... ...

La llamaron Mumantía

EPISODIOS NUMANTINOS. PARTE II

Texto de Enric Cabrejas/ Nuevos estudios Ibéricos

La llamaron Numantía

Numancia_Celtiberos

¿Por qué llamaron Numantía a la ciudad celtíbera?

Estimados lectores, en el anterior capítulo les di las razones por las cuales con toda probabilidad llevaron a Numancia a colapsar en una auténtica Hecatombe. En el capítulo de hoy les daré otra extraordinaria primicia que nos llenará de alegría, muy especialmente, a los sorianos porque les anuncio que he recuperado la toponimia de Numancia y por supuesto que el nombre también tiene una etimología, aunque nunca nos la dijeron. Pero ¿piensan que los celtiberos darían nombre a una ciudad sin un significado?

Eso es imposible. Nosotros desconocíamos todo el extraordinario patrimonio lingüístico que teníamos gracias a los iberos y celtiberos. Extraviamos los significados de nuestra antigua lengua ibérica y desde entonces se ha venido especulando con hipótesis y conjeturas de un supuesto idioma celta.

Es la actual bibliografía oficial hasta hoy. Miren, posiblemente existieran tribus celtas en la península, no digo yo que no. Sinceramente no las he encontrado porque a quienes se les atribuyó una ascendencia celta en mi opinión no la tuvieron. Y con el máximo respeto a quienes lo pudieran pensar, no obstante les daré su significado original para que sean ustedes mismos quienes saquen sus propias conclusiones.caballo-numancia

¿Cual es su significado?

Verán, en abril de 2012 conseguí descifrar la escritura ibérica y descubrí que su sintaxis fueron los acrónimos o dicho de otro modo más entendible, los sintagmas. Rápidamente me di cuenta de que Numancia tuvo un nombre original que fue Numantía. Eso ya era conocido. Sin embargo se trataba de un nombre que era un acrónimo. Y conviene decir que son el modo común de uso de la escritura ibérica, justo en este caso nuestro vocablo se complementa de tres elementos léxicos: Νυμ·αν·τια

El significado de un acrónimo es la suma de los significados de las palabras que lo generan:

1

NUM

Nombrada (nombre)

2

AN

de todos modos (muchos)

3

TIA

Divina (diosa)

NUMANTIA que significa: Diosa, -la de los- muchos nombres”. 

Así pues, nombrando a θεία “Tía” se referían a su diosa Titán, porque les he decir que los celtíberos, aunque mi afirmación contradiga la versión oficial eran devotos de los Titanes.

“Tía” fue una diosa de la Hélade. Nuestros íberos septentrionales (celtíberos) me consta que no fueron celtas y que tampoco fueron paganos en sentido estricto como se pensó hasta hoy.

Naturalmente no eran lo que se entiende por monoteistas, sin embargo a eso se le llamó henoteísmo que literalmente significaba “un dios”, y es la creencia religiosa según la cual se reconoce la existencia de varios dioses, pero sólo uno de ellos es lo suficientemente digno de adoración por parte de los fieles.

Un conocimiento nuevo y significativo que nos ayudará a entender mejor a la sociedad ibera tan ignorada pero que en ningún caso se trató de tribus bárbaras sino bien al contrario pueblos perfectamente socializados de una cultura primigenia Hélade o helena.

numancia-6

NUM– viene del griego antiguo: νυμον “nombre” o una clase de nombre νομα “onoma”, dicho νυμα “nombre”.

-AN– No es una palabra fácil de entender por los españoles de hoy, dado que es un participio yuxtapuesto. Viene a significar “en todo caso” y por lo general es intraducible pero denota “el deseo” y transmite importancia a su significado. Esta partícula léxica se encuentra cerca de 300 veces en el Nuevo Testamento, lo digo por si desean comprobarlo ustedes mismos. Se usa para la introducción de situaciones que tienen un significado condicional. Por ejemplo Mateo 5:22: “ὃς δ ‘ (ἂν) εἴπῃ τῷ” (el que, además – de todos modos – se dice que”)

-TIA es el nombre de la Titán θεία “Tía” y que significa divinidad o diosa.

Imagínense que alegría, la de poder devolver a nuestros antepasados su identidad extraviada durante tantos años.

¿Cómo nadie pudo explicarlo? Alguien podría pensar que soy un chico con suerte pero, créanme, que no se trata de fortuna sino de método, también certeza de que lo que estoy exponiendo es lo correcto.

