... ...

El mito giego del Vellocino de Oro

Uno de los mitos griegos más conocidos es el  El vellocino de oro. Se trata de una historia muy popular en los remotos tiempos de la Grecia mitológica. La trama de este mito se inicia con un rey griego, Atamante, que repudió a su esposa Nefele (con la que tenía dos hijos, Frixo y Hele) para casarse con la princesa Ino.

 

Pero Ino resultó ser una mujer malvada, que al casarse con Atamante planeó la muerte de sus herederos para que fueran sus propios hijos los que aspiraran al trono. El vellocino de oro, representa a la piel de cierto carnero que en aquellos  tiempos inmemoriales salvó a Frixo y Hele de los celos de su madrastra Ino y que estaba custodiada en la Cóquide, región al final del Mar Negro, y guardada por un temible dragón.

 

Jason con el vellocino de Oro

Años más tarde, otro héroe mitológico Jasón sería el encargado de encontrarlo y traerlo a Yolco, ciudad en la que gobernaba el tío de éste, Pelías, que temía que el joven quisiera recuperar el trono que por derecho le correspondía y le ordenó aquella arriesgada empresa con la confianza de que nunca volviera.

Fue precisamente este mítico vellocino de oro que Pelias, tio de Jasón lo que le pidió a su sobrino como prueba de su valor para que pudiese sucederle en el trono de Yolco. En efecto, a Jasón le correspondía por herencia el gobierno de la ciudad, ya que Pelias habia usurpado el trono a us padre Esón. Educado por el centauro Quirón, al llegar a la edada adulta Jasón regresó a Yolco para reclamar la corona, con una extraña indumentaria- una piel de pantera y una sola sandalia-, en el momento en que Pelias estaba a punto de ofrecer un sacrificio. Sobresaltándose el rey al ver al joven así vestido, y aún antes de reconocerle como su sobrino, pues un oráculo le había aconsejado que se cuidase del hombre calzado con una solo sandalia. Pretendiendo librarse de Jasón-pues confiaba que perecería en la empresa- Pelias le impuso la dificil reconquista del vellocino de oro.

La expedición de Jason y los argonautas

Jasón hizo una convocatoria para tdodos los héroes que desearan seguirle a la Cólquide en busca del vellocino de oro, y tras reunir a los más valerosos de toda Grecia, emprendió el viaje en el navío Argo, cuyo nombre hace referencia al de su cosntructor y significa “veloz”. A partir de ese momento, los intrépidos expedicionarios recibieron la denominación de Argonautas; entre estos había también varios adivinos, que se ocupaban del examen de las señales premonitorias.

Después de numerosas peripecias(ninguna de ellas hasta representada por desgracia en el arte antiguo) durante las cuales la nave tocó las costas de varios paises, los héroes llegaron finalmente a la Cólquide en el fin de su viaje.

 

Jasón regresa con el vellocino de oro en una crátera roja de Apulia, c. 340-330 a. C.

El mito se refiere pues a la expedición que descubriera para los griegos las regiones costeras del Mar Negro. Es una suerte  especie de prólogo a la Guerra de Troya-, el conflicto que habría de enfrentar a griegos y asiáticos por el control de las rutas comerciales que traían los cereales desde los fértilescampos de las costas meridionales del Mar Negro.

La conquista del vellocino de Oro se refiere a hechos y personajes que preceden en una generación a los involucrados en la Guerra de Troya, envolviendo en la trama a gran cantidad de célebres guerreros y héroes: los gemelos Cástor y Pólux, Hércules, Peleo (padre de Aquiles), el músico Orfeo,…

Así nace la trepidante aventura de los Argonautas que les llevará hasta el país de la Cólquide, final de su expedición, situado al sur del Mar Negro que custodiaba el dorado vellocino.

Han habido algunos intentos de interpretar este mito del vellocino de oro como el equivalente a  una práctica cultural que pudo tener visos de realidad. Algunas de estas teorías tratan de explicar que la historia del vellocino de oro significaba la llegada de la ganadería a Grecia desde el este, y consideran  la creencia de que el vellocino de oro hace alusión al trigo dorado o incluso al propio astro rey.

Fuentes consultadas:

Divinidades y Héroes. Mitología griega. Panaghiotis Chistou-Katharini Papastamatis. Casa Editrice Bonechi.

Graves, Robert (1983). El vellocino de oro. Barcelona: Edhasa. ISBN 978-84-350-0504-3. Versión novelada del viaje de Jasón.

Marcador

Ampa

View more posts from this author
4 thoughts on “El mito giego del Vellocino de Oro
  1. zeryan

    Permitame comentarle que, al parecer, el mito de Jason corresponde a la historia de exploradores de placeres auríferos.
    En aquellos tiempos, el vellón de oveja era utilizado para atrapar el oro procedente de aluvios. El sedimento del rio se hacia correr por canales de madera con exclusas o trampas, en la cuales se instalaba el vellón frotado con algunos aceites para atrapar las partículas de oro.
    Corresponde a uno de los primeros indicios de quimica superficial aplicada al procesamiento y beneficio de minerales.
    Probablemente, el vellocino de oro correspondía a uno de estas pieles, “cargada” con gran cantidad de oro en pepitas o de grano fino.

    Saludos desde Chile,
    Zeryán Guerra.
    Ingeniero de minas

     
  2. Pingback: Kutaisi (II): Lo que queda de los mitos y leyendas | Una atalaya en el Cáucaso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>