La biografía de Isabel de Castilla por Pilar Queralt

RESEÑA Y ENTREVISTA A Mª PILAR QUERALT DEL HIERRO 

Ampa Galduf/Arquehistoria

Mas de 500 años después de la muerte de Isabel la Católica, su legado sigue alimentando novelas y ensayos. Pero, quizás, su biografía sembrada de tópicos resulte poco atractiva para los que buscan acercarse no sólo a la reina, sino también a la intimidad del personaje como mujer y madre.

Mª Pilar Queralt del Hierro nos presenta su más reciente biografia, dedicada a la reina con más poderes de la historia de España, donde intenta liberarla de leyendas y tópicos. En  ’Isabel de Castilla. Reina, mujer y madre’  MªPilar Queralt  nos muestra a un personaje “poliédrico” -como ella dice-, del que ha intentado pulir las primeras capas para desmaquillar algunos mitos de su figura.

Isabel de Castilla, fue una mujer clave en el gran cambio político que transformaría para siempre la España medieval en un estado moderno. Las circunstancias y su fuerte personalidad la convierten  en una mujer de estado y de armas tomar, que también fue madre, pero que jamás pensó que sería abuela de emperadores…

En esta entrevista la escritora nos habla de algunas de estas cuestiones:

“Isabel fue una mujer enérgica y ambiciosa, lo cual no es demérito alguno” ….”Cuando tenía clara una decisión no había nada ni nadie que le impidiera llevarla a cabo”…y fue muy celosa. Esa es una faceta casi desconocida de la reina”

(Mª Pilar Queralt)

Para algunos historiadores, Isabel de Trastámara es el tótem absoluto de las virtudes patrias; para otros, una mera usurpadora que se sentó en un trono que no le pertenecía. Santa para unos; fanática para la gran mayoría. Hay quien la califica, para bien o para mal, de artífice de la «castellanización» de España, pero también de marioneta en manos de su esposo Fernando de Aragón.

SOBRE LA AUTORA

Mª Pilar Queralt del Hierro es historiadora y una de nuestras escritoras de narrativa y ensayo más reconocidas que ha dedicado su último libro Isabel de Castilla. Reina, mujer y madre’, a la figura de la reina católica.

María Pilar Queralt del Hierro ha escrito novelas y ensayos de Historia, reportajes de viajes y colabora en varios medios. Sus publicaciones, en general, se centran en el estudio de la figura femenina a través de la historia.

Su extensa obra- una larga lista de biografias, ensayos, artículos y novelas históricas -a lo largo de casi treinta años, se ha centrado, en buena parte, en el estudio de la mujer a través de la historia.

Madres e hijas en la Historia, novias reales, las mujeres de Felipe II, Inés de Castro, Tórtola Valencia, o Agustina de Aragón, han sido entre otras, las grandes protagonistas femeninas de sus libros y artículos, las cuales gracias a esta gran divulgadora histórica, han vuelto a ocupar un primer plano de actualidad.

RESEÑA

Lejos de otros mitos femeninos que destacaron bien por su atractivo físico, bien como heroínas como Cleopatra, Juana de Arco, o la propia Agustina de Aragón, -biografiada en 2009 por Pilar Queralt-, Isabel de Trastámara, fue una mujer de Estado, una líder al nivel de otros políticos masculinos en la Europa de su tiempo.

Leyenda e historia se unen en el personaje histórico de Isabel de Castilla de quien existe una extensa bibliografia. Con el cometido de mostrarnos un puzzle con los buenos y malos monentos de la vida mas íntima de Isabel la católica, la autora se desprende de muchos tópicos e ideas preconcebidas para darnos un nuevo enfoque, riguroso pero ameno, de Isabel de Trastámara a través de esta biografia bien escrita y documentada y de fácil lectura.

En ‘Isabel de Castilla, reina, mujer y madre’ encontramos a una mujer poderosa, fuerte, celosa, piadosa, amante de sus hijos, respetable y decidida. Una biografia con las luces y sombras de una reina pudorosa hasta la muerte, que luchó por su ambición de convertirse en reina de Castilla.

 Su turbio ascenso al poder, su boda clandestina, las sospechas de envenenamiento, los celos e  infidelidades, la expulsión de judios y mususlmanes y su apoyo al Santo Oficio, son algunas de las sombras de un personaje tan admirado como controvertido como fue Isabel de Castilla.
En esencia, la Católica queda retratada en esta apasionante biografia como una mujer autoritaria y firme en sus convicciones, piadosa rozando el fanatismo, celosa, madre afectuosa y dedicada a sus hijos, pero ante todo ambiciosa y reina.
Pero además, Isabel de Castilla, reina, mujer y madre’  nos ofrece otros atractivos:

Una serie de documentos como el árbol genealógico de Isabel, algunas poesías dedicadas a su figura, y referencias a ella en distintos campos del arte amén de otras cartas en el apéndice como la de Cristóbal Colón a los Reyes Católicos tras la posesión de las nuevas tierras en América, el testamento de la reina y el codicilo. Todos ellos aportan valiosísima información para enriquecer aún más la amena biografia que MªPilar Queralt del Hierro nos ofrece de la reina mujer y madre.

ENTREVISTA A MªPILAR QUERALT DEL HIERRO

ESCRITORA E HISTORIADORA

Novela, ensayo ¿en qué género te sientes más cómoda?

En ambos. Depende mucho del tema y de lo que éste requiera. Además en este caso Isabel de Castilla también era una “secundaria de lujo” en mi novela Las damas del rey. Por tanto requería una biografía pura y dura.

Crees que has conseguido desnudar al personaje de tópicos como te proponías?

