... ...

Los guerreros de Xian un ejército inmortal

Hito arqueológico

Hace más de treinta años, en Xian, China, unos campesinos que buscaban agua para sus regadíos descubren fragmentos de una figura de terracota que semeja a un guerrero antiguo. Esta habría de ser, tan sólo, la primera de las piezas de un verdadero ejército a tamaño real realizado en arcilla cocida conocido como «los Guerreros de  Xian» o «los Guerreros de terracota».Poco tiempo después este impresionante hallazgo se convertiría en uno de los conjuntos arqueológicos más importantes del pasado siglo posiblemente comparable al de la tumba de Tutankamon.

Parece ser, que la tradición oral china no se equivocaba. Lejos de ser un «cuento chino» y por aquello de que «cuando el rio suena, agua lleva»; el descubrimiento de esta grandiosa sepultura viene a darle la razón a una antigua leyenda china que situaba en esta zona el enterramiento del primer emperador de China.

El descomunal mausoleo del Primer emperador chino

La importancia histórica de este recinto funerario es indudable ya que hablamos del mausoleo del primer emperador de China Qin Shi Huang,  quien entre 221 y 210 a.c  consiguió unificar varios reinos feudales de la civilización china y estableció la Dinastía Qin, con capital en Xian. Un hombre que, a pesar de que en vida fue un líder totalitario y ejerció la tiranía, tuvo sus debilidades ya que estuvo obsesionado con la muerte. Qin quería desplegar todo su poder desafiando a la muerte.

Nos centraremos en su descomunal mausoleo funerario, único en la historia, que ocupa una impresionante geografía subterráea de 56 kilómetros cuadrados. Se trata de la última morada del legendario Qin Shuang, hace 2.300 años, para la mandó construir un verdadero ejército de Terracota que fue enterrado a la vez que él y cuya función se cree que era la de escoltar su tumba en su viaje al otro mundo.  

Hoy, estas artísticas figuras de terracota a escala humana  aportan una valiosísima información histórica sobre el emperador como gobernador y estratega. 

Al equipo arqueológico de los Guerreros de Terracota de Xian, le fue concedido el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales porque divulga “la importancia cultural de China y su civilización milenaria, su organización social y su esplendor artístico. 

La obsesión de la inmortalidad; el poder más allá de la muerte

Entre las obsesiones del emperador estaban el miedo a la muerte y derivada de ella la de recorrer Asia en busca del elixir de la inmortalidad, lo que habitualmente le obligaba a viajar . A los trece años cuando todavia era el prícipe Zhen y tras ser elegido, cuentan las leyendas, que ya empezó a pensar en su tumba, a idear cómo habria de ser el monumento funerario que le recordara para siempre; quizás la manera más segura de pasar a la historia como un rey inmortal.

Buscaría otras muchas fórmula a lo largo de sus años de vida. Evidentemente sin resultados. Fue esta obsesión por la inmortalidad, precisamente, la que desencadenó su inevitable muerte y precipitó la rápida caída de su dinastía.

Convertido ya en emperador, título que se da a sí mismo, inicia la impresionante obra de su mausoleo en la que, si no mienten las crónicas chinas, empleó a 700.000 hombres reclutados de todos los rincones de su nuevo imperio.

«Para el emperador, su tumba debía ser una copia del universo conocido y en ella encerrar todas las maravillas del mundo. Quería que su morada eterna fuera la más espléndida jamás construida, quería sobre todo que nadie pudiera profanar su descanso. Asi que mandó a sus numerosos subditos construir 8.000 soldados a tamaño real, cada uno diferente al otro, formados para siempre en posición de batalla, vigilantes ante su tumba y junto a ellos toda una manada de bellos caballos y algún carro de combate. Un ejército inmortal que le acompañara al más allá.

Los estudiosos de la cultura asiática, como el director de Casa Asia, en Barcelona, Jesús Sanz, interpretan el enterramiento monumental como un símbolo «de querer arrastrar el poder hasta después de la muerte».

Qin Shihuang solía decir que quería “durar tanto como el Cielo y la Tierra, entrar en el agua sin mojarse y tener contacto con el fuego sin sufrir quemaduras”.

El emperador murió en el año 210 a.C, a los 48 años de edad, mientras se encontraba haciendo un viaje por la China oriental en busca de las legendarias islas de los inmortales y el secreto de la vida eterna.

La misteriosa tumba del emperador Qin Shuang sigue enterrada

A dia de hoy este enclave funerario todavia sigue rodeado de enigmas y leyendas ya que una gran parte de este tesoro arqueológico está por desenterrar al igual que la enigmática tumba del emperador Qin.