Y alguien pudiera pensar que todo esto está muy bien pero… ¿Cómo podría probarlo? Pues les diré que en verdad no soy yo quien lo dice sino quien lo corrobora.

Miren, déjenme decir quien lo enunció, claro que esto fue a. C., empero de un modo diáfano, cristalino, y no le prestamos atención fue nada menos que el célebre poeta lírico ΠίνδαροςPindaro” (Beocia 518 a. C.) y lo hizo a través de sus famosas Odas Ístmicas, y concretamente en la “Quinta”.

Escuchen por favor y no dejen de sorprenderse:

Desde el principio: “Ilustre madre del Sol; oh Tia, la adorada bajo muchos nombres, …”

tia-titanide-

Ese elogio a Tía resulta que es el nombre  exacto que se le dió a nuestra mítica ciudad de Numantía. Y es que TIA o Tea es una diosa helena tracia. La Titán madre de Elio. La madre del Sol. Ἡσίοδος “Hesíodo” en su Θεογονία “Teogonía” le otorga un origen primordial y dice que es la hija de Gea (la Tierra) y Urano (el Cielo).

Como les dije a nuestros fieles lectores pude transcribir el texto de una lámina celtíbera llamada “El Bronce de Luzaga”, en ella pude leer por primera vez lo que los iberos septentrionales nos dejaron por escrito y por descontado no se trató ni de “una receta de cocina” ni tampoco de “un pacto entre dos pueblos” como se supuso hasta hoy.

Ese conocimiento me permitió tener un nuevo asomo hacia ellos y hallar sus orígenes. Descubrir cual fue su lengua, cultura, creencias, costumbres y por supuesto el significado de sus arcanos pueblos y ciudades.

Así, espero que les haya parecido interesante esta publicación, y les emplazo nuevamente a que no se pierdan los próximos capítulos de la revista sobre esta mítica ciudad de Numancia, les garantizo merecen ser conocidos por todos.

Marcador

Ampa

View more posts from this author
8 thoughts on “La llamaron Mumantía
  1. J. Luis López de Guereñu

    Todo esto es muy interesante pero creo que no se puede decir que se haya descubierto la escritura ibérica, ya que de ello ya se ocupó Gómez Moreno (también García y Bellido) y no llegaron a conclusiones definitivas. Aparte de esto parece demostrado por la toponimia y la antroponimia, además de por la cultura material, que la meseta oriental, el valle del Ebro, Navarra y el bajo valle del Guadalquivir, entre otras regiones fueron celtizadas, lo que no quiere decir que los habitantes posteriores fuesen descendientes de los celtas, sino que serían descendientes de un mestizaje o de una cierta aculturación céltica. En fin, el tema está iconcluso y el artículo tiene mucho interés.

     
  2. enric cabrejas

    Estimado Sr. J.Luis López de Guereñu. Le agradezco sinceramente su participación y que sin duda es una aportación y un punto de vista interesante. No obstante probablemente usted no esté al corriente y no es algo que se le pueda criticar en absoluto, por supuesto, que efectivamente he descifrado la escritura ibérica. Verá, quienes se ocuparon antes no llegaron a conclusiones definitivas como usted bien dice, sin embargo el Sábado 21 de Abril de 2012 como dije descifré la escritura ibérica. Es un acontecimiento sin precedentes, de interés general y máxima relevancia pero no está en mi mano anunciarlo fuera de mis posibilidades. Mire, sorprendentemente descubrí que el texto de una lámina llamada “El Bronce de Luzaga” y escrita en íbero septentrional se podía leer y comprender perfectamente. Quedé en estado de Shock durante días al darme cuenta de que los íberos y los celtíberos no fueron celtas como sostiene la Historia oficial sino helenos frigios (y no sólo). Pude comprobar que el texto estaba compuesto por 124 signos que formaban 24 vocablos, y estos se componían a su vez de acrónimos, es decir dicho de otro modo sintagmas con 45 palabras significadas, más 16 signos de puntuación escritos en cinco párrafos. Además se podía contrastar científicamente a través de la lengua helena frigia, ya que el celtíbero y raíces de la lengua griega tienen su origen en este mismo idioma. A todas luces no parece en absoluto celta. Naturalmente conozco lo que se ha dicho y créame que si estuviera demostrada esa toponimia y antroponimia celta, de hecho dejará de estarlo muy pronto, tan pronto como vaya presentando sus correspondientes etimologías y que acreditan todo lo contrario. De hecho, ya he comenzado. Si es tan amable le dejo un enlace para su sincera reflexión y que sin duda le resultará de gran interés y que corrobora lo que expongo: https://www.academia.edu/4307166/IBERIA_Geographica_III_

    En cualquier caso sepa que tengo en cuenta todas las opiniones, naturalmente también la suya. Considero que nadie tenemos la verdad absoluta de todo y repito que agradezco su amable comentario y que lo considere de interés.

