportando valiosa información para la comprensión del inicio de la religiosidad humana, gracias al hallazgo de antiguos diseños geométricos de contenido simbólico o de antiquísimas tumbas cuyo análisis ha revelado la existencia de rituales de enterramiento, entre otros.

El pensamiento religioso

En el aspecto mental, los humanos tenemos, afirman estos científicos, una tremenda capacidad para impregnar incluso a los objetos inanimados de creencias, deseos, emociones y conciencia.

Esta capacidad, según el psicólogo de la Universidad de Yale, Paul Bloom, estaría en el núcleo de muchas de las creencias religiosas.

Elisabeth Culotta afirma que, en los últimos quince años, un número creciente de investigadores ha intentado responder al misterio de la religiosidad siguiendo la estela de Darwin e indagando en la hipótesis que éste defendía: que la religión surge de forma natural, fruto de los procesos corrientes de la mente humana.

Con estos estudios, se ha abierto un nuevo campo de investigación denominado “ciencia cognitiva de la religión”, que se apoya en la psicología, la antropología y la neurociencia para comprender las bases del pensamiento religioso, explica la autora.

Otros estudios sobre el tema

La búsqueda de la explicación neuronal subyacente a los comportamientos y creencias propias de la religiosidad,- un atributo que sólo se da en nuestra especie-, ha despertado el interés de numerosos especialistas en los últimos años.

Por ejemplo; Científicos del National Institute on Aging (NIA), de Estados Unidos, han identificado algunos de los mecanismos cognitivos y de los circuitos neuronales del cerebro que parecen relacionarse entre sí durante las experiencias religiosas.

Un equipo de científicos estadounidense ha logrado identificar una serie de áreas del cerebro vinculadas a diferentes actitudes religiosas.

La investigación, que fue realizada con un total de 40 personas, reveló que realmente existe un sustrato neurológico subyacente a las diversas formas de afrontar la religiosidad, pero también que dicho sustrato no es exclusivo de la espiritualidad humana, sino que está compartido con otras habilidades cognitivas propias de nuestra especie.

Por eso, los científicos señalan que las creencias religiosas surgieron como una extensión natural de avances evolutivos desarrollados en otros ámbitos: en el de la cognición social y en el del comportamiento.

 

Marcador

Ampa

View more posts from this author
One thought on “¿Porqué somos espirituales? La experiencia mística
  1. biografia de

    Me ha gustado mucho la informacion que manejas en tu blog, este post en particular es me interesa mucho, me lo guardo en favoritos para estudiarlo poco a poco.

    Igual te hago la invitacion para que pases por mi blog es de personajes historicos

    saludos…

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>