... ...

La Sábana Santa de Turín cuestión de fé

La Sábana Santa de Turín es el trozo de tela al que se le atribuye haber envuelto el cuerpo sin vida de Jesús tras su crucifixión.

Hace unos años, a petición del Vaticano, fue tomada una impresionante fotografía de más de 12.800 millones de píxeles de este tejido para poder contar con la imagen más detallada posible de la antiquísima y controvertida tela, una de las reliquias más veneradas por toda la cristiandad.

En ella se aprecian los detalles de la figura de un hombre que aparece indeleblemente marcada.

La tecnología utilizada ha permitido un nivel de análisis del lienzo sin precedentes. Una aproximación más exacta a uno de los objetos religiosos más estudiados del mundo.

Da Vinci y la Sábana Santa

En cualquier caso, si nos guiamos por el método científico, las pruebas del carbono 14 practicadas a la Síndone dejan pocas dudas. El resultado de las mismas afirma que los restos de sangre que aparecen en el sudario se corresponden con los de un hombre que murió mil años despues de Cristo.

Es por ello, que cada vez cobre más fuerza la teoría de que la Sábana Santa pueda ser  una falsificación medieval realizada por un experto artista.

En esta línea hay quienes van más lejos y apuntan la autoría de la reliquia más preciada del cristianismo al mismísimo Leonardo Da Vinci como la única persona capaz de crear una falsificación tan perfecta, “gracias a sus rigurosos conocimientos de anatomía y a su virtuosa técnica.

Este reportaje ofrecido por el canal Odisea detalla esta teoría..

Fotografía en Alta Deficinición (HD) de la Sábana Santa

“El Sudario ha sido fotografiado en Alta definición (HD) por primera vez. Hemos realizado la composición a partir de 1.600 imágenes parciales, cada una del tamaño de una tarjeta de crédito, para crear una fotografía que es casi 1.300 veces mejor que la que podría tomar una cámara digital de 10 Millones de píxeles”, dice Mauro Gavinelli, Supervisor técnico en la empresa HAL9000, una compañía especializada en fotografía de arte.

Según Gavinelli, responsable también de la fotografía en HD tomada de “La última Cena”, esta tecnología permitirá a los estudiosos del Sudario un nivel de análisis excepcional.

“Es como mirar el Sudario a través de un microscopio. Puedes ver los hilajes, las fibras de cada hilo, los daños sufridos por el Sudario a través de los siglos”, dijo Gavinelli en declaraciones a Discovery Channel.

Como el proceso de toma de los cientos de imágenes resultó complejo, con la participación de personas y equipamiento de alto perfil tecnológico, la BBC se encargó de registrarlo en video; este material se difundirá en un documental que la cadena emitirá en Sábado Santo de esta Semana Santa.

“Ha sido fascinante. Ver el Sudario ha sido una oportunidad única. La imagen es altamente visible y no es cierto que esté desapareciendo” sostuvo David Rolfe, director del documental de la BBC.

El Sudario a ojos de la Ciencia

La máxima discusión gira en torno a su datación por el método del carbono 14 llevada a cabo en 1988, que apuntaba a un origen medieval del paño. Para algunos, esta datación ha zanjado para siempre el asunto demostrando que el sudario es una falsificación del siglo XIV (aún pendiente de determinar cómo se realizó). Por otra parte, los detractores del C-14 argumentan que la datación por este sistema es errónea, ya que la tela está muy contaminada y no sabemos hasta qué punto la formación de la imagen, o los tres incendios por los que pasó el lino, pudieron afectar a su composición química.

El diálogo es muy difícil, puesto que tanto escépticos como defensores tienden a adoptar posiciones muy cerradas sobre la causa de la formación de la imagen. Por ello, es posible que nunca se encuentre una explicación al hecho que sea del agrado de todos.

