... ...

Los barcos y la navegación vikinga

Marcos Uyá Esteban. Historiador

Mucho antes de desarrollar grandes embarcaciones capaces de atravesar los océanos,los escandinavos dependían del mar para su comida, y pescaban bacalaos, merluzas, sardinas, arenques, atunes y caballas.

Cada vez se aventuraban más lejos de la costa en sus piraguas y botes de piel y embarcaciones de madera de extrañas y nuevas formas. Con el tiempo, el dominio del mar fue suyo debido a la absoluta excelencia del diseño de sus barcos, además de su ingenio en inventar métodos de navegación inusuales.

Las embarcaciones vikingas, conocidas como drakkars y snekars (dragones y serpientes), provocaron el terror en el Atlántico Norte durante los siglos VII al XI de nuestra era

 

  • Los vikingos se convirteron en los mejores navegantes y exploradores de la Alta Edad Media
  •  Existían varios tipos de barcos vikingos  para funciones distintas.
  • Las grandes embarcaciones posibilitaron el desarrollo del comercio y el auge militar de los osados escandinavos.
  • Los vikingos fueron los pioneros de la navegación en mar abierto.

EL USO DE LA VELA

Ya el cronista Procopio de Cesarea, historiador bizantino del siglo VI, escribía sobre el uso de los barcos entre los pueblos escandinavos:

“en navegación no conocen estos bárbaros el uso de la vela, pues sólo utilizan los remos” (Guerra de los vándalos, 3).

No obstante, y debido quizás a la influencia y contactos con los frisios, ya en el siglo VII empezaron a usar la vela en sus embarcaciones, hecho que se constata en las estelas funerarias de la isla de Gotland (Suecia) en donde los primeros navíos con primitivas velas datan de finales del siglo VI y del siglo VII.

Con el perfeccionamiento de las naves, tipos más avanzados de vela y jarcias, utilizadas de día y noche para aprovechar los vientos, mientras que si éste faltaba, utilizaban los remos, los vikingos pudieron cada vez más realizar largos viajes a través del Atlántico Norte convirtiéndose en los mejores navegantes y exploradores de la Alta Edad Media.

Este proceso duró algunos siglos, ya que es de suponer que continuamente se realizasen ensayos y experimentos en las técnicas de construcción de navíos, mejorando cada vez más sus prestaciones.

Pero los vikingos, no sólo usaron sus barcos para hacerse a la mar; 

  • la gran maniobrabilidad de los mismos, gracias a la incorporación de la quilla, junto con su tamaño, largos pero estrechos, 15 metros de eslora por unos 5 metros de calado, y
  •  su poco peso, unos 400 kg, les permitían bordear las costas con gran precisión e incluso adentrarse tierras adentro siguiendo el curso de los ríos, transportando las naves a hombros si era necesario cuando había que pasar de una cuenca fluvial a otra.

Esto les permitía aprovechar, a parte de sus excelentes dotes para el comercio, para realizar incursiones, saqueos y ataques por sorpresa en toda la fachada atlántica de Europa, como el caso de Irlanda, Escocia, Normandía, Países Bajos, Germania, Francia e incluso la Península Ibérica, atacando las costas cántabras, y posteriormente, en otra incursión, llegando a los dominios de Al-Andalus penetrando hasta Lisboa a través del río Tajo y a Cádiz y Sevilla por la cuenca del Guadalquivir.

La falta de recursos, las duras condiciones de vida y la expansión demográfica fueron los principales detonantes. En muchos casos, tras el saqueo, establecían nuevas colonias o simplemente se marchaban por donde habían venido.

 

Barcos vikingos, tipología

Existían varios tipos de barcos vikingos: de diferentes tamaños y características que servían para una determinada función. 

