... ...

El Palacio del Real de Valencia : Los restos de un lamentable derribo

Texto de Ampa Galduf

Los monarcas medievales de la Corona de Aragón solían disponer de palacios urbanos en las ciudades principales de sus territorios, de este modo cuando visitaban la ciudad contaban con cómodas estancias donde instalar sus cortes.

Pero desgraciadamente, el Palacio del Real de Valencia- residencia oficial de monarcas, virreyes y capitanes generales y cuya historia es ignorada por la mayoría de los valencianos-  es el único de esta serie de magníficos palacios, que fue totalmente arrasado pasando desapercibido en estos últimos siglos, desde su destrucción en 1810 .

“¿Qué fue de ti, Palacio Real? Noble mansión de los monarcas valencianos, centro y símbolo de nuestro antiguo y glorioso reino (…) Desaparecido todo, con las instituciones que representabas, la autonomía ilustre de aquel reino del que fuiste cabeza…” Teodoro LLorente

El desaparecido Palacio del Real fue, en efecto, para  el pasado de la ciudad uno de los edificios más importantes y emblemáticos de cuantos se hayan construido. Sin embargo, debido a su total destrucción por razones estratégicas -según la versión oficial- durante la guerra de la Indepencia fué borrado del mapa y tristemente aún hoy su historia es desconocida por la sociedad valenciana.

De su memoria, solo mantenemos algunos nombres como el Puente del Real, puente sobre el río que comunicaba la ciudad con el palacio, Llano del Real, espacio que se extendía en forma de enorme plaza frente a su extensa fachada o Jardines del Real, Viveros o jardines públicos que se acondicionaron en el antiguo emplazamiento del palacio.

El Palacio del Real emblema de poder en el Antiguo Régimen

El Palacio del Real, desde el siglo XI al XIX, fue sede regia para los reyes de la Taifa musulmana, para los monarcas de la Corona de Aragón y los Austrias, pero, es cierto que no gozó tanto del favor de los Borbones, bajo cuyo mandato fue lamentablemente demolido, dado que el Palacio del Real era todo un símbolo de poder en el Reino de Valencia.

De ese derribo de 1810, motivado- según la versión oficial- por supuestas razones estratégicas en plena gerra de la Independencia, sólo pudo salvarse de su grandiosa fábrica algún fragmento de artesonado que se conserva en el Archivo del Reino. Hasta hace bien poco, existian escasos datos sobre la forma o estructura del edificio.

Teodoro Llorente,- político valenciano de finales del s.XIX- cita la “incomodidad política” del Palacio Real en los tiempos de la uniformidad borbónica. Según este autor, los borbones pretendían reducir los antiguos reinos a meras provincias. Entendemos por el autor, que el derribo del edificio fue un intento de los Bsorbones de borrar uno de los símbolos del pasado de Valencia como reino, ya que el Palacio del Real representaba un emblema de poder y de gloria para la ciudad .

Reconstruyendo el pasado del Palacio

En 1986  a raiz de unas obras realizadas en los colectores de la ciudad, fue levantado el asfalto de la calle General Elio, y bajo ella aparecieron los restos del palacio. Después de una fuerte polémica sobre si los restos debian ser enterrados o dejados al descubierto, se decidió volver a enterrarlos ya que la calle es una de las arterias principales de la ciudad.

A comienzos de este año 2009, se hicieron nuevas catas con georadar, descartándose una excavación masiva y aparecen nuevos restos que despiertan el interés por  palacio-emblema de la ciudad del Turia.

A pesar de que resulta evidente que el palacio Real es irrecuperable, ya fue arrasado en 1810 hasta los cimientos, la ilusión de los arqueólogos va en aumento. Las excavaciones en el jardín de Viveros, están dando sus frutos.

Los arqueólogos han desenterrado, la pasada semana los primeros muros, pertenecientes a la Torre de la Reina. Una magnífica Torre que fue la residencia de la Reina María, esposa de Alfonso El Magnánimo, aunque en el último periodo del palacio fuera utilizada como cocina.

