El martirio del joven Trifón

En los tiempos del gobierno del emperador romano  Traiano Decio  (249-251)  sucedieron  algunos de los episodios más duros de persecución contra los cristianos, ya que su objetivo político fue el de reforzar la autoridad del Estado y los cultos tradicionales del Imperio. Muchos cristianos, no aceptaron esta nueva imposición del culto a la religión civil romana, que implicaba la adoración a la figura del Emperador. Como consecuencia, fueron duramente perseguidos. Por lo que, en enero del año 250 de nuestra era, el emperador romano promulga un edicto tajante para eliminar la religión cristiana :

Se requiere a todos los habitantes del imperio para que hagan sacrificios ante los magistrados de su comunidad «por la seguridad del imperio» en un día determinado (la fecha variaría en cada lugar y la orden pudo haber sido que el sacrificio tenía que estar consumado dentro de un específico período después de que la comunidad recibiera el edicto). Cuando hagan el sacrificio podrán obtener un certificado (libellus) documentando el hecho de que han cumplido la orden.

Lógicamente este edicto levantó ampollas entre los fieles cristianos. Destacados miembros de la Iglesia como el propio obispo de Roma se negaron a realizar estos sacrificios que les imponía el edicto imperial.  Hacia el año 250  «los sentimientos anticristianos llevaron a la cacería de los fieles en Cartago y Alejandría».

Entre aquellos cristianos que se negaron a someterse  se encontraba el joven Trifón quien, con sólo dieciocho años, fue detenido, terriblemente torturado y finalmente decapitado el 2 de febrero, en Nicea.

La iglesia cristiana, nunca perdonó la crueldad del emperador Decio reconocido como un “feroz tirano” . Sin embargo, parece que hacia el final del segundo año del reinado de Decio, «la ferocidad de la persecución [anticristiana] había disminuido, y la tradición precedente de tolerancia había comenzado a reafirmarse».

EL MARTIRIO DE SAN TRIFON

Trifón, natural de Asia Menor nació en Lámpsaco, el Lapseki actual, en Frigia (Turquía) fue un joven cristiano piadoso contemporáneo de los años de reinado de Gordiano III (238-244), Philippos y Decio (249-251).

Según cuenta la tradición oriental, Trifón se dedicó con diligencia al estudio de la Sagrada Escritura y el conocimiento del Santo Evangelio. Según las narraciones hagiográficas, -las más antiguas datan del siglo VIII,-Trifón se presenta como un joven pastor. Se cuenta que el emperador romano Gordiano III, requirió de sus servicios para curar -o exorcizar?- a su propia hija.

La abierta oposición de Trifón a la idolatría y su confirmación en la fe cristiana, fueron los motivos de su cruel martirio.

Sin miedo, Trifón, se reafirmó en sus creencias ante los romanos que le golpearon, para después atarlo a un caballo y arrastrarlo. Posteriormente fue quemado con antorchas y decapitado con una espada, tras haber convertido, en un acto de valentía, al prefecto Licio.

Posteriormente sus reliquias serían trasladadas a Constantinopla, y finalmente a Roma. Su cráneo se conserva en un relicario en el monasterio de Veroia, Grecia

Relicario con el cráneo de San Trifón en el monasterio de Veroia, Grecia

UN SANTO MUY VENERADO EN LA IGLESIA ORTODOXA

El culto de este santo es muy antiguo. Aunque la festividad de San Trifón se conmemora el 1 de febrero, tanto en el calendario romano como en el ortodoxo, es uno de los Santos mártires más venerados por la Iglesia oriental Ortodoxa, en especial en Rusia, donde es considerado protector celestial de Moscú.

  • El culto es muy común también en muchas ciudades de Italia
  • En KotorMontenegro, es el santo protector. En esta localidad estuvieron  las reliquias del santo en el siglo III, cuando un buque mercante en el año 890 la entregó a la ciudad.
  • La iglesia local de San Trifón celebra la fiesta del santo el 10 de noviembre, cuando fueron transferidos los huesos de Kotor hacia Roma, mientras que el calendario romano lo sitúa el 1 de febrero.
  • También es el patrón  entre los campesinos griegos como  protector de los cultivos de la invasión de insectos y otras especies de parásitos.
  • En Rusia, San Trifón es considerado como el santo patrón de las aves a causa de esta bonita leyenda rusa :

“Cuando el zar Ivan el Terrible estaba de caza, perdió a su halcón por lo que le exigió a su ayudante que encontrara el pájaro dentro de tres días o de lo contrario sería condenado a muerte. Este buscó por todo el bosque, pero sin suerte. Al tercer día, agotado , regresó a Moscú. Desesperado y cansado comenzó  a rezar con fervor a su santo patrón San Trifón Mártir, en busca de ayuda. En un sueño vió a un joven en un caballo blanco llevando el halcón del zar en la mano.

El joven dijo: “Toma el pájaro perdido, ve al  zar y no llores”. Cuando el halconero despertó,  vio al halcón en un pino. Se lo llevó al zar y le habló de la milagrosa ayuda que recibió de San Trifón. Agradecidos al Santo por salvar su vida, se construyó una capilla en el lugar donde apareció. Más tarde, también se construyó una iglesia dedicada al santo mártir Trifón en Moscú.

Algunos iconos rusos representan al santo sosteniendo un halcón en su brazo.

Hay muchas iglesias dedicadas a San Trifón pero destacamos La catedral de San Trifón, en Kotor, Montenegro, una de las Iglesias mas antiguas y mejor conservadas de Europa y la más antigua de la ex Yugoslavia.

Sus inicios románicos datan de 1166 sobre una iglesia anterior del siglo IX. aunque sus  torres de estilo barroco y fachadas fueron  reconstruidas después del terremoto de 1667.

 

 

 

 

Responder