... ...

Hallan en Venecia, los restos de una posible vampiresa del s. XV

Hay una macabra  leyenda medieval que cuenta que los  “muertos vivientes” se alimentaban en sus ataúdes de la sangre de los cadáveres infectados con la peste y con sus mordiscos propagaban la enfermedad a otras personas.

Para evitarlo, se clavaba a los sospechosos una estaca atravesándoles la boca, para evitar que pudieran morder. Y es posible que esto pudiera haberle ocurrido a la mujer cuyos restos acaban de ser encontrados.

Un grupo de arqueólogos ha descubierto, en la bahía de Venecia, los restos de una “vampiresa” del siglo XV, según informaron los medios italianos. La calavera de la mujer aparece con una estaca que le atraviesa la boca, del mismo modo que indica la tradición medieval para acabar con los supuestos vampiros.

Cerca del lugar del hallazgo existía en 1468 un hospital militar para enfermos de la peste. Según un especialista de la academia estadounidense de ciencias forenses (AAFS), “cuanto más se expandía la peste, más se pensaba entonces que las vampiresas transmitían la enfermedad”.

Es posible que la asociación con los vampiros proceda de que muchas víctimas de la peste expulsaban al morir un reguero de sangre por la boca. Más allá, de la superstición, la definición de vampiresa es “mujer que se sirve de su especial atractivo para seducir y conquistar a los hombres y sacar así algún beneficio para ella misma y en una segunda acepción: “mujer fatal”. Es probable que, víctima de la tradicional feminofobia masculina, algún amante despechado le haya atravesado la boca para que no besara a nadie más.

Fuente: http://www.mdzol.com.

Marcador

Ampa

View more posts from this author
5 thoughts on “Hallan en Venecia, los restos de una posible vampiresa del s. XV
  1. Anónimo

    Esta son pamplinas, en primer lugar lo que tenia atravesado era un ladrillo no una estaca, y estaba puesto por delante de la boca no como detallan aquí. La conjetura de este arqueólogo italiano me parece aventurera e irresponsable, pienso que para llamar la atención de los medios y publicitarse de forma gratuita. Mas allá de eso, cientos de años de mitos leyendas de la existencias de estas criaturas no se ha vislumbrado prueba alguna de su existencia solo rumores y alguna noticia de algún desquiciado fanático bebedor de sangre, mas de eso nada, seamos racionales y no demos importancia a gente que nos quiere tomar por tontos y lucrar por la ignorancia de algunas personas.

     
  2. Anónimo

    A mi tb. me parece bastente “imaginativo”

    Desde el pv. Arqueológico:

    Por lo que hemos visto de momento, la “evidencia” se reduce a una calavera que parece tener un ladrillo entre sus mandíbulas.

    En lo que tiene que ver con la crítica tafonómica: la calavera tiene una fractura a lo largo de maxilar superior, con bordes rugosos e irregulares, lo que sugiere que se produce cuando el hueso esta muy
    “seco” y envejecido, y en todo caso, descarnado. Es lo que se llamaría una rotura “postdeposicional”.

    Si el cuerpo estaba enterrado (como parece ser), esa fractura puede ser muy posterior al enterramiento. Desde luego, no fue de cuando la enterraron, ni cuando la pudieran “desenterrar” poco despés de su fallecimiento (segun se especula)

    De hecho, y es lo que resulta sospechoso, puede ser hasta reciente… como de un momento cercano a su extracción, o después.

    Una interpretación “dura”, sería que se les rompió la calavera al abrirle las mandíbulas y meterle un ladrillo…

    Desde luego hay otras posibilidades, pero hay otro detalle: el craneo está intacto por lo demás (excepto un impacto en la bóveda del cráneo, que parece bastante fresco y que podría ser un accidente de excavación).

    Y curiosamente, se cita que la calavera “tenía algunos dientes rotos” pero no se muestra detalle de la imagen de esos dientes (un tafónomo o paleopatólogo podría decir si esa ruptura es antigua o “muy reciente”)

    Además, no hay nada en la fotografía que sugiera que el “ladrillo”, de hecho, estaba unido a la calavera. Al contrario, hay tierra en los otros
    intersticios del cráneo, pero no en torno al ladrillo. Vamos, que a alguien que no se fíe, también podría parecerle “puesto allí”.

    La foto, arqueológicamente, y teniendo en cuenta lo extraño de la “evidencia” y -sobre todo- de las conclusiones, se debería haber hecho de otra forma:

    Documentando en la imagen con mucho cuidado en el contexto de aparición (el cráneo y el ladrillo un poco enterrados en el sedimento) con elementos de referencia visuales que no permitan dudas como las que te pongo arriba y otras más técnicas (correspondencia estatigráfica, inclusiones o intrusiones..)

    Luego está el tema de las conclusiones. A mi, en principio, me parece bastante exagerado y poco científico que… de un craneo que está “junto a un ladrillo” estratigráficamente se saquen esas conclusiones.

    Millan Mozota
    millanm@ono.com

     
  3. jairo

    ¿pretendes decirnos que todo ha sido preparadoen la excavación? No me extraña despues de conocer el caso en alava, de Iruña-Veleia.Para el que no lo concozca echad un vistao en los foros.Salud.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>