... ...

Oaxaca, ruinas y legado de la cultura zapoteca

Texto de Jose Manuel Peque /Paisajes del Pasado

ÚLTIMA ENTREGA MONTE ALBÁN

Durante el siglo VI antes de nuestra era, la región de Oaxaca era un lugar estratégico desde el punto de vista agrícola pues sus fértiles llanuras propiciaban unos cultivos extraordinarios que permitieron a sus pobladores prosperar rápidamente.

Por ello los zapotecos eligieron una colina solitaria para edificar su ciudad capital: Monte Albán, y desde allí controlar todos sus extensos y fértiles territorios.

SOCIEDAD ZAPOTECA

Pero para que una población creciente pudiera vivir sin enfrentarse en disputas civiles, los zapotecas muy pronto necesitaron desarrollar un sistema jerárquico fuerte, con una clase militar instruida y respetada y en la cima de la pirámide unos dirigentes con la autoridad suficiente para dirigir a sus vasallos.

Existieron varias clases sociales bien estratificadas entre las que se cuentan los gobernantes, administradores, guerreros, artesanos, comerciantes y obreros.

El placer por la guerra era uno de los factores que hacían que el estrato guerrero fuera tan importante y a enaltecer su enorme importancia se dedicó en Monte Albán gran parte de sus expresiones artísticas y arquitectónicas, como por ejemplo la galería de 300 estatuas de sacrificados o el edificio en forma de flecha cuyos relieves y pinturas son una alabanza a las conquistas militares que los zapotecos habían realizado a lo largo de su historia.

URBANISMO

Monte Albán fue uno de los primeros centros urbanos de México y durante 1000 años mantuvo su hegemonía en el territorio de Oaxaca. Uno de los cultos que las élites de Monte Albán profesaban con más frecuencia era el culto a sus antepasados.

En cuanto a los edificios, la mayoría de los edificios de Monte Albán se congregan en torno a la Plaza Central y las Plataformas Norte y Sur. Son edificios, algunos piramidales, dedicados a la administración política y al culto. 

Otras construcciones importantes de la ciudad son la Plaza de las Estelas de Danzantes, el mencionado edificio en forma de flecha y la Cancha Grande de juego de pelota. Esta zona era toda una conmemoración, como ya se ha mencionado, a las victorias militares de los zapotecos sobre otros pueblos.

La Cancha Grande de Juego de pelota es un lugar que no debía tener nada de lúdico durante el periodo en que fue utilizado y seguramente en él se realizaban festivales religiosos en los cuales o bien los ganadores o los perdedores en este juego fueron sacrificados a los dioses tutelares de la ciudad bien como premio o como castigo. Aunque para los zapotecos, este sacrificio era una de los fines más honrosos que podían dar a su vida.A 8 kilómetros de Monte Albán se halla la necrópolis de Atzompa, lugar donde se han hallado las tumbas de sacerdotes y nobles zapotecas, por ello se piensa que antes de su muerte ya debían residir allí. Excavaciones recientes han revelado edificios nobles de ocupación que  parecen confirmar esta hipótesis.

Gracias a la profusión de elementos artísticos con los cuales los zapotecos ilustraban, para mayor gloria suya y para memoria de sus descendientes, los hechos militares y sociales que constituyeron gran parte de su historia, Monte Albán es uno de los sitios arqueológicos mejor conocidos de Mesoamérica.

LEGADO ZAPOTECA

Actualmente, una pequeña parte la cultura zapoteca sobrevive en pequeños grupos que en total suman unas 400.000 personas, repartidas en aldeas como Veracruz, Guerrero y Chiapas y entre los valles del sur de Oaxaca y en el istmo de Tehuantepec.

Si bien en estos lugares la población acabó convirtiéndose a la fe católica  algunas prácticas religiosas ancestrales relacionadas sobre todo con el culto a la muerte y las ofrendas a los dioses se siguen conservando, al igual que el idioma zapoteca que destaca entre las más habladas de las lenguas indígenas de México.

 Ponemos fin a la serie que hemos dedicado a esta gran ciudad y a partir de la semana que viene emprenderemos una búsqueda: La del Dorado y el legendario Paititi.

Un saludo a todos los seguidores y lectores de Paisajes del Pasado y de Arquehistoria.

Marcador

Ampa

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>