Israel en la Antigüedad; la naturaleza de un Dios

Generalmente, y entre las culturas de la antigüedad, la religión hebrea se nos presenta como el más claro ejemplo de sociedad monoteísta.

Sin embargo, este rasgo, fue adquirido tardíamente, al menos, como característica dominante. La consolidación del monoteísmo israelita fue el resultado final de un largo proceso cuyo inicio deberíamos fijar en el momento de la fundación de la monarquía, es decir de la aparición de los primeros reinos hebreos.

La naturaleza del Dios de Israel

Una religión sin mitos heredados

La religión de Israel rechazó la influencia de otros mitos, siendo el reflejo sólo de los propios de su pueblo a través de dos vertientes; las narraciones divinas concernientes al hombre en las que se emplea la revelación y la palabra de Dios, y por otro lado, los fragmentos de la literatura poética en que se describe la lucha entre Dios y Leviatán (una especie de bestia satánica)

El dios de Israel, pues,  no tenia mitología, ni ningun panteón de dioses asociados, ni ninguna diosa consorte. Era, ademas, la fuente del derecho y de la justicia. Su propio nombre llegó a ser impronunciable por escrupulos religiosos.

El gran merito de Moisés fue haber conectado la idea religiosa con la vida moral. Las relaciones de Yaveh con su pueblo eran las de un padre con sus hijos, pero basadas no en lazos de sangre, sino en voluntad y elección.  Con ello se formó el germen de la gran Alianza de Dios con su pueblo. Cuando los israelitas se establecieron en Canaan comenzó un lento proceso de fusión que dejó huellas en la religión de Israel.

Los pacíficos dioses de la naturaleza y los diversos cultos locales hubieran sido igualmente asimilados por los israelitas si esta fusión hubiera sido pacífica, pero los invasores tuvieron una larga lucha para establecerse en Canaan y este constante estado de guerra salvó su individualidad nacional y religiosa.

La evolución hacia el culto de Yahvé

A la muerte de Salomón, ((970-931 A.c), su hijo Roboam fue proclamado rey por la Asamblea.

Ante los problemas economicos subió los impuestos y el pueblo se rebeló. Las tribus del norte se separaron, gobernadas por Roboam, quedando el reino dividido en dos partes:

a) Tribus de Juda y Benjamín, fieles al hijo de Salomón, que formaron el Reino de Judá, cuya capital era Jerusalem. Este reino guardó las tradiciones religiosas israelitas.

b) Las otras diez tribus formaron el reino de Israel, que tuvo capitales en Siquem, Tirrha y Samaria, respectivamente. Este reino adulteró las tradiciones religiosas.

El paso definitivo en la creación del monoteísmo israelita se dió después de este Cisma entre estos dos pueblos enemigos: Israel y Judá. Tras duros episodios de extrema violencia,  Yavhe llegó a convertirse en el dios común de ambos pueblos. Nació así el Yavhismo cuya divinidad no estaba aliada con el individuo, sino con la nación y que exigía los dones y homenajes de sus vasallos.

Teorías sobre el Monoteísmo Israelí

Joseph Ernest Renan, escritor e historiador francés muy polémico por su obra La vie de Jésus  de 1863 y sus dicursos sobre el concepto de “nación”  defendía que el monoteísmo constituye el elemento primordial de la historia de Israel. Pero el progreso de la historia de las religiones ha rechazado las opiniones de Renan, que se basaban en la ineptitud del estado de Israel en estado primitivo y las imposibilidades de su lengua de expresar concepciones mitológicas y épicas.

Algunos egiptólogos sostienen que este monoteísmo procede del Egipto Antiguo, mientras que algunos asirólogos defienden la misma tesis pero en beneficio de las religiones mesopotámicas.

En la primera idea se dice que el dios de Israel proviene del dios egipcio Sopd, que era una divinidad guerrera, dios de la tempestad y de los mineros. Otros egiptólogos han pensado que podría ser el dios Seth, y otros le confunden con el Baal cananeo. Por otra parte, los egipcios no eran monoteístas, únicamente la restauración tebana al comienzo del imperio nuevo colocó en primer plano al dios Amon, que no eliminó al vencido Ra, sino que se le consideró como una misma divinidad, Amon-Ra. A esto hay que añadir que los egipcios conocían desde los inicios de su historia una gran dios al que distinguían de los simples dioses y que aparece en el Libro de los Muertos.

El verdadero intento de una monolatría fue el dios Atón, que sin embargo respetó a todos los demás dioses. Comenzado por Thutmosis IV, alcanzo su máxima amplitud en tiempos de Amenofis III y su hijo Amenofis IV. Políticamente posiblemente representó un intento del faraón de escapar de la tutela del todopoderoso clero de Tebas. Algunos historiadores lo consideran, un antecedente del monoteísmo israelita.

En cuanto al origen sirio o de pueblos afines, se señala que existían formas en la escritura cuneiforme que recordaban al nombre de Yavhe. Relacionan un nombre,Ya-U-Um-Illu hallado en un texto babilónico con el hebrero Yo, El =Yavhe.

Otros asirólogos dicen que en el período casita tambien hay nombres que presentan una analogía sorprendente. Para los eruditos hay un elemento divino idéntico a Yavhe, ya que el dios de Israel habria sido una divinidad secundaria de los semitas del oeste, fundadores de la I dinastía de Babilonia. Los últimos estudios han dado muchos nombres formados con elementos Yawi o Yahwi. Todas estas teorias en ningun modo son convincentes y no hay nada definitivo al respecto.