Se cree que el Ejército de Terracota del Primer Emperador chino estaba compuesto por al menos 8.000 soldados, aunque muchos de ellos siguen enterrados, a la espera de que las tecnologías en el campo de la arqueología evolucionen y se pueda garantizar que los que sean desenterrados en el futuro puedan mantener su color original.

También se decidió, por las mismas razones, esperar un tiempo antes de entrar al túmulo bajo el que se encuentra la cripta de Qin Shihuang (situado a un kilómetro y medio de distancia del Ejército de Terracota).

El emperador tenia la crencia basada en la tradición popular china de que habia de rodearse de riquezas e imágenes de soldados, para poder  recrear su vida suntuosa y su poder terrenal en la otra vida.

«Se cree que los antecesores de Qin Shihuang se hacían enterrar con soldados y concubinas de carne y hueso, pero que en la época del Primer Emperador ya se había cambiado esta cruel práctica por la de hacer dobles de arcilla».

Los científicos chinos consideran que todavía quedan muchos más hallazgos por descubrir en este complejo titánico pero cuestiones económicas y dificultades técnicas impiden realizar más labores de prospección en este mausoleo.

La leyenda del tesoro del mausoleo de Qinshihuang puede ser cierta

Parece claro que estamos ante las evidencias  reales de una nueva  leyenda con la que los científicos parecen de acuerdo  ¿ podrían encontrase todavia aquí enterrados grandes palacios y hasta ríos de mercurio?

La respuesta podría ser afirmativa. El texto que sigue entre corchetes ha sido extraido literalmente del blog www.premioprincipe.com:

[«Se tiene  la certeza de que los trabajos del complejo funerario nunca llegaron a ser culminados. Cuando Qin Shi Huangdi muere, a los 48 años de edad, la obra queda paralizada. Los estudiosos basan esta creencia en el hallazgo de una fosa vacía, un espacio subterráneo en el que no aparecen guerreros, ni caballos, pues el monumento está también repleto de animales y hasta de carros de combate. Sugiere para el equipo de investigadores este terreno desocupado, que en el año 210 a. C, cuando se cree falleció el emperador, no se construye una sola figura más de terracota. Incluso se ha llegado a decir que los artesanos que participaron en la gran obra quedaron enterrados con ella, llevándose sus secretos.

Aún no se sabe si, como aseguran las crónicas de la época, entre lo que queda por descubrir bajo el suelo estarán aquellos hombres y a su lado las grandes joyas del mundo, los palacios y las maravillas universales que Qin Shi Huangdi quiso construir para su morada final o, por el contrario, no le dio tiempo a llevarlas a cabo. …en las guías de Xian describen no sólo templos de piedras preciosas, sino hasta ríos subterráneos de mercurio.

El historiador Sima Qian habla de esos cauces que «se hacían fluir mecánicamente y representaban el río Amarillo y el río Azul». Según él la tumba contenía «maravillas increíbles»; el techo de la cámara fúnebre era de «bronce salpicado de gemas como si de un cielo estrellado se tratara». Sima Qian describe el alrededor maquetas de palacios y espléndidos tesoros. ] Artículo completo

El galardón Premio Príncipe de Asturias

Ya han desenterrado unas  2.000 figuras del conjunto – les quedan unas cuantas hasta 8.000- pero el equipo arqueológico de los Guerreros de Terracota de Xi’an se muestran satisfechos. Su labor ha sido merecidamente premiada con el galardón Príncipe de Asturias por un proyecto de investigación multidisciplinar, que permite el estudio de un importante período de formación del imperio chino-hace mas de dos mil años- que tuvo un enorme impacto en la configuración de aquella sociedad.Aunque la historia de Qin Shi Huang y de su lugar de enterramiento sigue siendo una leyenda viva y una gran desconocida a pesar del reconocimiento del lugar como una de las ocho maravillas del mundo.

Fuentes consultadas

http://www.dogguie.com/los-misteriosos-guerreros-de-terracota-de-qin-shihuang/

Marcador

Ampa

View more posts from this author
4 thoughts on “Los guerreros de Xian un ejército inmortal
  1. Anónimo

    Conocemos poco la historia de China. Es cierto que esta historia resulta tan fascinante como las del Valle de los Reyes en Egipto. Un artículo brillantes y completo. Enhorabuena

     
  2. enric

    Queda mucho que contar de Qin Shi y de la milenaria cultura china. Cuando consigan desenterrar su tumba- cámara mortuoria- el mundo será consciente de cómo se gestaba un Imperio. Nos han enseñado una historia sesgada por los límites de la vieja Europa Occidental.

     
  3. Pingback: Muerte y leyenda de Qin Shi Huang | Arque Historia - La actualidad de la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>