... ...

El declive del Gran Houdini

EL PRINCIPIO DEL FIN DE HOUDINI

Ampa Galduf/Arquehistoria

PARTE II

Inspirados en Houdini comenzaron a salir imitadores que obligaban al gran mago a  inventar nuevos trucos de escape cada vez más arriesgados y peligrosos.

La competencia fue dura pero Houdini sabia promocionarse a traves de todos los medios a su alcance, la prensa y el cine. Le gustaba estar en los titulares manteniendo la atención de todo el mundo.  La tarea era agotadora y el inimitable escapista solía acabar magullado y  dolorido. 

Su obstinación por nuevos retos era inagotable, quiso pasar a la historia por otra gran hazaña como pionero de la aviación en Australia siendo el primer osado en 1910 en subirse a aquellos primitivos aparatos de vuelo para sobrevolar los cielos.

Mantener su posición de líder entre los magos era prioritario, al igual que aparecer en los titulares de la prensa para mantener su fama de estrella internacional. Un precio quizás demasiado elevado.

Hacia finales de la década de los años 20 y tras una fractura de tobillo el gran maetsro del misterio nunca volvió a ser el mismo por lo que comenzó a idear otras formas de asombrar con nuevos números. Su deterioro físico unido a su gran orgullo y a un desafortunado incidente de inusitada violencia fueron las causas que contribuyeron a precipitar su final. 

CRUZADA A LOS MEDIUMS

Otro aspecto importante en su vida que se convirtió en casi una carrera paralela a la del escapismo fue la de desacreditar los métodos de los médiums famosos de su época cuyos trucos solía desenmascarar durante las sesiones de espiritismo. Incluso llegó a realizar algunos de estos trucos, como parte de su espectáculo para abrir los ojos de su entregado público respecto al fraude de los espiritistas.

“Mi mente está abierta. Yo estoy perfectamente dispuesto a creer, pero…nunca he visto o escuchado algo que pueda convencerme de que existe alguna posibilidad de comunicación con una persona muerta”

Así rezaba un artículo que el propio Houdini escribió para el New York Sun y que fue publicado el 30 de octubre de 1922.

Houdini se convirtió en el peor enemigo imaginable de todos aquellos defensores de lo paranormal. Y todo a raíz de la muerte de su madre a quien el mago adoraba. Houdini no desestimó nunca recursos en la búsqueda de algún indicio que probara algún modo de comunicarse con los muertos, en especial con su querida progenitora. Nadie le convenció.

El espiritismo se habia convertido en una especie de corriente de moda tras el gran número de muertos que había dejado la Primera Guerra mundial (1914-18) en la que la sociedad había perdido a sus seres queridos. El propio Houdini, escéptico de entrada, como buen mago hacia lo sobrenatural, llega a asistir a un sesión de espiritismo para contactar con el espíritu de su madre fallecida por la que sentía especial adoración. Ella siempre habia estado presente en su números más arriesgados, era su gran apoyo y en el momento de su no pudo llegar a tiempo para escuchar sus últimas palabras. Fue un golpe durísimo para el hijo mago. Tras la sesión, se sintió profundamente estafado ante el supuesto mensaje con el que su madre se comunicaba desde el otro mundo en clave cristiana y en inglés. Ninguna de ambas cosas habrían sido propias de la señora Weisz, su difunta madre. A partir de entonces los médiums no tuvieron mayor rival que el mago Harry quien se convirtió en un cruzado contra el mundo paranomal y en detractor de mediums y espiritistas a quienes desenmascaró en sus burdos montajes que denunció como fraudes.
A pesar de costarle la amistad de su íntimo amigo Sir Arthur Conan Doyle el afamado autor de Sherlock Holmes a quien había conocido durante su gira europea.

Houdini y su amigo y defensor del espiritismo el escritor inglés Conan Doyle

Ambos solían discutir largas horas sobre espíritus y médiums. El escritor era crédulo, para Doyle el espiritismo era una verdad revelada.

Hacia fines de 1919 Houdini ofrecía 5000 dólares al medium que realizara fenómenos que él no fuera capaz de repetir, recompensa que luego elevó a 10000 dólares. A pesar de ello, muchos preferían abstenerse antes que enfrentarse a él. Quizás aguardaran una oportunidad más adelante.

Lo cierto es que en esta gran Cruzada de casi veinte años en los que Houdini emprendió su lucha personal contra los espiritistas, siempre albergó dudas a cerca de la conexión con el otro mundo, es decir que nunca descartó la posibilidad por completo.

Quizás por ello Huidini no temía la muerte o quizás la buscara al fin y al cabo para poner en práctica su gran truco final de escapar de entre los muertos

Continúa leyendo en la PARTE III

Artículo relacionado: Houdini, magia imposible

Marcador

Ampa

View more posts from this author
2 thoughts on “El declive del Gran Houdini
  1. Pingback: Houdini, los trucos imposibles del último gran mago | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  2. Pingback: Houdini, el truco final | Arque Historia - La actualidad de la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>