... ...

Los nobles que se comieron Galicia en el s.XV

LAS GUERRAS IRMANDIÑAS CONTRA LOS NOBLES GALLEGOS

Texto de J.Luis López de Guereñu/Mil historias

Tras la gran crisis del siglo XIV, que Galicia sufrió,- al igual que otras partes de Europa-, muchos campos se quedaron sin cultivar porque multitud de campesinos perecieron ante las embestidas de la Peste Negra.

Con la unión dinástica entre los reinos de León y Castilla producida en 1230, Galicia era un territorio dependiente de la Corona de Castilla. Pero el gran poder de clero y nobleza en tierras gallegas, suponía una embarazosa molestia para la Corona. 

Pese a la crisis, los señores quisieron mantener el mismo nivel de rentas que antaño y ello, motivó una serie de conflictos sociales que, aunque, ya se habían conocido con anterioridad, se agudizaron y reiteraron, ahora, si cabe, con más violencia.

Las Guerras Irmandiñas, durante el siglo XV en Galicia fueron la traducción de esta situación en una serie de revueltas contra esos abusos que iban desde el bandolerismo señorial hasta el enorme incremento de la presión fiscal por parte de clero y nobleza.

Situaciones que  llevaban aparejada la violencia, ejemplo de lo cual tenemos en el caballero Álvaro Sánchez desde su fortaleza de Felpós, Palas de Rei, Lugo:

[…En este tiempo, 1320, un cierto caballero llamado Alvaro Sánchez de Ulloa, que moraba en territorio realengo, mató a algunos de los vasallos de la Iglesia [de Santiago], hirió a otros y encarceló a otros más en su fortaleza llamada de Felpós; después les extorsionó gran cantidad de dinero, no sin haberlos sometido previamente a graves tormentos y penas. Cuando el santo varón [el arzobispo Berenguel de Landoiraoyó esto, lo llevó muy mal, y juzgó como propia la ofensa inferida a aquellos…]

 Era evidente, que los nobles gallegos no se iban a quedar quietos: si perdian por un lado habían de resarcirse por el otro, de manera que se hicieron abades de los monasterios, mediante el sistema de encomiendas forzosas, con el único objeto de seguir percibiendo  sus rentas.

  • Algunos nobles se alían con otros; 
  • en otras ocasiones guerrean entre sí por un territorio, unos vasallos o unas rentas. 
  • A veces, incluso aparecen aliados al propio rey, como en el caso de Fernando de Castro, que recibe de Pedro I de Castilla, los condados gallegos de Sarria, Lemos y Trastámara, los cuales pertenecían al hermano del rey, Enrique II de Trastámara. Hermanos ambos sí, pero enfrentados en una guerra civil que ocupó uno de los episodios más lúgubres de la historia de la Edad Media hispana.

Los nobles, como es sabido, sufren la crueldad de los reyes en ocasiones, pues está en juego la supremacía monárquica u oligárquica; aunque por su parte también Enrique II recompensaría a sus aliados, uno de ellos Fernán Pérez de Andrade, recibiendo el señorío sobre las villas de Ferrol y Pontedeume.

EL CONFLICTO SOCIAL EN LA GALICIA DEL S.XV LAS GUERRAS IRMANDIÑAS

 

La invasión portuguesa de Galicia en 1369 había sido motivo para nuevas alianzas y violencias, pues la hija del rey Pedro de Castilla era esposa del inglés duque de Lancáster, aliado de los monarcas portugueses yquien en 1370 tomó Galicia prolongándose así en la zona la guerra civil castellana.

Sepulcro de Suero Gómez de Sotomayor 1480-1485

La primera Guerra Irmandiña da comienzo en 1429 contra Nuño Freire de Andrade, dirigiendo a los irmandiños Roi Xordo. En 1433 se ha de producir un pacto entre el concejo de Pontevedra y Suero Gomez de Sotomayor para que este defienda a la villa de su  padre, Pay Gómez de Sotomayor.

Otra nueva guerra irmandiña uniría a clérigos, concejos, artesanos y campesinos contra la más alta y ambiciosa nobleza por sus abusos contínuos, verdadero hito de la conflictividad social en Galicia.

El movimiento antiseñorial se dividirá entre los moderados y los radicales: será su ruina, y un pleito posterior dejará constancia de las casas fuertes, torres y castillos que los irmandiños habían derribado.

Pero mientras tanto los señores de Maceda en Ourense, los de Monterrei en la tierra de Verín, los de Lemos en Monforte (sur de Lugo), los Sotomayor en la raya galaico-portuguesa, los Sarmiento en Ribadavia y los Andrade en Pontedeume, entre otros, se habían comido Galicia.

El PUEBLO CONTRA EL CLERO

Tampoco el clero se libro de la opsoción vecinal

El arzobispo Berenguel, citado en el documento anterior, se enfrentó con los vecinos de Compostela, capitaneados por el hidalgo Alonso Suárez de Deza, que rechazaron el señorío arzobispal y declararon la ciudad de realengo, hartos de pagar tributos y servicios al arzobispo.

En 1418 contamos con persistentes levantamientos de los vecinos de Santiago contra el arzobispo Lope de Mendoza, acusado de no impartir justicia, extendiéndose las revueltas a Ourense, Tui y Lugo, ciudades obispales también.

Mientras tanto el hambre y la Peste seguían azotando a los más débiles. Aquellos cuerpos desnutridos por dietas insuficientes fueron víctimas, con facilidad, de las pandemias, y muchos concejos acudían a los señores y al propio rey para que aflojasen en sus exigencias de impuestos o prestaciones, pues las economías domésticas no lo soportaban.

 

Los campesinos y vecinos de las villas y ciudades no fueron los únicos que sufrieron aquella violencia y exacciones: también la Iglesia, hasta el punto de que los papas Calixto III (1455) y luego Paulo II, excomulgaron a varios nobles usurpadores. Poco les importó: sabían bien distinguir las penas temporales de las espirituales, y en cuanto a estas suponían había tiempo para remediar sus males.

De igual manera que Sánchez de Ulloa se burló del obispo de Lugo, la más alta nobleza gallega (la que cayó más bajo) se burló de sendos papas. No ignoraban que los arzobispos de Santiago, obispos y monasterios, también tenían sus culpas.

Marcador

Ampa

View more posts from this author
2 thoughts on “Los nobles que se comieron Galicia en el s.XV
  1. s-e-n-i-or

    Esta parte de la historia gallega recuerda mucho al actual abuso de políticos y banqueros.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>