Ritos funerarios

Una de los más importantes, eran los destinados para ceremoniales y ritos funerarios, esto es, del sepelio de algún jefe vikingo que si era lo suficientemente importante, era enterrado con su propio barco.
Uno de los testimonios más conocidos de este tipo de ritual, lo sabemos a través de Ibn Fadlan, con ocasión del sepelio de un jefe vikingo en el sur de Rusia en donde la suntuosidad, el ajuar del difunto y los sacrificios llevados a cabo a animales (caballos, vacas y gallinas) y a una esclava, ofrecida ella misma, que tras tener relaciones sexuales como parte del rito, para acompañar a su señor en su viaje al más allá, fueron las características más sobresalientes del relato del viajero árabe.

Arqueológicamente, se atestiguan restos de túmulos funerarios con naves en Oseberg y Gokstad (Noruega) y Ladby(Dinamarca).

De los restantes tipos, destacaban

  • los de transporte de mercancías y provisiones, robustas, pesadas y lentas, en donde se llevaban grandes calderos para poder cocinar en la costa siempre que fuera posible además de llevar alimentos en salazón, cerveza y lo que iban pescando del mar.
  • las de exploración y
    vigilancia de las costas además de servir para la guerra, pesadas y menos largas que reciben el nombre de snekkers, y
  • la llamada “Langskip” barco largo con 50 remos, adecuado para las largas distancias. Todos estos barcos eran cuidadosamente decorados con dibujos y formas, principalmente vegetales y animales.

Los dioses vikingos la protección frente al mar

Como en todos los pueblos de la antigüedad y del medievo, el fervor y temor religioso era más que patente y especialmente cuando se echaban a la mar.
En el caso vikingo, los dioses que gobernaban el mar, Ager y su esposa Ran, eran motivo más que suficiente para la cautela, ya que para el marinero vikingo simbolizaban tanto el bien como el mal.

Además, los que se hacían al mar también tenían que aplacar al dios del trueno, Thor, pues éste controlaba el clima, y el que un marinero terminara en poder de Aegir o Ran a menudo dependía de que Thor hubiera sido complacido con sacrificios antes del viaje o con juramentos adecuados desde el puesto del timonel.También fueron unos pioneros en cuando a la orientación del mar.

CONCLUSIÓN:

Los vikingos, sabían maniobrar con facilidad sus barcos a través de los cambiantes vientos y corrientes de aire sacando su máximo aprovechamiento,buscaban una explicación a las corrientes oceánicas y a los cambios de temperatura del mar, el aspecto de las nubes e incluso de la migración de las aves y las ballenas.

Todo ello les dio una supremacía naval incontestable durante varios siglos, fueron los pioneros de la navegación en mar abierto.

Incluso a través de las “sagas” nórdicas, si bien no con la suficiente claridad, tenemos indicios de que usaban relojes de Sol y que con la práctica aprendieron las diferencias entre la salida y la puesta del Sol según la latitud y longitud. 

Cuando estaba nublado o había una densa niebla, entonces usaban la llamada “piedra de Sol nórdica” que era un cristal mineral de calcita llamado cordierita que se sostiene en ángulo recto hacia el plano de luz polarizada del sol, al instante cambia de amarillo a azul oscuro y localizaba la posición exacta del astro rey.


Todo esto les llevo, sin quererlo ni saberlo, a realizar uno de los descubrimientos más fascinantes del ser humano, llegar a través del Oeste a
las costas de Norteamérica.

 Artículos relacionados:

El mapa de Vinland  verdadero o falso 

Bibliografía para saber más:

  • Atkinson, Ian. Los barcos vikingos. Madrid: Akal, 1990.
  • Cohat, Yves. Los vikingos, reyes de los mares. Madrid: Aguilar, 1990
  • Durand, Frédéric. Les vikings et la mer. Paris: Errance, 1996.
  • Morales Romero, Eduardo. Historia de los vikingos en España: ataques e incursiones contra los reinos cristianos y musulmanes de la Península Ibérica en los siglos IX-XI. Madrid: Miraguano, 2004.

Imágenes:

Google images

Wikimedia commons

Marcador

Ampa

View more posts from this author
5 thoughts on “Los barcos y la navegación vikinga
  1. antonio ortiz

    muy interesante el articulo, creo que me servirá para fabricar uno a escala.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>