... ...

La Orden de Malta

Viaje por el pasado medieval de las islas maltesas

Fernando Pérez

La Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, más conocida como la Orden de Malta, fundada en el Siglo XI, fue la primera orden militar. Los caballeros debía demostradas su linaje noble (regla ancestral vigente hasta 1990) y se distribuían en capítulos nacionales denominados langues, cuyo jefe supremo era el Gran Maestre. Tras la caída de Jerusalén a finales del siglo XIII, los caballeros construyeron una fortaleza en la isla de Rodas. A pesar de que en 1480 el Gran Maestre Pierre d’Aubusson salió victorioso del asedio otomano a Rodas, los turcos expulsaron a los caballeros en 1522.

En 1530, el Emperador del Sacro Imperio Romano Carlos V, a cambio del tributo anual de un halcón Maltés vivo, ofreció a estos caballeros las islas maltesas donde se instalaron durante más de dos siglos. Lucharon contra los turcos durante el Gran Asedio de 1565, construyeron la cuidad amurallada La Valletta (bautizada así en honor al Gran Maestre Jean Parissot de la Vallette) y erigieron bastiones en las islas.

Pero durante los siglos XII y XIII, a medida que remitía la amenaza otomana, la Orden cayó en declive…Cuando la orden desembarcó en la costa maltesa en 1798, los caballeros se sometieron a los franceses sin oponer resistencia. Fueron desterrados de Malta, pero la orden se negó a disolverse. Pese a que continúan apátridas, los caballeros mantienen en todo el mundo su labor caritativa y religiosa.

Un claro ejemplo de la influencia del dominio de la Orden en Malta, es el Grand Master’s Palace en La Valletta. Construido entre 1573 y 1578 por Gerolamo Cassar , es un elegante palacio  que hoy en día es la sede de la presidencia y del Parlamento maltés pero que durante más de 200 años fue la residencia del gran maestre, jefe supremo de los caballeros de la Orden de San Juan.

Otro edificio construido por el mismo arquitecto del Grand Master’s Palace es la Co-Catedral de Malta que comparte honor e importancia con la Catedral de San Pablo en la ciudad de Mdina. Tras la austeridad de sus muros externos se esconde una auténtica obra maestra del arte barroco, con frescos de Matia Preti,  pinturas de Caravaggio y frescos de Rubens.

El símbolo de la Orden de Malta es la cruz de ocho puntas tan característica y presente por todo el país.  Al parecer las ocho puntas simbolizan las ocho bienaventuranzas y las ocho langues de la Orden. Los cuatro brazos de la cruz representarían las cuatro virtudes cardinales: fortaleza, justicia, templanza y perseverancia. Pese a que tradicionalmente la cruz se asocia a la fundación de la Orden en el siglo XI, este icono no se extendió hasta mediados del XVI.

Marcador

Ampa

View more posts from this author
2 thoughts on “La Orden de Malta
  1. Pingback: Malta el secreto mejor guardado del Mediterráneo | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  2. J. Luis López de Guereñu Polán

    Solo quiero añadir que, como todas las órdenes militares (y no solo ellas) la de Malta participó del espíritu feudal por lo menos hasta el siglo XVIII. A sus hazañas militares, a su religiosidad particular, habrá que añadir que la caridad se combinó con la rapiña y el crimen, por lo que la templanza no siempre fue tenida en cuenta. En cuanto a la justicia lo mismo. Una justicia que discriminaba a unos respecto de otros, lo que obedece a la lógica del momento, pero que tiene muy poco de cristiano, una contradicción que es necesario tener en cuenta en la que vivieron los poderosos durante muchos siglos. Las riquezas de la orden de Malta no salieron de la nada, sino de las dádivas de los reyes y del pillaje.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>