... ...

La peregrinación a Santiago en la Edad Media

La fe y la espiritualidad medievales constituyen la explicación de uno de los fenómenos más extendidos en el viejo continente:  las peregrinaciones. La peregrinación jacobea, en su origen, tiene hondas raíces religiosas y no puede entenderse fuera de ese contexto espiritual del medievo. La tradición del Camino de Santiago, arrancó en la Alta Edad Media (s. IX-XIII) pero aún en nuestra sociedad occidental del consumo y el bienestar, llena con fuerza, un hueco espiritual importante.

En el contexto actual, se hace difícil reflexionar acerca de los motivos que iniciaron las peregrinaciones jacobeas y sobre los factores que ayudaron a su consolidación. Cuesta imaginar las dificultades que presentaba la ruta para el peregrino medieval o los servicios que éste hallaba a lo largo del camino, e incluso es difícil pensar en las motivaciones que podían llevarle a iniciar un viaje tan incierto y complicado.

El Camino de Santiago en la Edad Media

El Camino de Santiago ha significado en la historia europea uno de los primeros elementos vertebradores del viejo continente. El hallazgo del sepulcro del primer apóstol mártir en el siglo IX supuso encontrar un punto de referencia que contribuyó a la consolidación de los territorios conquistados por las emergentes monarquías cristianas, además de abrir diferentes vías de conexión con la Europa cristiana y con el mundo musulmán de Al-Andalus.

La ruta jacobea históricamente representa una  importancia económica, cultural, artística, urbanística, articuladora del territorio, y otros muchos aspectos.

El mundo medieval

Hacia el año 776, un monje de Liébana, Beato, extraordinariamente importante en la vida del reino astur, redactaba unos Comentarios al Apocalipsis de san Juan, uno de los libros más leídos, copiados y difundidos de la Alta Edad Media europea, del que se poseen bastantes ejemplares fechados entre los siglos X y XIII. En él se afirma, recogiendo la tradición contenida en el Breviarium apostolorum, la predicación de Santiago en España, noticia por entonces difundida por toda la Cristiandad y, de hecho, recogida en diversos códices, desde el Sinaí y Africa a las Galias y Germania.

Tras la caída de Roma, una Europa occidental fragmentada recuperó poco a poco la unidad a través del cristianismo. La nueva creencia promovió la idea del homo viator, un hombre que viajaba incansablemente en busca del Paraíso y la vida eterna. Su cosmovisión diferenciaba un mundo conocido, el existente alrededor del Mediterráneo, de otro misterioso lleno de monstruos y seres extraños. El viajero que se aventuraba en esas tierras lejanas, con nombres de reinos bíblicos, nunca volvía. Un océano exterior rodeaba los tres continentes. La búsqueda de la salvación eterna y de nuevos mercados más allá de las tierras conocidas contribuyó a dibujar, con el paso del tiempo, el mapa del mundo que hoy conocemos.

Santiago de Compostela  se convierte en  centro de peregrinación cristiana con los cambios que se estaban produciendo en la Península.

Sobre el origen del camino

El origen del Camino de Santiago es difícil de precisar, unas veces por el carácter legendario de los relatos, otras por las incertidumbres de los cronistas de la época. Sin embargo, la historia del descubrimiento de la tumba fue rápidamente divulgada y aceptada por la sociedad de la Alta Edad Media.
En este ámbito se presenta una revisión de los hechos, mitad históricos, mitad legendarios, que condujeron al establecimiento de Santiago de Compostela como lugar de peregrinación. Entre estos hechos se destacan tres momentos importantes: la muerte y decapitación del apóstol en Judea, donde había regresado tras predicar en tierras hispanas; el posterior robo y traslado de su cuerpo (translatio) de Palestina a Galicia en una barca de piedra; y el descubrimiento del sepulcro (inventio) por el eremita Pelayo y el obispo de Iria Flavia Teodomiro.

 La construcción del camino

Entre los siglos IX y XIII, antes de convertirse en una ruta exclusivamente religiosa, el camino servía también para intereses políticos. Los nuevos reinos cristianos vieron en el descubrimiento de la tumba de Santiago y la peregrinación una forma de consolidar los territorios reconquistados, a la vez que aseguraban su hegemonía con la unión del poder civil y el religioso.

En este ámbito,  los personajes que contribuyeron decisivamente a consolidar la ruta jacobea,  van desde Alfonso II, artífice de las primeras peregrinaciones, hasta los Reyes Católicos, cuyo reinado coincidió con el fin del esplendor del camino. Asimismo, se habla de la consolidación de la devoción al apóstol a través de las distintas imágenes que existen de Santiago: Santiago magister, sedente y majestuoso; Santiago peregrino, con sus atributos ?sombrero, bordón y morral; y Santiago caballero, armado sobre un caballo blanco. Existían diferentes  tipos de peregrino, segun sus lugares de procedencia y los objetos más característicos que llevaban con ellos, como el morral, el bordón o la vieira.