Los expertos aseguran que están a punto de tropezar con los cimientos de la llamada Torre del Rey y el gran pórtico del conjunto de edificios.

El interés por el Palacio del Real va en aumento, sobre todo a raiz de que en 2005, por primera vez, el Ayuntamiento de Valencia tuviera acceso a los planos del Palacio que han permanecido durante estos 200 últimos años en un archivo en París.

Comienza así un proyecto ilusionante por recuperar la memoria del edifico.

Durante todos estos años desde el derribo, lo único visible del palacio ha sido un pequeño monticulo existente en los Jardines del Real, conocido como la montañeta del General Elio. Se dice está formado por los cascotes que se fueron acumulando en el momento de la destrucción del palacio y que hoy forman parte integrante de los Jardines del Real.

La previsión para estos trabajos  es mantener a la vista buena parte de la fachada porticada y construir encima una pequeño recinto que sirva como sala de exposiciones. Los trabajos se realizan con parte del fondo de ayudas del Gobierno.

 

El derribo

En el contexo de la guerra de la Independencia, el 12 de marzo de 1810 el Palacio fue arrasado, pero, contrariamente a lo que pudiera pensarse, no fueron las tropas de Napoleón las que provocaron el derrumbe del edificio, sino los propios españoles, quienes siguiendo las ordenes del general español Blake pretendian-supuestamente-, evitar que el palacio cayera en manos enemigas y que pudiera convertirse en una plaza fuerte para los asaltantes. Esas fueron las pretendidas razones oficiales de su demolición, las de una presunta estrategia bélica para evitar que semejante bastión fuera aprovechado por las tropas napoleónicas invasoras.

Lo cierto es que, a esa discutible concepción táctica otros estudiosos dicen lo contrario, precisamente, que el Palacio podía servir de punto desde donde batir a los atacantes de la muralla–, esto dio alas la enemiga frase  borbónica  esos “restos”, en forma de Palacio, del “Antiguo Régimen”

Josep Vicent Boira, en su análisis incluido en el libro El Palau Reial de València. Els plànols de Manuel Cavallero (1802)  apunta: “Podríem pensar que l’enderroc va obeir a una conjunció de factors: una fallida estratégia militar hi podia estar present, però també hi intervendría la necessitat econòmica de la Junta de Defensa i la percepció de ser el simbol per excel.lencia del passat, vist a ulls de les forces burgueses i liberals que sorgien en aquell moment”.

Pocos años después de su demolición, parece que hubo un intento de reconstruirlo. Vicente Vidal Corella  en el libro La Valencia de otros tiempos apunta que el general Elío, nombrado capitán general de Valencia por Fernando VII en 1813 “al encontrarse ante los escombros del Palacio Real, derribado durante la Guerra de la Independencia, pensó en reedificarlo, pero ante los inconvenientes-seguramente políticos- que se le opusieron, ordenó reunir los restos del memorable y glorioso monumento, formando con ellos dos montículos inmediatos, que las gentes denominaron “les muntanyetes d’Elio”.

Historia

Desde sus inicios el noble edificio fue palacio y finca de recreo árabe, a partir del siglo XIV y en los tiempos de la Reconquista cristiana fue prácticamente reconstruido como residencia de los monarcas aragoneses casi en su totalidad, incorporando algunos restos muy parciales de la arquitectura anterior, posteriormente en época Moderna pasó a  ser residencia de la corte virreinal o de los Capitanes Generales, hasta que en 1810 se puso fin a su historia.

Asi pues, el Palacio ha tenido una  dilatada historia con numerosas , ampliaciones y, reformas que hicieron de él, el receptor de un cúmulo de experiencias arquitectónicas, reflejo de los modos y formas constructivas de las distintas épocas vividas. Una riqueza arquitectónica y artística irrepetible e irrecuperable.

