La alopecia de los césares

<>Especial Aniverario

La calvicie en la Antigua Roma

Javier Ramos

La preocupación y, casi obsesión, por la alopecía fue bastante común a todas las civilizaciones del mundo antiguo. Más de dos milenos después, todavia persiste en la actualidad.

 

  • Los crecepelos hacían furor en Roma.
  • El emperador Domiciano, se avergonzaba de su alopecia y exigió que los artistas oficiales lo representaran, so pena de muerte, con una melena leonina.
  • Julio César no se quitaba la corona de laurel para ocultar su incipiente alopecia.

En tiempos antiguos, los romanos se dejaban el pelo largo y la barba crecida, casi tanto, como los pueblos bárbaros.
Lucir melena estaba bien visto,  la cabellera se asociaba a la masculinidad, la fertilidad y el valor, virtudes representadas por el
león y su melena
.
Los crecepelos hacían furor en Roma. Conforme se fue consolidando el Imperio, los hombres maduros cortaron su cabello y mostraron la cara afeitada hasta bien entrado el siglo II después de CristoPero la alopecia, seguía trayendo de cabeza a más de uno, incluidos famosos emperadores del Imperio como Domiciano o Julio César.

Recetas contra la alopecia que usaban  los romanos

En la antigua Roma existia preocupación y hasta obsesión por la caída del cabello. 

Una fórmula que empleaban los alopécicos para tratar de recuperar su cabello; se basaba en el uso de una infusión de pino, azafrán, pimienta, vinagre, laserpicio que tomaban junto a excrementos de ratón después de haberse frotado la calva con sosa.

 

Otra de las recetas con buenos resultados para evitar la temprana caída del cabello, eran las friegas con manteca de oso, o la cocción de vino y aceite de semillas de apio y culantrillo.

Si esto no resultaba óptimo, se podía recurrir inevitablemente a una peluca como solución. Los romanos, tanto hombres como mujeres, tenían la costumbre de llevar pelo postizo (capillamentum) o pintarse pelo sobre la cabeza calva.

Calvos y césares

La calvicie también traía de cabeza, nunca mejor dicho, a Julio César.

Ordenó que, al ejecutar al jefe galo Vercingétorix se le cortara su rubia y larga melena con la que, según algunos, se hizo una peluca. César no se quitaba la corona de laurel que Roma le había concedido el Senado a petición propia, para disimular sus generosas entradas..

El emperador Domiciano,  cuyo gonbierno duró 15 años (del 81 al 96) solia llevar pelucas ya que se avergonzaba de su galopante alopecia y exigió que los artistas oficiales lo representaran, bajo pena de muerte, con una melena leonina. Domiciano hijo del emperador Vespasiano, heredó de éste la alopecia ya que el padre fundador de la dinastía Flavia estaba completamente calvo, pero a cambio lució en vida unas grandes y peludas orejas. 

 

Domiciano se peinaba el flequillo hacia adelante para disimular su incipiente  calvicie. Un truco que hemos visto aplicar a ” tutti plen” en el cine de romanos de Hollywood.

Por su parte, Galieno (gobernó Roma desde el 260-68 como único emperador), se espolvoreaba el cabello como oro molido  creyendo que así su cabello se lo agradecería.

Bibliografía:

-Vida cotidiana en la Roma de los Césares; Mercedes Arroyo de la Fuente.

-La vida en la antigua Roma; Harold W. Johnston.

-239 anécdotas de la antigua Roma; Historia y vida.

-El mundo de los romanos.

Marcador

Ampa

View more posts from this author
7 thoughts on “La alopecia de los césares
  1. Nuria

    Que interesante, pues si que estaban obsesionados con su cabello los romanos, no?

     
  2. Ampa

    Bueno Nuria, es que los cesares en su estatus de semi dioses tendian bastante al narsicismo,

     
  3. Coral

    Sólo hay que fijarse en el cognomen de Cayo Julio, “CAESAR”, para darse cuenta de que algún problema había con su pelo. Los romanos, como siempre tan ingeniosos, le asociaron este nombre cuyo significado es “caballera” para burlarse, evidentemente, de su notable alopecia.

    Un saludo, amiga!

     
  4. Pingback: La alopecia de los césares « Wicca Celtibera

  5. Pingback: El pelo de los romanos | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  6. Pingback: Los cabellos peinados de las romanas | Arque Historia - La actualidad de la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>