... ...

El Castillo de Chillon que inspiró a Lord Byron

“Chillon es un macizo de torres sobre un macizo de rocas.” (Víctor Hugo)

Hacia el norte de los Alpes, entre Francia y Suiza se encuentra el Castillo de Chillon. Esta imponente fortaleza levantada sobre una roca está emplazada en los vistosos parajes del extremo oriental del lago Lemán o Ginebra,-el mayor de la Europa Occidental-,en la comuna suiza de Veytaux

El lugar posee una sublime belleza que atrae a más de 300.000 visitantes cada año.Pero además de la espectacular fortaleza, el interior del edificio conserva varias estancias, salas, armaduras e incluso su distribución y decoración original. No en valdes, hablamos de uno de los más bellos monumentos históricos de Suiza y ejemplo de la arquitectura medieval, que atrajo y cautivó la imaginación de los principales novelistas del movimiento dieciochesco del Romanticismo quienes encontraron en el castillo de Chillón una valiosa fuente de inspiración. Por esta ciudadela suspiraron poetas de todo el mundo de finales del XVIII, desde Rosseau hasta Víctor Hugo, además de Alejandro Dumas, Gustave Flaubert y cómo no, Lord Byron.

UN POCO DE HISTORIA

Desde la Edad del Bronce, esta plaza ya fue utilizada por su estratégica posición defensiva. Después en tiempos del Imperio romano fue ocupada y fortificada en el  borde del Lago Leman. La parte más antigua del edificio es del s.XIII  y de estilo gótico  aunque el castillo propiamente data de 1536 siendo posteriormente ocupado y restaurado por  la Casa de Saboya para hacerlo más confortable debido a la gran humedad y bajas temperaturas del entorno. Después llegaría la ocupación bernesa que duró hasta 1733. Ya en 1798 con la independencia del país de Vaud, el castillo pierde definitivamente su carácter de fortaleza. 

Litografia del Castillo de Chillon, de entre 1890 y 1905

En su historia más reciente también  fue utilizado como hospital y prisión militar. Gracias a las sucesivas restauraciones, el castillo está muy bien conservado y sus salas y sótanos bien merecen una visita.

EL PRISIONERO DE CHILLON

Uno de los visitantes más ilustres del castillo fue, especialmente, la del poeta inglés Lord Byron, quien lo inmortalizó con la fuerza de su  poema “El prisionero de Chillon.”

Una de las estancias principales del Castillo de Chillon que conservan su esencia

Otra parte importante del castillo se encuentra más abajo, en los húmedos calabozos del sótano donde dieron con sus huesos, bandidos y los herejes de la región. Entre las sombras de los arcos góticos de sus mazmorras todavía se conserva el recuerdo de aquel personaje de la historia llamado François Bonivard (1493-1570), rebelde monje e historiador suizo que fuera encarcelado por defender su causa política en estos subterráneos del castillo ginebrino, desde 1530-1536.

Finalmente Bonivard seria liberado y volvió a Ginebra donde acabó endeudado, aunque continuó con sus polémicos escritos contra la Iglesia y las ideas de la Reforma. Pero aquella etapa del patriota como prisionero del castillo sería recogida por el poeta inglés Lord Byron, quien convirtió a Bonivard en protagonista de su poema que tituló “El prisionero de Chillon”.
Todo a raíz de aquella visita al castillo suizo en 1816 que sirvió de inspiración poética a Byron. Tanto es así que el famoso eescritor inglés dejó estampada su rúbrica en la tercera columna del sótano, donde, supuestamente, estuvo encadenado Bonivard, al igual que lo han hecho otros cientos de visitantes a lo largo del tiempo. 

Una placa colocada en 1924 recuerda aquella visita del poeta inglés en 1816.

LORD BYRON Y EL CASTILLO DE CHILLON

Lord Byron fue uno de los más importantes escritores del Romanticismo. Corria el año 1816 cuando estuvo viviendo durante algún tiempo con John Polidori (su médico personal) y el matrimonio  Shelley (Percy Bysshe Shelley y su esposa Mary) en un momento creativo sin precedentes en las vidas de todos ellos. 

Villa Diodati fue la mansión muy cerca del Lago Ginebra y del Castillo de Chillon, que Byron había adquirido con tan solo veintiocho años y despues de abandonar su país, dejando atrás un mar de deudas y críticas producto de su controvertida forma de vida.

La Villa en Suiza, famosa por haber sido la residencia que Byron compartió en el verano de 1816 con el matrimonio Shelley, fue el lugar donde se concibieron las ideas que impulsarían la creación  de grandes clásicos de la literatura. Aquel verano en el entorno del lago y con el castillo Chillon en el horizonte, marcaría para siempre sus vidas, y de aquella experiencia productiva saldrían tres obras maestras de la literatura universal, por parte de los tres escritores, Mary Shelley concibió Frankenstein, Polidori su relato El Vampiro y, como ya dijimos, Lord Byron redactó El prisionero de Chillón.

Como compensación al penetrante frío del lugar, de sus laderas boscosas, sus elevados  picos nevados, y la humedad de las profundas aguas del misterioso lago, el visitante se lleva el recuerdo de un lugar mágico donde historia y literatura van de la mano, un castillo de cuento de hadas entre las brumas de la historia, digno de las mejores plumas románticas.

Fuentes consultadas:

  • Huguenin, Claire, Promenade au château de Chillon, Chillon, 2008
  •  http://www.chillon.ch/en/ 
  • http://www.sabaudia.org/ 
  • http://blog.sophosenlinea.com
Marcador

Ampa

View more posts from this author
One thought on “El Castillo de Chillon que inspiró a Lord Byron
  1. Pingback: El Castillo de Charleville | Arque Historia - La actualidad de la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>