La primera importante reedificación la realizó  Pedro el Ceremonioso, y despues llegó su época de esplendor cuando Alfonso el Magnanimo decidió amplia el palacio. Cabe destacar que en el 1363, durante las guerras entre Castilla y Aragón, el palacio fue incendiado por las tropas castellanas. Será ya en el siglo XVII cuando se acometera una gran transformación en el edificio, modificando su estructura interna y sobre todo la externa, añadiendo una galeria de arcos en su fachada principal y eliminando las ventanas de tradición gótica que daban al palacio un aspecto excesivamente medieval.

Estructura del edificio

Gracias, sobre todo, a los planos del archivo de París, sabemos que el Palacio del Real era un edificio de grandes dimensiones.

Los expertos, afirman que se componía de dos cuerpos, el llamado palacio viejo y el palacio nuevo. El palacio viejo vendría a ser la antigua almunia musulamana ampliamente reformada, mientras que el llamado palacio sería el fruto de una ampliación de nueva planta del viejo palacio.

La parte mas antigua del palacio giraba alrededor de un patio, en una de sus dependencias se albergaba la capilla del palacio, disponia de cuatro torres, una en cada esquina, y si bien durante años sirvió como dependencias de uso exclusivo de la reina, con el tiempo llegaría a ser un espacio destinado a viviendas del alcailde y personal de servicio.

La parte nueva giraba alrededor de dos patios, en el mas grande se encontraba la escalera principal que daba acceso a los salones principales. El patio pequeño disponia de una escalera que daba acceso a la nueva capilla del palacio dedicada a Santa Catalina.

Este cuerpo, verdadero núcleo del palacio, con sus dos patios, sufriría las más importantes reformas de su arquitectura medieval original, entre los que destacaríamos la modificación de la escalera del patio principal y la alteración de la fachada. La escalera adosada a uno de los lados, frecuente en la mayor parte de los palacios medievales del ámbito mediterráneo, fue sustituida por una en caja cerrada previa demolición de una serie de dependencias. El otro cambio, absolutamente radical en la fisonomía del palacio, es la introducción de la galería de arcos, en el frente principal, posiblemente para sustituir una fachada discordante y con reminiscencias medievales que en el siglo XVII se consideraría inadecuada.fiestas-salon-1800

Estos salones estaban dedicados para servicio de los reyes, audiencias, fiestas o recepciones según las épocas.  las dependencias de la reina  se situaban en torno al patio pequeño, en las inmediaciones de la capilla de Santa Catalina; mientras que las dependencias del rey, se ubicaban en la torre principal, denominada torre de los Ángeles, inmediata a la entrada al palacio.

En esta época, y al igual que ocurría en otros palacios de la Corona de Aragón, como el de Barcelona, los aposentos del rey y de la reina, se encontraban separados en las denominadas “casas” o “apartaments”, en este caso, el de la reina era el situado en la zona inmediata a la capilla, a la que tenía acceso por una tribuna, en torno al denominado patio pequeño, y fue el que se reformó con mayor intensidad, ya que la esposa del rey Magnánimo, María de Castilla, prácticamente vivió durante toda su vida en el Real, hasta 1458 fecha de su fallecimiento.jardnes-monforte

El  palacio nuevo también albergaba numerosos jardines, parte ellos hoy son los Viveros y además contaba con una colección zoológica compuesta de leones, osos, ciervos, faisanes, pavos reales etc.

La época de esplendor

La época que se abre con el reinado de Alfonso el Magnánimo (1416-1458) es una de las más brillantes para el Real de Valencia. Monarca decidido a consolidar el edificio como residencia real, contó para ello con el elenco de los mejores artistas valencianos para llevar a cabo sus propuestas, algunas de las cuales pudo seguir de cerca coincidiendo con sus años de residencia en Valencia. Así invertiría considerables sumas de dinero, siguiendo personalmente el desarrollo de las obras, para hacer del Real valenciano una de las residencias más significativas de sus reinos por delante de otras residencias de la Corona de Aragón.