     
  3. Xebe Diez

    Menuda barbaridad. Además ni intentas razonar tus erróneas aseveraciones.¿Sabes qué idioma hablaban los iberos? ?Has oído hablar del “euskera”? Ese era el idioma, reconocido como el más antiguo de Europa y según Jorge María Ribero Meneses, del Mundo, cosa que no comparto. Pero incluso el pueblo de Abraham se llamaba HARAN = VALLE. Y mi descubrimiento: EBRO = IBRO = IBAR BERO (río caliente por ser el primero al N tras la última glaciación) IBERIA = IBAIAREN HERRIA (pueblo, tierra… del río) IBERICO = IBERI-KO = de Iberia (ESPARTAKO = de Esparta, Gipuzkoako = de Gipuzkoa…)
    NUMANCIA, MUMANTIA = LA GRAN MADRE, tal vez “La madre de la madre, abuela) AMA = MADRE, AMAMA o AMUMA = ABUELA, ANDIA, ANTIA = LA GRAN… Si no buscas a través del euskera no encontrarás nada y solo te confundirás. Cuando quieras comentamos. Pero lo que te digo no tiene discusión.

     
  4. enric cabrejas

    Apreciado Xebe Diez,
    Muchas gracias por su participación, no obstante permita que apunte y le haga notar que si usted afirma y según sus propias palabras que “lo que te digo no tiene discusión” ¿Qué es lo que pretende que comentemos?
    Atentamente;
    enric

     
  5. enric cabrejas

    Estimado J.Luis López de Guereño Polán;

    Créame agradezco muchísimo su recomendación y sinceramente, por supuesto estoy en disposición de seguirla por sensata y de buena fe y que en ese sentido voy a atenderla tan pronto me sea posible. Siguiendo su sugerencia, voy a poner en conocimiento mis hallazgos en conocimiento de la Real Academia de la Historia y de la cual no pongo en duda a priori tengan la altura moral e histórica requerida para aceptar estudiar y contrastar mis exposiciones. No obstante he de confesarle a la vez también y por la reciente experiencia que cuando traté de comunicarlo a otras instancias académicas (prefiero no señalarlas aquí) su respuesta o bien fue ninguna o en el mejor de los casos la de que no iban a perder su tiempo con “sandeces” dado que algo de ese cariz tan universal aun de ser cierto lo entenderían inconcebible. Eso sí, me desearon mucha suerte en mis investigaciones.

    Verá, no estoy interesado en opinar o fiscalizar el trabajo de otros o los demás historiadores, al final la Historia dictará su veredicto y nos juzgará a todos. Tengo la convicción de que ella nos pondrá a todos y a cada uno en su merecido lugar. Por mi parte mi propósito es continuar con mi productiva investigación donde hubo silencio y explicando todo lo que siquiera se conoció antes, con la esperanza puesta en que algún día, y mejor pronto que tarde se den cuenta por las evidencias que presento (se dice de las evidencias que no se pueden negar) y por la cantidad ingente de pruebas que aporto, muestro y demuestro que mis conclusiones son las correctas y no en cambio las que hasta hoy se han dado por ciertas empero sin comprobación. La Historia oficial de la península ibérica lamentablemente en mi humilde opinión es un monumental Axioma (se dio por cierta sin comprobación) y mi compromiso es con “la verdad”, al menos más verdad que la que nunca fue. Mi objeto es devolver a los íberos y a los celtíberos ese reconocimiento y lugar tan destacado que tuvieron en nuestra historia y que hasta hoy siempre se les negó.

    Muchas gracias por su nuevo comentario. Le agradezco muy sinceramente de antemano su confianza, de verdad.

    Agradecido;
    enric

     
  6. Pingback: Retógenes ‘El Caraunio’ | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  7. Pingback: La llamaron Mumantía | ArqueHistoria | E...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>