... ...

Piratas temerarios, los de carne y hueso

En este tema de la piratería – que siempre despierta enorme interés- hay mucho de romanticismo debido a la gran producción literaria y cinematográfica que nos ha presentado a los piratas como una especie de héroes un tanto maleducados y algo perversos que solían beber y excederse en sus correrias. La realidad era otra, mucho más cruda. Los auténticos piratas eran sanguinarios en sus ataques. Puede que gritaran aquello de ¡¡¡Al abordaje!!!!.. pero mataban a la tripulación y hundían el barco.

“El Archivo General de Indias en Sevilla ha desempolvado la historia de los verdaderos y temibles piratas con mapas y testimonios originales”… Excelente este artículo sobre el tema en la pasada  edición digtal dominical de BBC-Mundo. Cuelgo el post.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2010/10/101019_piratas_caribe_archivo_indias_sevilla_az.shtml

Un tema que sigue siendo actualidad  ya que en los mares actuales hay otros piratas a sueldo que provocan no menos disgustos a hombres de mar y de estado.

Artículos relacionados:

Barbanegra el terror de los siete mares

http://arquehistoria.com/historias/barbanegra-el-terror-de-los-siete-mares

El tesoro del pirata francés Levaseur

http://arquehistoria.com/historias/el-tesoro-del-pirata-franc-s-levasseur

Marcador

Ampa

View more posts from this author
One thought on “Piratas temerarios, los de carne y hueso
  1. Anónimo

    No sé si peores que en tiempos de Roma fueran los piratas cilicios. Lo he sacado de la wikipedia:
    Una piratería que fue un verdadero problema para el Imperio romano. Uno de los casos más conocidos de piratería contra las líneas de navegación lo protagonizó Julio César, que llegó a ser prisionero de los piratas cilicios (75 a.C). Esta piratería alcanzó niveles preocupantes para Roma hacia el final de la República. En el 67 a. C., el senado romano nombró a Pompeyo procónsul de los mares, lo que significaba que se le otorgó el mando supremo del Mare Nostrum (el Mar Mediterráneo) y de sus costas hasta 75 km mar adentro. Se le concedieron todos los ejércitos que se encontrasen a las costas del Mediterráneo, contando así con unos 150.000 efectivos, así como el derecho de tomar del tesoro la cantidad que necesitase. Finalmente, se le proveyó con una flota bien pertrechada. En diversas operaciones eliminó en cuarenta días a todos los piratas de Sicilia e Italia y, tras el asedio y toma de Coracesion, a los piratas de Cilicia, acabando así, en cuarenta y nueve días, con los piratas de la zona oriental del Mediterráneo.
    Hasta otra. Nerón

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>