En Valencia, transcurrió la mayor parte de su estancia en la península en los años intermedios entre sus campañas italianas, entre 1424-32. Siendo crucial para la definitiva puesta a punto del Real valenciano, el hecho de que su esposa la reina María de Castilla fijara su corte y residiera como inquilina permanente en él.

María de Castilla, inquilina ilustre del Palacio del Real

Dada la ausencia del monarca, y las habituales desavenencias entre la pareja, María desarrolló una activa vida política, muchas veces frente a los Infantes de Aragón.

Primero, como lugarteniente de todos los Estados y luego sólo de Cataluña, la reina ayudó, no obstante, cuanto pudo a su marido en las empresas italianas, a la vez que ponía a contribución todas sus dotes de gran estadista en la pacificación de todos los territorios de la Corona. Los historiadores tanto catalanes como aragoneses hablan siempre de ella en tonos laudatorios, considerándola incluso superior a su sobrina Isabel la Católica.

Los inventarios de la reina María de Castilla, nos permiten imaginar un palacio suntuosamente decorado, con abundantes colecciones de tapices, los conocidos como “draps de raç”, pinturas en la capilla y el oratorio privado y ricos objetos litúrgicos, entre otros muchos bienes.

Reconstrucción virtual del Palacio

Gracias a las aplicaciones informáticas sobre los planos, grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia ha reconstruido de forma virtual cómo fue y cómo podría ser en la actualidad el Palacio y los Jardines del Real.

La investigación, coordinada por la sede de Forum-Unesco de la UPV, ha conseguido recrear virtualmente la arquitectura y el entorno paisajístico del palacio encajándolo en la trama urbana actual. Un edificio magestuoso y sobre todo Cargado de historia.

 

Fuentes consultadas:

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2009042600_16_582415__Valencia-ciudad-reencuentra-Palacio-Real

http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_Real_de_Valencia

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2009052600_16_594323__Valencia-Aparecen-primeros-restos-Palacio-Real-Valencia

http://www.elreinodevalencia.es/index.php?option=com_content&task=view&id=25&Itemid=2

http://www.lasprovincias.es/valencia/prensa/20061114/ocio/derribo-palacio-real_20061114.html

Marcador

Ampa

View more posts from this author
22 thoughts on “El Palacio del Real de Valencia : Los restos de un lamentable derribo
  1. marcoantonio

    Una verdadera catástrofe para la historia de Valencia. Al final te das cuenta de que los que toman el poder sea en la sociedad que sea se creen con derecho a borrar lla herencia del pasado. A rey muerto, rey puesto.

     
  2. violeta

    Soy valenciana y claro que he oido mil veces lo de jardines de viveros o jadines del real como todo el mundo aquí, que pero no tenia ni idea de la historia del palacio fuera el origen de estos jardines. Despues de leer este post, estuve en los viveros como mil veces antes, pero esta vez me fijé en muchos detalles heredados de ese pasado de reyes y nobles, estatuas, arcos fuentes, jaulas enormes con pájaros de varias especies, arboles con raices inmensas, jardines con laberintos… y pude ver las excavaciones. Es excitante destapar lo que se quiso enterrar en aquel momento de la historia porque molestaba a los que mandaban. Ahora podemos recuperar su historia. Felicidades Ampa por el art. lo que una puede aprender de la historia en el dia a dia.