Un camino de vida

El camino fue en la Edad Media una vía densamente transitada. Generó una gran diversidad de actividades e intercambios. Todo este movimiento provocó que las poblaciones por las que pasaba el camino se convirtieran en mercados de mayor o menor importancia, donde los productos locales se intercambiaban por aquellos que venían de otras tierras.

Para el éxito del Camino de Santiago no bastaba con la protección ideológica y política, hacía falta también un esfuerzo a la hora de dotarlo de las infraestructuras necesarias. La peregrinación a Santiago impulsó de forma espontánea y sin planificación la construcción de una importante red de caminos, que rápidamente fue modificada y adaptada, configurando un sistema de vías rápidas y seguras, equipadas con sus correspondientes servicios (hospitales, posadas, etc.) y también con sus peajes, pasos fronterizos y centros de control.

La catedral románica

Sin negar la relevancia de muchos de los monumentos que se
encuentran en el Camino de Santiago, la catedral compostelana merece un capítulo aparte. Estrechamente vinculada al arte del camino francés por su decoración escultórica y su arquitectura, constituye el máximo exponente de lo que ha sido definido como iglesia de peregrinación. La percepción de la catedral medieval por parte del peregrino se producía desde un monte situado en las afueras, donde por primera vez se divisaba el lugar sagrado que se iba a visitar. Este montes gaudii significaba un punto de inflexión en la ruta, ya que desde allí los peregrinos que la recorrían a caballo continuaban a pie y, en algunos casos, incluso descalzos.
Marcador

Ampa

View more posts from this author
26 thoughts on “La peregrinación a Santiago en la Edad Media
  1. Anónimo

    No tienes ni idea, os habla un peregrino que lo vive, no lo sabrás hasta que hagas, al menos 500 km (y no 100 que dicen que es el mínimo) para sentir.

    La ciudad se llama Compostela, Santiago es el apóstol que está en la Catedral (que es preciosa tanto por fuera como por dentro).

    Y la palabra JACOBEA, viene de San Jacobo, que peregrinó por toda Europa predicando y curando a enfermos hasta llegar a Compostela y visitar la tumba de Santiago Apóstol, y dicho personaje recorrió hasta Polonia (en Olstzyn es su patrón y su escudo), además de que hasta en esos lugares lejanos existe caminos jacobeos (volvemos a San Jacobo).

    Así pues, el personaje peregrino tiene nombre, San Jacobo.

    El camino a la tumba de Santiago en Compostela, es una peregrinación que se debe vivir al menos dos semanas seguidas andando, y no alternando días, para entender y valorar la propia vida y la fe.

    ¡Ah! y ¡¡¡Por Santigo y Cierra España!!!

     
  2. ampa

    Una verdadera gesta de la que tendrás anécdotas que contar, nos gustaría. Enhorabuena

     
  3. Anónimo

    Me gustaria que me dijeras como , de una manera breve, puedes explicar que significó el camino en la historia.Tengo que exponer un tema, y en este apartado tenngo solo 5 minutos.

    Patricia

     
  4. Anónimo

    Me gustaria que me dijeras cuando y bajo que reinado surge el camino de santiago y porque se convierte en un centro de peregrinacion.
    GRACIAS.Diego=)

     
  5. ampa

    Hola a todos; uno puede saber mucho de un tema y esplaiarse; los demás aprendemos. Está bien. Otros pueden desconocer totalmente la información que les damos y es comprensible que hagan preguntas inocentes como todos las hemos hecho alguna vez.
    Verás, el camino de Santiago encierra una larga Historia. La larga ruta que conduce hasta el sepulcro del Apostol fue surcada por millones de peregrinos desde tiempos inmemoriales y desde los últimos rincones del Mundo antes conocido finis terrae (en latín, final de la tierra)El Finis Terrae-actual cabo de Finisterre en Galicia- era donde los antiguos romanos creían que moría el sol. La gente en la Edad media seguía creyendo que el fin del mundo conocido estaba allí. Posteriormente, la meta del peregrino,fue el sepulcro del Apostol Santiago, que predicó en aquellas tierras, y tras ser ejecutado en Israel en el año 44,según cuenta una de las versiones de la tradición oral,, sus discípulos lo embarcaron en una nave sin tripulación que arribó sola a Iria Flavia, muy cerca de Padrón, donde fue enterrado y posteriormente trasladados sus restos a la vecina Compostela sobre cuyo sepulcro se inició el gran templo de Santiago de Compostela, meta final del camino.
    Espero haberte aclarado las cosas.
    Un saludo

     
  6. Anónimo

    jajajajajajajjajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajajajjjjjjjjjjjjjjjajajajaajjajjajjajajajajjaajajjajajajajaajajajajajja… k gracioso

     
  7. ampa

    Hola Marisa. Tratamos siempre de mencionar las fuentes al final de los artículos. Pero acabo de ver que la url de la página que leí para redactar este artículo ya no se aloja en el mismo seridor y no aparece como tal. Supongo que no hay problema porque uses la fotografía para inspirarte.
    Un saludo

     
  8. Anónimo

    ola me a gustado mucho esta informacion como dice nos vale informarnos ademas esta informacion me a servido para hacer i trabajo sobre las peregirnaciones y esa cosas muchas gracias por darnos la información sea quien sea gracias

     
  9. Anónimo

    Buenos días,
    Estaba interesada en saber de dónde has sacado la imagen de los peregrinos medievales, para ver si la puedo usar para unos carteles del Camino de Santiago sin ánimo de lucro. Muchas gracias.Marisa López

     
  10. Anónimo

    he recorido el camino de santiago de compostela y tube que caminar 3000 km

     
  11. ricardo

    Por favor, si alguien tiene informacion sobre si Maria no se cual (la madre o magdalena estuvo tambien predicando en estas tierras? o estoy completamente desubicado?