El Yahvismo de Moisés sería una monolatria, ya que no excluye a otros dioses, aunque según muchas opiniones Moisés habia plantado la semilla del monoteísmo.

Este proceso que desembocó en el monoteísmo que se realizó de manera lenta y progresiva.
Durante la monarquia, cuando el Yavhismo se convirtió en una religión de estado, el dios fue el propio de estos asuntos de estado, pero para cuestiones como la fecundidad todavía se seguía recurriendo a los numina locales.

Los profetas desencadenaron una lucha religiosa contra los filisteos

El punto de partida para el monoteísmo debe buscarse en la época de los profetas; éstos  defensores a ultranza del Yavhismo se caracterizaron por una intolerancia religiosa  sin parangón en la Antigüedad, si excluimos el caso de Akhenaton

El templo fue concebido ante todo como habitación real de Yavhé, pero al comenzar a ser paradójico que el dios que habia construido el Universo habitase en una casa hecha por hombres, se buscó una fórmula a partir del Deuteronomio y se decía que en el templo residia el nombre de Yavhe o que Yavhe habia puesto su nombre sobre el templo. Este templo se convirtió en un emblema de la dinastía davídica y el símbolo nacional y religioso. El personal del templo, los levitas, parece que fueron en principio una tribu profana. Extraños al pueblo, los levitas acabarian por compensar su fracaso político y sobrevivir a base de los poderes religiosos de los que al parecer estaban investidos. Hay algun autor que considera la etimologia de Levi como una alusión a su dios tribal, la serpiente. Aunque también debió de haber sacerdotes que no eran levitas, estos pronto se impusieron.

El Canto de Débora quizás el más antiguo de los salmos de la literatura hebrea, en el Libro de los Jueces y Débora  fué la única Juez de la historia premonárquica de Israel; bien pues en este canto se nos muestra a Yaveh como instigador de  las tribus de Israel en aquellas primeras luchas con los pueblos circundantes. Así pues, la conciencia israelita de una nacionalidad distinta al amparo de una religiosidad diferente se intensificó en las guerras contra los filisteos. El canto de Débora, es el canto de la profetisa Débora tras una victoria israelita.

La influencia de las Civilizaciones Mesopotámicas en el Antiguo Testamento

El pueblo hebreo estuvo influido tanto políticamente como en lo moral y lo religioso por las antiguas civilizaciones mesopotámicas que le rodeaban.

Por esto resulta lógico encontrar en la Biblia tradiciones y concepciones religiosas culturales de los sumerios, los asirios y los babilonios.

El relato bíblico de la creación, por ejemplo,  tiene estas influencias en su argumento y en su idelologia.

Los babilonios y los asirios no contaron con un único mito que contase el origen de todas las cosas y la organización del mundo, sino que las diferentes escuelas teologicas de sus ciudades elaboraron diversas leyendas sobre el origen del mundo y del hombre.

De las varias versiones que se han conservado hasta hoy, las mas importantes son el Poema de la creación, llamado Enuma elish,que narra la genealogía de los dioses y de cómo Marduk alcanzo la supremacía y  fue creando al hombre y al mundo.

Para los babilonios, la creación fue obra del dios Ea, para los asirios fue Azur, mientras que en el Antiguo Testamento, Elohim, el ser divino trascendente no surge de la masa caótica primitiva, sino que es El quien crea y estructura el caos primitivo.

A modo de conclusión:

El proceso que desembocó en el monoteísmo se realizó de manera lenta y progresiva.
Durante la monarquía, cuando el Yavhismo se convirtió en una religión de estado, el dios fue el propio de estos asuntos de estado, pero para cuestiones como, por ejemplo, la fecundidad todavía se seguía recurriendo a los numina locales.

La tendencia monoteísta, tímida al comienzo, debió librar una larga y dura lucha, a la que sobrevivió gracias a  la posición social de sus promotores. Estos defesensores del monoteísmo hebreo fueron una élite intelectual cohesionada entre las capas superiores de la sociedad patriarcal que aspiraba al control del Estado.

Durante el proceso coexistieron la tendencia monoteísta (que fue el fundamento del sistema político de la realeza) junto con la muy antigua religión monolátrico-politeísta (practicada por la gran masa de la población hebrea) llamada por algunos henoteísmo.

Finalmente se impuso el monoteísmo vinculado a las capas superiores de gobernantes frente al henoteísmo que quedó relegado al nivel de sectas. Aunque, en realidad el culto al dios Yaveh no era monoteísta, sino monolátrico. La orden era imperiosa para Israel fue la de no adorar a otro dios.

 

2 Comentarios a "Israel en la Antigüedad; la naturaleza de un Dios"

  1. 23 noviembre, 2011 - 17:24 | Enlace permanente

    Es la única religión monoteísta, que yo sepa, que no se ha extendido por medio de la guerra, lo que no quiere decir que el pueblo judío no haya echado mano de la guerra por motivos religiosos.

  2. Tomás's Gravatar Tomás
    5 junio, 2012 - 20:17 | Enlace permanente

    La más importante evidencia historica que tenemos de la constitucion sociopolitica, economica y espiritual de la Israel antigua, viene de la Biblia,(luego hay otras cosas como el talmud), ahora yo me pregunto, hay evidencia historica de los otros pueblos acerca de Israel en esos tiempos. Por ejemplo, acerca de los reinados de David y Salomon, y luego los que le siguieron???

Responder

3 Trackbacks a "Israel en la Antigüedad; la naturaleza de un Dios"

  1. el 30 noviembre, 2011 a las 21:53
  2. el 5 julio, 2012 a las 11:19
  3. el 26 julio, 2012 a las 1:09