     
  3. ampa

    La investigación la llevan los arquitectos de la UPV Pilar de Insausti y Juan Carlos Piquer, en concreto Pilar lleva 20 años estudiando el palacio y el estudio se coordina por la sede de Forum-Unesco de la UPV. Para ponerte en contacto con ellos;
    http://universidadypatrimonio.net/
    Un saludo

     
  4. Anónimo

    Visitando otras ciudades, te das cuenta de lo que le falta a valencia (y eso que yo la quiero mucho). Es una verdadera lástima que cosas como estas, no las podamos disfrutar….o un centro más peatonal. A mí, me entran hasta ganas de llorar por la sensación de impotencia de lo que podríamos tener pero no tenemos…

     
  5. Anónimo

    Una verdadera lástima, pero no la única salvajada contra el patrimonio cometida en España. ¿ Sería una locura intentar reconstruirlo ?

     
  6. Anónimo

    El error mayor que los valencianos han hecho en el antic regne!Ya que era una prueba viviente de que Valencia siempre a sido un reino de la corona de Aragón,con un escudo y la bandera que hoy en dia tenemos,igual que la lengua que la tenemos tan enterrada como el palau reial,en el cual nadie en la universitat de Valencia a intentado perder su tiempo linguista, para diferenciarnos del Condado Catalán que nunca han tenido ni escudo, ni bandera,ni lengua,que encima nos intentan poner su pie encima ,con un canal nou comprado por los catalanes,que no cejan en confundirnos con su lengua,diciendo que es la auténtica.Desde este comentario denuncio y doy mi repulsa a canal nou con su destrozo lingüista y su intento de fastidiar nuestra cultura,al igual que los valencianos que no les interesa temas tan culturales y de nuestra tierra como el palacio real,nuestras raices arabes,y nuestra gramatica auténtica
    ,que los castellano paralantes nos han marginado en nuestra propia tierra.Ya digo toda nuestra cultura e idioma han sido denegado y maltratado por castellanos y catalanes,POR SU ENVIDIA Y SU FALTA DE ESFUERZO POR ENTENDERNOS Y POR EL ENDEBLE ORGULLO DE LOS NUESTROS,que no se donde esta ese orgullo de ¨la terreta¨como el canal 9 catalanista dice.Espero que algún día saquen los textos del valenciano para diferenciarnos del resto,esos nacionalistas Vascos y Catalanes,como si fueran unicos en la peninsula.

     
  7. Anónimo

    Hoy me he enterado de la existencia,de dicho palacio. Soy de Alcoy y orgulloso de ser valencià…Tambien hoy, me estoy dando cuenta, que la envidia a EL REGNE DE VALÈNCIA. Viene desde antiguo. Que nos falta sangre y que podemos ser españoles…pero tambè VALENCIANS¡¡¡¡¡

     
  8. Anónimo

    Todo el centro histórico de Dresde, el 70% del de Munich, el conjunto barroco de Salzburgo…y tantos más, fueron arrasados en la II Guerra Mundial. Y fueron reconstruidos. Ignoro si es viable arquitectónicamente y el coste que podría tener, pero, ¿Sería al menos recuperable la fachada principal para devolverle a la ciudad su perspectiva más noble y el orgullo de su memoria como capital de un Reino? ¿Qué podría costar en relación a lo que ha costado, por ejemplo, el conjunto de la Ciutat de les Arts, el Veles e Vents, o el canon de la 32 Amecica’s Cup? O la terminación contemporánea de la Sagrada Familia de Barcelona, o la Almudena de Madrid (ejemplo de edificios de nueva fábrica de valor puramente emblemático).
    Valdria la vena saberlo.
    Amunt valencians, recuperem l’orgull de ser-ho!!!

     
  9. Anónimo

    “Memoria Histórica”.
    Aunque con 126 años de diferencia, es un caso muy similar al del Alcázar de Toledo: un palacio Real lamentablemente destruido en el curso de una guerra.
    Pero con el de Toledo no hubo dudas, era un símbolo español y fue reconstruido inmediatamente. Es lo que tiene la diferencia de trato entre la Memoria de Carlos I y la de Jaume I o Alfons el Magnànim. (Todos españoles, sí, pero unos más que otros).

