... ...

Houdini, los trucos imposibles del último gran mago

¿Magia imposible o poder sobrenatural?

Ampa Galduf/Arquehistoria  PARTE I

Houdini  el gran mago americano es uno de esos personajes histriónicos y extravagantes, que ha dado la historia que alimentaron en vida su propia leyenda. Houdini fue una leyenda viva, sinónimo a partes iguales de magia, misterio, coraje y perseverancia, que logró fama mundial. Convertido en mito tras su muerte, aún hoy, es considerado por muchos como el mejor mago de todos los tiempos. 

Pero Houdini era a la vez una especie de semi dios, que sentía pasión por la natación, el atletismo o el boxeo y un tipo oscuro que se presentaba fornido y en cueros ante la puritana sociedad de finales del s.XIX. Le fascinaba la tortura y sentir en primer plano la amenaza de la muerte. Quizás porque su capacidad de resistencia al dolor era muy extrema, sufría a diario en sus carnes las peores pesadillas de tortura, encarcelamiento y ahogamiento. Su vida siempre estuvo al limite con nuevos retos en los que buscaba la perfección. Pero poco a poco fue entrando en una espiral sin fin de nuevos desafíos que cada vez le costaba más superar.
Buscaba impresionar con lo imposible, desfiando los peligros, por lo que fue admirado en vida y también mas allá de la muerte de la que pensaba volver…

LA AMÉRICA DE LAS OPORTUNIDADES

De origen húngaro, nació  24 de marzo de 1874 en el seno de una familia judía y humilde con dificultades económicas que emigra al nuevo mundo para comenzar una nueva vida. Una vez instalado con los suyos en Appleton, Wisconsin,  Erik Weisz, su verdadero nombre, siendo todavía un niño comienza a trabajar en el circo primero, despues como trapecista y finalmente haciendo números de magia. Pero fue en 1890 a raíz de la lectura de la autobiografía del ilusionista francés Jean Eugène Robert Houdin- considerado el padre de la magia moderna- cuando el joven Erick queda fascinado por aquel mago y dedice seguir los pasos de su nuevo ídolo.

A partir de ese momento su magia se transformará por completo e incluso adoptará el seudónimo artístico de ‘Houdini‘. Pronto se convirtió en un extraordinario ilusionista que superaba todo lo conocido anteriormente.

EL REY DE LAS ESPOSAS

Comenzaba el año 1900 cuando Houdini ofrece una gira de gran éxito de Europa, durante 5 años. Es entonces cuando consigue la fama internacional y adquiere el nombre de Rey de las esposas. En aquel contexto de principios del s.XX en el nuevo mundo norteamericano abierto al desarrollo y la modernidad, Erikn maravillaba con sus misterios dejando atónito al gran público por lo que se le atribuyeron  poderes sobrenaturales

Pero la maestría de Houdini por la que alcanzó la gloria fue por sus trabajos de escapismo, una habilidad que entrenaba hasta el límite de la extenuación.Sus escapismos eran imposibles, y jamás habian sido realizados hasta la fecha. Era un verdadero genio para liberarse de ataduras, cadenas y candados lo que pronto le permitió alcanzar una fama internacional, tanto como para hacerlo saltar al cine

El gran salto al cine del mago se produce entre 1918 y 1921 en un proyecto de 15 episodios llamado “The Master Mystery“.

Houdini se convierte en estrella de cine en películas como  “The Grim Game” y “Terror Island “y su vida es llevada en varias ocasiones a la gran pantalla en “El último gran mago”, “El gran Houdini” y “Harry Houdini”. Son años de mucho trabajo donde el maestro del misterio combina los rodajes con el escapismo, y el ilusionismo.

EL GRAN HOUDINI

El nuevo siglo no había podido comenzar mejor para Houdini quien ya es un verdadero shwomam del peligro y el misterio. Dejaba al público paralizado causándole la poderosa sensación de peligro inminente en cada uno de sus números. Nuevos trucos en los que escapaba de bidones, cajas, urnas de cristal llenas de agua, sacos, celdas, profundos ríos, habitaciones cerradas, siempre atado con esposas, cuerdas, cadenas y camisas de fuerza, lo que llegaba a poner nervioso a todo el auditorio por su excelente trabajo. 

De su inmersión en agua, desde una caja de cristal a bidones, acuarios, o incluso canales o ríos profundos siempre salió ileso, burlando a la muerte. LLegó a decirse que logró escapar del vientre de un monstruo marino, quizás de un calamar gigante o ballena.

Así es como llega a convertirse en El Gran Houdini. 

