... ...

Analizando las momias

‘Investigando momias': la medicina forense aplicada a la arqueología

Por primera vez, Canal de Historia realiza una serie documental que lleva a la televisión los trabajos de un equipo de científicos que aplican técnicas como el carbono 14, rayos X, escáneres o pruebas de cromatografía de gases y espectrometría de masas para profundizar en el conocimiento sobre restos que podrían datar, algunos de ellos, en torno a 1200 dC.

Las investigaciones han estado dirigidas por el doctor Stephen Buckley y la doctora Joann Fletcher, del Centro de Arqueología Biomolecular de la Universidad de York, quienes durante los últimos años han centrado sus estudios en los restos de seis personas para analizar cuales pudieron ser sus orígenes según la posición en la que se encontraron y las técnicas con las que fueron embalsamados.

En esta serie que se estrena en 27 países, Canal de Historia recoge los sucesivos pasos que se aplican a los restos con el fin de establecer la procedencia de las momias, su edad, altura y sobre todo, las posibles causas del fallecimiento.

Posteriormente, y a partir de los análisis obtenidos los documentales incluyen los testimonios de los médicos forenses, que reconstruyen cómo fue la época en la que vivieron y plantean nuevas teorías sobre las civilizaciones y el contacto que pudo existir entre ellas hace más de ocho siglos.

De esta manera, la nueva serie permite conocer la tradición de embalsamar en otros países, más allá del antiguo Egipto, en donde el fallecimiento iba acompañado a una serie de rituales que se iniciaban en vida con el objetivo de preservar el alma de los fallecidos.

El primer capítulo presenta el caso de una momia del Museo Victoria de Gran Bretaña, que procede de Perú y presenta restos de una conífera tropical distintiva de los países asiáticos.

Los restos fueron encontrados en el Valle del Rimac, en la costa central de Perú (actualmente Lima), y fueron trasladados a Inglaterra por William Smithies, un inglés que viajó al país en el siglo XIX y que realizó en 1903 diferentes donaciones de restos arqueológicos al Museo Bolton, en el norte de Inglaterra.

La momia permanece en posición sentada, con una expresión en la cara como si estuviera gritando y cubierta por una extraña capa roja, que según los investigadores, no se trata de un barniz moderno, sino que corresponde a la época originaria de los restos.

El barniz está formado por orégano, bálsamo, agentes antibacterianos, conservantes, aceite de un animal marino, y una resina de una conífera tropical que se aplicaba para conservar los restos.

Fuente: www.elmundo.es

Marcador

Ampa

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>