     
  10. Anónimo

    Al menos podemos expresarnos en estos foros con la verdad. Los jardines de Viveros fueron algo más que unos antiguos viveros con plantas y arboles bonitos.Un emblema de la ciudad que todavia podría recuperarse. Amunt la nostra terra, lluitem pel nostre pasat!!!

     
  11. PATRICIA MORALES

    LA HERMOSA CIUDAD DE VALENCIA, ERA IMPOSIBLE QUE EL REINO CARECIERA DE PALACIO REAL , QUE LAMENTABLE QUE NO EXISTAN CASI HUELLAS NI RECUERDOS DE EL.

     
  12. Pingback: Los Jardines de Viveros de Valencia - Donde Viajar

  13. ArturVal

    Se han hecho tantos crímenes culturales… que igual que se desconoce por la inmensa mayoría de valencianos la existencia del Palacio Real de Valencia… se ignora la preponderancia que nuestra Lengua Valenciana tuvo en su tiempo y de la influencia que inyectó al dialecto catalán… el que dieron en denominar ‘Lengua’, por arte de birli birloque. Así: ‘digamli català’ y todo arreglado en un instante.
    Pero ellos se han preocupado de hacerlo grande… aunque falseando todo, y nosotros, con lo que hemos tenido, no se nos revuelven las tripas al ver como se entrometen en lo genuínamente nuestro para apropiárselo y engrandecerse con nuestros escritores, poetas, etc.
    Y aún tenemos valencianets en todos los estratos sociales, que se inclinan hacia sus más voraces enemigos.
    No les cae la cara de vergüenza, y en cuanto hay ocasión, se incorporan a cualquier asomo valenciano, para encumbrarse y hacer, solapadamente, traición, a sus orígenes valencianos.
    Podría dar nombres y apellidos…
    Se meten en entidades culturales, políticas, netamente valencianas para seguir con su obra termitera disfrazada de valencianía, pero con objetivos catalaneros.
    Y así vamos… a la ignominia, al fracaso, a la despersonalización, a la desaparición más completa.
    Estamos perdidos como no salga un Partido político netamente valencianista que contenga en su Estatuto, lo que verdaderamente hace falta para renacer el valencianismo verdadero y desinteresado personalmente.
    Ya está en ciernes esta idea, veremos si responde el Pueblo. Es la única solución; por eso es la más atacada. Vixca el Regne de Valencia… es la única expresión que nos queda.

     
  14. Ampa

    Arturval, lo único nos queda es aprender de nosotros mismos y nuestro pasado lo que no debemos volver hacer… Bienvenido a estos foros. Un saludo grande¡¡

     
  15. Anònim

    Parleu de cultura i no en teniu ni idea… això és molt trist! Apreneu primer a veure d’on ve la vostra llengua! I després podreu recuperar tot el que vareu perdre!

     
  16. Pep

    ¡Por fin sabemos donde se casaron Isabel y Fernando! Según la Ha. manipulada, lo hicieron el 14 de octubre de 1469 en el palacio de Juan Vivero de Valladolid. Hoy descubrimos que era el Palau Reial de València, el Viver desde donde Fernando mandaba a sus ‘ligadors d’horts valencians’ a diseñar y cuidar los jardines de los Alcázares de Sevilla y otras partes… ¡Fué aquí donde se casaron en ceremonia privada, y el 18 de octubre en la catedral, con fiestas y más de 2000 invitados. Y fué aquí donde residieron mayoritariamente: ¿A qué tener tan gran palacio si no había reyes? Os han chorrado la Historia, y no hemos sido los catalanes.

     
  17. Pingback: El Palacio Real de Valencia un emblema irrecuperable | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  18. Nombre

    Si los planos originales del Palacio Real se han conservado se podría reconstruir entero el Palacio; no exactamente en el mismo lugar porque los restos se quedarían como recuerdo del antiguo palacio, pero en una zona próxima de podría reconstruir, lo más próximo posible al palacio original. Sería un Palacio Real de nueva planta, nuevecito.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>