... ...

Claus Stauffenberg; Operación Valkiria. El personaje

A raíz de la primera superproducción sobre la Operación Valkiria protagonizada por Tom Cruise, se analiza el papel que Claus Stauffenberg tuvo en la historia. Este carismático militar de origen aristócrata atentó contra Hitler e introdujo una bomba en la sala de conferencias privada del Fürher ¿Pero realmente cómo era Stauffenberg? Tras un intenso trabajo de investigación, los guionistas de la película; McQuarrie y Alexander dedujeron que se trataba de un personaje rodeado de cierto halo de misterio por haber desaparecido en la plenitud de la vida, con 36 años. A continuación, un par de excelentes videos emitidos por la 1ª en ”Documentos TV” con declaraciones exclusivas de Tom Cruise sobre el personaje.

“Es imposible conocer completamente a Stauffenberg, por eso se le ha representado como un personaje enigmático dentro de la historia”, afirma McQuarrie. “Durante años mucha gente ha intentado reflejar a Stauffenberg como un ejemplo o como cabeza de turco por distintos motivos, pero considero que finalmente lo que debemos hacer es valorarle por sus actos, por los riesgos que asumió y lo que intentó hacer”.

La vida del verdadero Stauffenberg

Stauffenberg creció en Bavaria en una familia de élite que descendía de la nobleza germana. Tenía ciertas aptitudes artísticas, adoraba la arquitectura, la música y la poesía. En 1920 se convirtió en oficial del ejército. Se decía que fue distinguido por sus superiores debido a su instinto para la organización militar y la logística, por lo que ascendió rápidamente.

A principios de 1943, mientras combatía en África en la 10ª División Panzer, Stauffenberg resultó gravemente herido, perdiendo un ojo, su mano derecha y varios dedos de su mano izquierda. A pesar de tan terribles heridas, se le nombró Jefe de Personal en la Oficina General del Ejército en otoño de 1943. Para entonces ya se había unido a la resistencia. El 1 de julio de 1944, Stauffenberg fue asignado a la Jefatura del Estado Mayor, a cargo del Ejército de Reserva, un puesto que le permitiría asistir en persona a reuniones con Hitler. Así, de repente se encontró en la posición ideal para llevar a cabo un intento de asesinato contra el Führer.

El historiador Annedore Leber escribió acerca de Stauffenberg:

“Constituyó el prototipo de aquellos jóvenes oficiales de alto rango que, aunque tuviesen aseguradas sus propias carreras militares, sintieron sin embargo la necesidad de pasar a la acción. Actuaron desde el sentido de responsabilidad de todo oficial para con sus tropas, el sentido de responsabilidad de todo ciudadano para con su pueblo. Incluso los oficiales de la Gestapo que participaron en la investigación de los hechos del 20 de julio sintieron ese espíritu, puesto que hablaban de Stauffenberg con añoranza…”.

Éste fue otro factor que sorprendió a McQuarrie y Alexander sobre la figura de Stauffenberg. Aunque existan algunos enigmas sobre su vida, es incuestionable su condición de un hombre de gran devoción y con una profunda ética. «Uno de los principales elementos que tengo claro es que Stauffenberg estaba motivado por el profundo sentido del deber de servir a sus compatriotas», dice Alexander. “No podemos saber cuál fue el momento exacto en que comenzó a albergar graves dudas sobre Hitler, pero una vez que se dio cuenta de lo que pasaba entre bastidores, creyó firmemente que su deber como alemán y como ser humano consistía en asumir la responsabilidad de suprimir a Hitler”.

La Operación Valkiria, en realidad fue el plan nacional de emergencia que el propio Hitler había establecido para proteger al gobierno de los disturbios civiles en caso de su muerte. Dicha orden instaba al Ejército de Reserva alemán para que tomase el mando de las instalaciones claves del gobierno hasta que se pudiese restaurar el orden, un hecho que los conspiradores intentaron utilizar inteligentemente a su favor. Alterando de forma secreta el intrincado plan, la resistencia esperaba asesinar a Hitler y recuperar Alemania de manos de los nazis, instalando su propio gobierno durante el caos subsiguiente.

Fuentes:www.libertaddigital.com/www.zinema.com /es.wikipedia.org

Marcador

View more posts from this author
8 thoughts on “Claus Stauffenberg; Operación Valkiria. El personaje
  1. Anónimo

    valkiria es una super pelicula, hacía mucho tiempo que no me interesaba asi por una pelicula.
    Stauffenberg es un amo total, un tio con dos bemoles.

     
  2. violeta

    Tengo muchas ganas de verla. Me parece muy bueno para esta sociedad sin valores que el cine americano se fije en personajes que pasan desapercibidos en la historia con un gran carisma como Stauffenberg. Saluditos

     
  3. enric

    Las últimas palabras gritadas por Stauffenberg segundos antes de morir como fueron: Larga vida a la Sagrada Alemania

     
  4. Anónimo

    Hubieron más intentos de cargarse a Hitler pero está claro que el jodío tenia un demonio de la guardia

     
  5. Anónimo

    es lamentable que muchas perssonas no sepan que el verbo HABER no tiene plural. Por lo tanto:HUBO MÁS INTENTOS DE….º

     
  6. agustin

    como van a cambiar las cosas si no comenzamos a escuchar las mentiras en los labios de quienes las dicen? Se entiende? Lo importante es que el Pueblo las sepa detectar… Ahí esta el punto, luego de eso lo demás es un tramite… Pero insisto no hay que subestimar la astucia que poseen.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>