... ...

MITOS DE LA ARQUEOLOGIA

MITOS Y AVENTURAS ARQUEOLÓGICAS

Texto de Jose Manuel Peque/Paisajes del Pasado

Nos guste o no a los que nos dedicamos a la divulgación de los sitios arqueológicos, no podemos negar que si hay algo verdaderamente atractivo en este mundo es la fascinación por el misterio de lo desconocido. Por desgracia y para el autor de estas líneas en concreto, tenemos que hacer de abogados del diablo y acostumbrarnos a hablar de lugares enigmáticos pero disertando sobre su origen legendario, en ocasiones, cargando las tintas sobre quienes “supuestamente” se lo han atribuido. Obstinados, en la gran mayoría de los casos, en un afán lucrativo, estos generalmente pseudos arqueólogos dicen haber encontrado la clave de aquello que sigue “oculto” para la gran mayoría de los pobres mortales.
atlantida_antigüedadSiguiendo la doctrina de antiguos textos místicos y mitológicos de las más grandes civilizaciones de nuestra antigüedad, el hombre ha ido creando religiones y teorías no necesariamente acertadas pese a lo que han abultado en páginas, ya que una idea errónea, aunque se desarrolle en grandes volúmenes no deja de serlo desde su concepción, si parte de una mala interpretación de las fuentes consultadas.

Algo así ocurre con el Paititi, y también con la gran mayoría de aquello que popularmente se considera enigmático o extraño. Digo la mayor parte, porque también creo que, realmente la Historia de nuestra especie pudo ser muy anterior a lo que actualmente se considera, y que quizás, y sólo quizás, hubo a lo largo del planeta otras civilizaciones – humanas por supuesto – que alcanzaron el máximo grado de lo que se conoce como revolución neolítica, mucho antes que las culturas del sur de Mesopotamia del VI milenio anterior a nuestra era.persas-puerta

Quizás no sea tan erróneo creer, como lo aseguran las fuentes sumerias, que hubiera una serie de pueblos que en una muy determinada época se aprovecharan de unas suculentas condiciones climáticas para prosperar y que acabaron de repente debido al cambio repentino de esas condiciones. Ese fue quizás el origen del mito del Diluvio, que podríamos incluso fechar, ya que condiciones del tipo que pudieran originar unas inundaciones semejantes, y más o menos globales, pudieron darse al final del último periodo glacial, hace 12.000 años.

De esa época dicen determinados investigadores como Robert Bauval y Robert Schoch que proceden las tres pirámides de Guiza y la Gran Esfinge, que no eran egipcias sino de una civilización anterior.

¿Una civilización anterior?. Sí, hablamos de lo mismo. La llamada Atlántida.

 Yo soy particularmente escéptico respecto de este tema y no creo que sea la respuesta a las preguntas que se han formulado sobre estos monumentos y otros, de hecho creo que es una pista equivocada.

Sin embargo interiormente y de forma poco confesable creo que pudo haber existido civilizaciones en las oscilaciones climáticas de la era glacial, en aquellas zonas donde los grandes hielos no lo cubrían ni lo condicionaban todo y que Tiahuanaco quizás fuera una de ellas y que ciertos monumentos de Mesopotamia y Egipto así lo testifiquen. Incluso y por sacar  un tema que hemos tratado en las últimas semanas, quizás la leyenda del Paititi beba de lejanos relatos orales sobre esa época.mitos-mayas

Por desgracia estamos hablando de tal antigüedad y tantas vicisitudes climáticas y antropológicas que intentar corroborar es por desgracia muy complicado.

Sin querer ser pretenciosos, cuando regresemos de nuestro descanso estival trataremos de ver alguna luz en la oscuridad que les rodea, desde nuestra sección en Paisajes del Pasado.

Un saludo y hasta entonces, feliz verano!!

Artículos relacionados :

Marcador

Ampa

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>