TRUCOS INCREÍBLES

Pero aunque los carteles promocionales de la época le presentaban como el hombre que se podía “desmaterializar”, el gran ilusionista nunca dijo que sus escapes se debieran a ningún poder sobrenatural. Sus célebres números de escapismo se anunciaban al público como hazañas que rayaban lo sobrenatural:

‘El más famoso escapista ofrecerá mil dólares a quien pudiera demostrar que es posible obtener aire en la posición boca abajo en que permanece mientras se libera de esta torturante celda llena de agua’

Sobrenatural o no, lo cierto es que detrás del mago habían unos estudiados trucos que, la verdad, poco tenían de truco. Houdini tenia unas habilidades increíbles además de una genialidad para el escape. Conseguía abrir candados y cadenas con verdadera agilidad usando ganzúas que escondía habilmente en el interior de su cuerpo y, todo ello sumergido bajo el agua, mientras contaban los interminables minutos, tres, cuatro…

Disfrutaba con el peligro pero ensayaba sus trucos hasta la extenuación.

Nunca confió en los poderes sobrenaturales que le atribuían, sólo en su gran resistencia al dolor, y en su agilidad, fruto de una disciplina de ejercicios que le dotaban de una inmejorable condición física. 

Hay una teoría que apunta a que sus escapes imposibles bajo el agua eran la consecuencia de un accidente que tuvo de pequeño cuando estuvo a punto de ahogarse en el río. Houdini ingeniándoselas para escapar de todo podría estar repitiendo obstinadamente una y otra vez aquella pesadilla tratando de superar su trauma infantil, para vencer su fobia al agua.

Estos fueron algunos de sus trucos más aclamados:

  • Uno de sus primeros números más demandados fue el ‘Escape de la garrafa de leche’,que ofreció en San Luis, Missouri, en 1908. Se anunció como un “misterioso desafío a la muerte”,donde corría el riesgo de ahogarse. El truco consistía en un revestimiento sin fondo oculto en el bidón. Houdini simplemente lo empujaba hacia arriba.
  • después ‘la celda china de Tortura China’  el climax de todos sus escapes uno de los más dificiles y de mayor sufrimiento en el que el mago se sumergía colgado por los pies con la cabeza boca abajo dentro de un acuario de grandes dimensiones del que siempre lograba escapar.



  • Otro era ‘La Metamorfosis’ donde era atado y metido dentro de un saco, y a su vez dentro de un baúl, para acabar todo atado cerrado con candados. Este número ha sido uno de los más imitados con múltiples variantes.

EL GRAN MAESTRO DEL MISTERIO

A pesar de que Houdini atribuía su éxito a una suerte de efectos físicos y naturales y de que, solía explicar buena parte de sus trucos, se llevó a la tumba muchos de sus secretos. Por los libros que publicó se sabe que tragaba llaves y herramientas hasta la garganta y que aprendió a regurgitarlas una vez superadas las arcadas. Aún así, resulta difícil llegar a saber la verdad de todas esas habilidades fisiológicas que el escapismo le requería como para tener un estómago y un cuerpo de acero. 

A medida que pasaban los años, el físico de Houdini se iba resintiendo, de modo que se vió obligado a tener que admitirse a sí mismo que su condición física no era la misma y que tenía que pensar en números menos arriesgados. Sin emabrgo él era el gran Houdini y nunca se detenía en su necesidad de impresionar.

Simplemente buscó otras fórmulas para impactar en  su público. Así nació otro gran número en 1918.

Otros magos podían hacer desaparecer conejos y palomas en una chistera, pero Houdini tenia que impresionar con algo estremecedor.

En el Hipódromo de la ciudad de Nueva York, el ilusionista hizo desaparecer una elefante Jennie, de unas cinco toneladas de peso. El mago disparaba una pistola  y el enorme animal desaparecía de los ojos del atónito público.

¿Cómo lo hizo?, aún nadie lo sabe. A pesar de que hay un libro dedicado a este truco ‘Ocultando el elefante’ de Jim Steinmeyer, sólo existe esta foto conocida, ninguna del momento de la desaparición de la enorme elefanta. Quizás fuera el propio Houdini quien se encargara de hacerlas desaparecer para perpetuar el misterio de uno de sus más vibrantes últimos trucos de ilusionismo. 

Pero el gran maestro del misterio todavía seguía concentrando a un numeroso público en uno de sus números más solicitados de escape en el que conseguía librarse de una camisa de fuerza suspendido boca abajo. 

Harry Houdini solía organizar sus últimas actuaciones al aire libre, frente a las oficinas de los periódicos de mayor tirada donde congregaba a decenas de miles de personas ante los rascacielos, que ansiosas querian presenciar su espectáculo. Allí se hacía colgar de una grúa a gran altura  amarrado boca abajo con una camisa de fuerza, cadenas y candados, y conseguía librarse de todo ello.  

Este número lo repitió  en varias ciudades entre ellas en Times Square en Nueva York, Washington…

Continúa en la Parte II. El Declive del Gran  Houdini 

Marcador

Ampa

View more posts from this author
5 thoughts on “Houdini, los trucos imposibles del último gran mago
  1. Pingback: www.meneame.net

  2. Pingback: El declive del Gran Houdini | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  3. Pingback: Houdini, el truco final | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  4. Ampa

    Gracias Angel, en efecto Erik Weiss toma el nombre de mago frances Houdini de cuya genialidad queda fascinado. Pero en su evolución posterior demostró ser excepcional y supero todo antecedente en el ilusionismo y el escape

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>