El Sudario y la Iglesia Católica

La Iglesia Católica, propietaria del sudario, no ha afirmado públicamente que se trate de la sábana mortuoria de Cristo, ni de que no se trate de un fraude. Esta cuestión se ha dejado a la decisión de cada uno. En 1998, el papa Juan Pablo II declaró que, “Puesto que no es una cuestión de fe, la Iglesia no debe interceder en estas lides. A los científicos corresponde la tarea de continuar investigando, para alcanzar respuestas adecuadas a las preguntas unidas a este sudario.” Él mismo mostró estar profundamente motivado por la imagen del sudario, organizando exhibiciones públicas en 1998 y 2000.

Como la imagen en sí es motivo de oración y meditación para muchos creyentes, es improbable que ni siquiera una prueba rotunda de que la imagen no procede del siglo I pudiera acabar con su devoción. La sábana se convertiría entonces en un símbolo de la crucifixión. El papa Juan Pablo II la llamó “el símbolo del sufrimiento de los inocentes de todos los tiempos”.

 Conclusión

Muchos estudiosos escépticos han tratado de explicar el posible del fraude de la reliquia.

Al igual que en la mayoría de temas de esta índole, estamos ante una cuestión de Fe.

Se mire como se mire, siempre habrá argumentos que validen o invaliden cualquiera de las dos posiciones. La postura del Vaticano, reacia al reconocimiento de la Síndone, tampoco debe llevarnos a engaño. En pocas ocasiones el Vaticano se ha posicionado a favor de la autenticidad de reliquias, hechos milagrosos o manifestaciones de lo divino.

Con lo cual, todo se reduce a la cuestión de siempre… ¿tú que crees?

Fuente; Noticia traducida de la web del Discovery Channel

Más teorías: Ninguna tecnología puede explicar el misterio de la Sábana Santa

Marcador

Ampa

View more posts from this author
3 thoughts on “La Sábana Santa de Turín cuestión de fé
  1. guerenu polan

    Te felicito, Ampa, por haber incluido los cinco capítulos del video sobre la “sábana santa”, así como por tu artículo. Están hechos con seriedad y rigor, lejos de la fantasía a que nos tienen acostumbrados otros. Está claro que la sábana es del siglo XIV, que Leonardo vivió entre los siglos XV y XVI, que quizá fue el ser humano más inteligente en muchos años y que nos ha dejado claras pruebas de ello, pero los argumentos de que Leonardo fuese el autor de la impresión por medio de una cámara oscura no son concluyentes, aunque sí verosímiles. El narrador parece darlo por hecho en un momento pero al final vuelve a decir que el enigma permanece. Ahora otra cuestión: ¿en que momento se empezó a decir que la imagen era la de Cristo? Los que propagaron esta idea son los verdaderos falsificadores, no Leonardo o quien haya impreso la imagen, pues no consta que dicho autor lo haya hecho con la intención de engañar. La obtención de la imagen de la forma que fuese (imaginemos una cámara oscura de la época) pudo ser aprovechada por alguna autoridad para dar pábulo a la falsedad. Es un interesante asunto sobre la historia de las mentalidades.

     
  2. Censor

    No podemos reprochar a los escépticos que se pongan en guardia cuando les hablan de una reliquia sagrada, porque incluso antes del siglo IV cuando el emperador romano Constantino I, hace del Cristianismo la religión oficial, y sobre todo a partir de entonces, empezaron a aparecer un sinfín de objetos relacionados con el Jesús crucificado, espinas de la corona del suplicio, trozos de los clavos de la crucifixión y pedazos del madero donde fue crucificado hasta el punto que posteriormente el propio Martin Lutero diría con ironía que con toda esa madera que se podía encontrar en todos los lugares de la cristiandad se podría construir una nao. Pero el hecho más relevante es que los primeros creyentes profesaban fundamentalmente, sobre todo en sus inicios, esa base de la religión que les era propia, es decir la religión judía pero con un nuevo mesías, y para un judío cualquier objeto que hubiera estado en contacto con un muerto o con la sangre, hacía impuro ese objeto y no habrían conservado ni espinas, ni clavos, ni astillas del madero, ni mortajas pese a su relación con Jesús pues su tabú religioso sería mayor que una devoción “material” que como digo no existía, esa mentalidad era la de los romanos y la de los paganos convertidos a la nueva religión con su continuidad en la Edad Media.

     
  3. Pingback: La autopsia de Jesús | ArqueHistoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>