... ...

El polvo de hueso se empleó en construcciones musulmanas

El uso del polvo de huesos en las construcciones medievales no es algo nuevo. Hasta ahora sabíamos de su utilización en construcciones cristianas o grecorromanas. Pero ahora, se trata, de la primera evidencia del uso de este polvo en una construcción musulmana.

Durante los trabajos de restauración de una antigua muralla en Granada descubrieron un horno enterrado junto con restos de huesos calcinados y cenizas. El muro fue construido bajo el mandato del sultán nazarí Yusuf I entre 1333 y 1354. los investigadores especilaizados en mineralogía de la UGR piensan que el horno fué usado para quemar los huesos y mezclarlos con carbonato cálcico, cuarzo y materiales del entorno y añadirlos a la pátina de la muralla.

La novedosa metodología utilizada -uso de la microdifracción de rayos X y cartografías minerales mediante Microscopía Electrónica de Barrido con microanálisis EDX (SEM-EDX ha permitido al equipo revelar la temperatura a la que funcionaba el horno (superior a los 1.000 grados, algo inusual para hornear cerámica), y la distribución de los minerales en la muralla, entre los que había hidroxilapatito, un mineral que es el principal componente de los huesos.

Fuente

Marcador

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>