... ...

El eslabón perdido II. Homo heilderbergensis

Homo heidelbergensis según ilustración de Dionisio Álvarez (Museo Arqueológico Regional de Madrid)

Entre el Homo antecessor, cuyos  fósiles aparecieron en las colinas de Atapuerca, y los tipos posteriores de Neanderthal y Sapiens; existió una especie de homo llamada Homo Heilberguensis que comenzó a habitar Europa desde hace medio millón de años, desapareciendo hace 200.000. Por tanto se trató de una especie intermedia entre el Homo antecessor y el hombre de Neanderthal.

Antepasados, pues, directos de los neandertales que ocuparon el centro y sur de Europa transformando y humanizando el medio natural aún en regiones inhóspitas.

Ir a descargar
Extracto del Programa “La senda Oculta” en Punto Radio. Chema Ferrer (experto en historia) bye Ampa Galduf (editora de Arquehistoria)

Modos de vida

Dotados de buenas condiciones físicas, (se trató de individuos muy altos, 1,80 m, y fuertes ,unos 100 kg, y de grandes cráneos casi 1.400 cm3 todavía muy aplanados, con mandíbulas salientes y gran abertura nasal);
desarrollaron conductas sociales dedicadas a la caza: bandas de heidelbergensis se organizaban para perseguir a otros animales y ultimarlos en trampas naturales (precipicios, pantanos) o arrojándoles grandes hachas, o bifaces.

Las posibles causas de muerte eran el parto, infecciones de heridas y de la cavidad bucal, traumatismos producidos por golpes accidentales o por violencia o por predadores.

Fueron cazadores, pero además recolectaron todo tipo de plantas silvestres y pequeños animales comestibles y huevos.

Higiene y hábitat

De su higiene sabemos que usaban palillos de dientes para la limpieza de los espacios interdentales.
Usaban abrigos de piel para evitar el frío y fabricaban herramientas de piedra y madera.
Utilizaban cabañas de madera y quizás pieles de animales, pero también usaban abrigos y vestíbulos de cuevas. Dominaron el fuego que fue un elemento de comunicación muy importante en estas primeras comunidades humanas, creando un espacio social nocturno.

Sociedad de clanes
Se organizaban en pequeños grupos o clanes de entre 15 y 40 individuos jerarquizados, que explotaban y defendían los recursos de un territorio y que realizaban contactos esporádicos con otros grupos para evitar la endogamia.

Tomaron conciencia de la muerte y comunicaron su poder a través del lenguaje, creando una cultura que se extendió por buena parte del mundo.
La sociedad era más importante que el individuo,y sus lazos grupales abrieron el camino a la compasión y al simbolismo.

Artículos relacionados:

Atapuerca, el misterio de la evolución humana

El último de la Fila

Visto en
El Heilderbengensis de Atapuerca

 

 

Marcador

Ampa

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>