Sinceramente, solo en la medida de lo posible. De lo que estoy segura es de que he sacado a la luz su faceta más íntima que es lo que me proponía.

Que tres mentiras más sonadas se han dicho de Isabel

Sin duda, lo más llamativo es el tema de que no se cambió de camisa hasta conquistar Granada o que empeñó sus joyas para financiar la empresa americana, pero lo más grave es esa versión de la reina heroica y piadosa sin ambición personal alguna. Isabel fue una mujer enérgica y ambiciosa, lo cual no es demérito alguno.

Es cierto que la infanta leyó novelas de caballería como su padre?

Si, podemos decir que eran los best-sellers de la época e imagino que la servirían para evadirse de sus preocupaciones de gobierno y personales.

Porque era tan beata rozando el fanatismo?

No se puede juzgar su religiosidad desde el presente. Hay que situarse en la época y pensar que era un estado casi teocrático en el que la religión copaba todos los ámbitos de la vida y del gobierno.

Pero su matrimonio fue clandestino, digamos, que desobedece al Vaticano

Ahí se demuestra su carácter. Cuando tenía clara una decisión no había nada ni nadie que le impidiera llevarla a cabo…

¿Fueron las circunstancias las que llevaron a Isabel, la menor de tres hermanos, al trono, o fue una estrategia bien planificada? ¿por quien o quienes? ¿Porque Isabel interesaba tanto a los nobles castellanos?

Hubo un poco de todo. Las circunstancias ayudaron a nobles como el marqués de Villena o clérigos como el arzobispo Carrillo que, ciegos de ambición, pensaron que iba a ser fácil manejar a una mujer ¡qué equivocados estaban!…

Siempre se habla de su turbia ascensión a la corona, qué opinas de las sospechas de envenenamientos sobre las muertes de sus hermanos

Sinceramente creo que el veneno intervino en ambos casos pero también que en ningún modo pueden imputarse esas muertes a Isabel. Es muy probable que quienes la rodeaban tuvieran mucho que ver, pero si actuaron fue a sus espaldas.

El rey, Enrique IV, su hermano, ¿fue impotente o fue un bulo para apartarle del poder?

Recientes investigaciones médicas avalan su impotencia. También se habla de homosexualidad encubierta, en cualquier caso parece cierto que la concepción de Juana la Beltraneja no obedeció a métodos naturales.

Qué era el cannam auream

Parece ser que era una cánula de oro mediante la que se inseminó a Juana de Portugal según   testimonios coetáneos. Parece ser que la ideó un médico judío muy próximo a Enrique IV. En cualquier caso sería el método más primitivo de inseminación artificial.

¿ Isabel odiaba a su máxima rival, su sobrina Juana?

No lo creo. Simplemente era su rival política.

Su lado más medieval . Y el más moderno

Evidentemente su faceta más medieval era su extrema religiosidad. Su vertiente más renacentista su condición de mecenas y su interés por mejorar su formación cultural.

Ojos y tez clara, rubia, agraciada en una palabra, no destacó por su feminidad, ni por ser una dama culta al uso

Fue muy femenina en su vida privada, al menos en el concepto tradicional de la palabra. En cuanto a su formación cultural obedeció en un principio a la educación que se impartía a las mujeres en su época. Sin embargo, se esforzó lo indecible por ampliarla.

¿Era tan celosa la reina como su hija Juana “la loca”?

En el caso de Juana, los celos se agravaron por su debilidad psíquica. Pero si, Isabel fue muy celosa. Esa es una faceta casi desconocida de la reina.

¿Y que destacarías de ella como madre?

Su entrega y sobre todo su preocupación por instruir a sus hijos independientemente de su  sexo. De las infantas se decía que eran las más cultas de Europa.

Fue ella la que más creyó en Colón o fue Fernando? Por cierto es de agradecer la carta de Colón a los Reyes que aportas en el apéndice nos parece muy interesante

Creo que fueron ambos pero sin el impulso de la Corona de Aragón, la empresa nunca se habría llevado a cabo. En cuanto a la publicación de la carta, creo que es muy importante que el lector medio entre en contacto con los documentos. Ellos son los que dan la versión más auténtica de la historia.

El 26 de Noviembre de 1504 Isabel alcanzó el sueño eterno cuando casi todas sus ilusiones se habían desvanecido. ¿Cual fue su peor pesadilla en vida? ¿y su mayor alegría?

Creo que su mayor tragedia fueron las muertes de sus hijos el príncipe Juan y la infanta Isabel; y de su nieto Miguel de la Paz, si bien la insania de Juana la atormentó en sus últimos años. Posiblemente su mayor alegría a nivel político fue la conquista de Granada.

¿Su apoyo al Santo Oficio hizo que no fuese beatificada?

No solo eso. La expulsión de los judíos, la desobediencia al Papa a la hora de contraer  matrimonio, las dudas sobre su legitimidad frente a Juana la Beltraneja…

¿Una nueva Isabel podría volver a levantar esta nación?

Por supuesto, ésta y cualquier nación. Siempre, claro está, que esta “nueva Isabel” se adaptara a los condicionamientos de nuestro tiempo. La historia está llena de grandes mujeres que capitanearon sus estados con éxito, pero lamentablemente muchas quedan en el olvido, tal vez porque hasta ahora la Historia con mayúscula la han escrito siempre los hombres.

Muchas gracias Mª Pilar por esta entrevista para nuestros lectores de Arquehistoria.

Gracias  a vosotros Arquehistoria en vuestro interés por mis libros. 

Artículos relacionados: 

 

 

 

 

 

 

 

Responder