     
  12. guerenu polan

    Después de muchos trabajos arqueológicos e históricos no ha sido posible demostrar que bajo las losas de la catedral de Santiago se encuentre el sepulcro del apóstol Santiago el Mayor, hijo de Zebedeo. Los restos más antiguos que han aparecido son de época tardorromana y sueva: siglos IV en adelante, por lo que por este lado nada. Tampoco se ha podido demostrar que Santiago hubiese estado nunca en España. Hay que tener en cuenta que hasta bien avanzado el siglo II de nuestra era no empieza a haber cristianos en la península Ibérica, que recibirían la doctrina desde el norte de África, todo en función de zonas próximas que estaban bien romanizadas: dicho norte de África y la región andaluza de la Bética. Por lo tanto el fenómeno de las peregrinaciones tiene un gran interés sociolótico, histórico y religioso, pues sin tener la certeza de que realmente en el “finis terrae” se encuntraba la tumbra del apóstol, la cristiandad de los siglos IX y siguientes lo creyó (eran tiempos en los que la palabra de un rey, Alfonso II de Asturias, nobles y monjes eran suficientes para convencer a la población). El siglo XI es el primero en el que las peregrinaciones empiezan a ser importantes, dos siglos después de que se diera crédito (sin fundamento) a la existencia de la tumba: el tiempo suficiente para que fuera cuajando la idea de hacer del pequeño reino de Asturias un estado con proyección internacional, como así fue. Además, estando la ciudad de Toledo (antigua capital del reino godo, del cual se consideraban herederos los reyes asturianos) en manos de los musulmanes, nada mejor que contar con una capital religiosa en tierras cristianas, y Compostela cumplió ese papel. Los privilegios que los reyes concedieron a la primitiva iglesia que mandó construir el rey Alfonso II en el siglo IX (cuyos restos han sido excavados y se conoce su planta) dieron origen al nacimiento de una pequeña ciudad que, con el tiempo, sería Santiago de Compostela. En el siglo XII el obispo Gelmírez, luego arzobispo, dio gran impulso a la construcción de la catedral románica, de la que hoy queda solo una puerta y el interior. La catedral cntinuó transformándose a lo largo de los siglos y en el XVIII se levantó la gran fachada barroca, obra de Casas Novoa.
    La leyenda según la cual, después de haber sido decapitado Santiago el Mayor por Herodes Agripa, en el año 42 ó 44 de nuestra era, unos discípulos suyos cogieron su cadáver y lo trasladaron en una barca “de piedra” por el Mediterráneo y el Atlántico hasta Iria, cerca de Santiago, no tiene verosimilitud alguna, pues la crónica que habla de esto fue escrita 300 años después de que se descubriera el sepulcro que se atribuyó a Santiago. El viaje, según dicha crónica, se hizo en un tiempo que ni un moderno trasatlántico podría superar, por lo que no cabe más remedio, mientras no se demuestre lo contrario, que el fenómeno de las peregrinaciones se explica por la época en que dio comienzo, cuando el año 1000 se aproximaba y la cristiandad europea, temorosa de una fecha tan redonda, diera rienda suelta a todas las creencias con tal de salvar su alma. Un saludo.

     
  13. anónimo

    para alguno que escribe sin saber, soy española, concretamente de Galicia, Santiago, y sí, Santiago, así se llama mi ciudad, Santiago de Compostela, no Compostela, que porque vengais a peregrinar no vais a saber más que los que no van, porque jamás he ido peregrinando, pero puedo hablar extensas horas sobre la historia de mi ciudad que me la sé mejor que los que no son de aquí.

     
  14. Una peregrina redondelana

    Esta página me parece muy interesante, yo también soy de Galicia, nací en Pontevedra y me crié en Redondela, hice 2 caminos [portugués 114 km y francés 152 km] me parece una experiencia muy bonita, además hay muy buen rollo entre todos los peregrinos, lo recomiendo, I love SANTIAGO DE COMPOSTELA

     
  15. Ampa

    Hola peregrina¡ muchas gracias por compartir tu experiencia en nuestros foros y por recomendarnos el camino.

     
  16. Seira

    me gusta esta pagina pero me gustaría saber si me pueden decir concretamente algun motivo de peregrinación madieval. Ej: se me enfermó el perro y peregrino hacia santiago de compostela para que se recupere.. :)

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>