... ...

La producción textil en el mundo íbero

Tejer e hilar en la sociedad íbera. Parte II

Texto de Ampa Galduf
Entre los íberos el hilado y el tejido, ya citado en un artículo anterior, fueron actividades vinculadas al ámbito femenino. Una industria propia de las comunidades urbanas de la que tenemos abundante iconografía ibérica en distintos soportes, desde la escultura hasta la cerámica, y que nos muestra las habilidades de las mujeres que tejían. 

No obstante, muchas de estas representaciones de las tejedoras hacen referencia a la mujer íbera de mayor estatus social, pero, -gracias al registro de los restos localizados en los poblados íberos-podemos decir que el tejido y el hilado formaron parte de las actividades domésticas cotidianas de las mujeres de todo rango.

  • El trabajo del hilado se hacía por estas mujeres en el ámbito del hogar
  • Se llevaba a cabo en un telar con pesas o fusayolas, del que habían varios tipos…

El Telar vertical

 En el mundo ibérico el más utilizado es el telar vertical con travesaño superior del que colgaban las pesas que tensaban por gravitación los hilos de la urdimbre. Los telares serían fundamentalmente de madera, lo que hace difícil su identificación en los restos conservados.

Escena de dos jovenes mujeres sentadas entre un telar vertical con dos travesaños en horizontal del que cuelgan los hilos. Representa la escena de cómo las mujeres íberas realizaban las tareas del hilado y el tejido. Tinaja del Tossal de Sant Miquel (Llíria)


 Otros tipos de telares: Junto al telar vertical, pudieron emplearse otros tipos de telares como el de placas, cuyo empleo podría constatarse a partir de una serie de piezas de madera, como las conservadas en la necrópolis del Cigarralejo (Mula, Murcia) , o el de rejilla, compuesto por unas placas de hueso alargadas y planas con perforaciones concéntricas.

Placa de hueso del Depto. 47 interpretada como telar de reji-lla (long. 11 cm)

 La funcionalidad de ambos telares ,era prácticamente idéntica, se utilizaron para la confección del borde de las telasbandas y cinturones y de los elementos ornamentales; también podían tener un uso complementario en el telar vertical de pesas.

 El instrumental para hilar y tejer

 La mayoría de estos espacios para tejer e hilar son departamentos rectangulares o cuadrangulares que generalmente se integraban en el interior de las viviendas en habitaciones multifuncionales, aunque otros son abiertos.

Los testimonios materiales que contamos para reconstruir los procesos de producción textil ibérica son los telares de rejilla, las fusayolas, las pesas de telar, las tijeras, las agujas de bronce y hierro y punzones de hueso. El número de pesas podía variar normalmente entre 12 y 36, con una pauta de 12 pesas por telar.

 Las fusayolas

Las fusayolas, o contrapesos del huso, son piezas de telar modeladas a mano en arcilla de no más de 3 cm de diá-metro  Se utilizaban durante el proceso del hilado, colocándose en uno de los extremos del huso para imprimir equilibrio y rapidez al movimiento rotatorio. Se han encontrado de formas y tamaños variados (esféricas, cilíndricas, discoidales, troncocónicas y bitroncocónicas) y muchas presentan decoración incisa a base de líneas, puntos oblicuos, retícula, o círculos impresos. 

Selección de fusayolas algunas de ellas decoradas con incisiones. El uso de pesas de telar o ponderales, de taras distintas, supone la aplicación de un peso durante el proceso de elaboración del tejido y presupone, también , hacer un cálculo de la fuerza de tensión que cada pesa habái de realizar sobre las haces de hebras en el telar vertical.

Otra posible aplicación sería como pesas de telar vertical para tensar los hilos de la urdimbretal como muestran representaciones en cerámicas griegas. Las más pequeñas se vinculan a la elaboración de hilos muy finos y, de hecho, trabajos experimentales han puesto de manifiesto que las diferencias en pesos y tamaños parecen relacionarse con el grosor del hilo y, por tanto, con el tipo de tejido a elaborar.

Reconstrucción de un telar de época ibera

 

Restos que se conservan

 Las pesas de telar constituyen casi los únicos restos materiales que suelen conservarse de los telares.

Otros instrumentos como husos, ruecas, peines –que servirían para agrupar y apretar los hilos de la trama después de haber sido pasados por la urdimbre durante el proceso de confección de los tejidos– o lanzaderas–el útil del telar que lleva el hilo de la trama–apenas se han conservado en el registro probablemente porque estarían fabricados con materiales perecederos.

Tijeras iberas de Albacete, labradas del año 400 a. de C., se conservan en el Museo Provincial de Albacete. Estas primitivas tijeras fueron encontradas en una tumba de una necrópolis ibérica, después denominada "El Tesorico", un pequeño poblado próximo al río Mundo.

Las tijeras solian ser  del mismo tipo: dos hojas metálicas, simétricas y alargadas, de filos cortantes acabados en punta, unidas por una varilla arqueada que actúa como un resorte.

Para el cosido de los tejidos se utilizaron agujas de bronce y hierro: las primeras, de sección circular,tienen cabeza aplanada y perforada, mientras que las segundas, de sección oval o cónica, tienen la punta aguzada por lo que se las conoce también como agujas esparteras.

Los punzones de hueso, algo más gruesos, tienen el extremo segmentado y decorado con incisiones. Pudieron haber sido empleados para la elaboración de las prendas de lana al margen de su empleo para la sujeción del cabello o de tejidos a modo de alfiler, aunque no debemos descartar tampoco su uso como instrumentos de escritura en soportes variados.



Algunas conclusiones

  • La manufactura de tejidos fue una tarea de carácter eminentemente familiar en todo el ámbito íbero.
  • La elaboración textil solía llevarse a cabo en el interior de las unidades domésticas, en espacios o habitaciones donde se realizaban diversas labores de mantenimiento, como la molienda o el procesado de alimentos. No parece extitir, por tanto, una estancia específica destinada a estas actividades.
  • A pesar de que “El huso o el ovillo , eran los atributos de la esposa urbana”.(Aranegui 1987) también las mujeres en el mundo íbero se encargaban del curtido y obtención de las pieles que servían como ropa de abrigo. Para ello, eliminaban los restos de carne adheridos a las pieles y las impregnaban con materiales curtientes vegetales (taninos) en una fosas excavadas en el suelo.
  • El tiempo que tardaban en obtener las pieles listas para su uso podia ser de varias semanas. De esta forma obtenáin cueros de mayor o menor suavidad y gran duración, que utilizaban para confeccionar prendas de abrigo y calzado.

 

Fuentes consultadas e imágenes:

  • Helena Bonet ,Lucía Soria, Jaime Vives-Ferrandiz; La vida en las casas producción doméstica, alimentación, enseres y ocupantes
  • Catálogos. Museu de Prehistoria de Valencia. La Bastida de les Alcuses 2011
  •  Jose Antonio Peña Martinez; Edeta Nuestro pasado Ibero;
  • 1-Rabanal Alonso, Manuel Abilio


Marcador

Ampa

View more posts from this author
One thought on “La producción textil en el mundo íbero
  1. Pingback: El arte de tejer, entre los iberos | Arque Historia - La actualidad de la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>