... ...

Dioses y hombres. La Edad de Oro en la antigua Grecia

MITOS HUMANOS

Los mitos son una prueba evidente de que el ser humano, desde los anales, se cuestiona su existencia, de manera inteligente.

La raza humana, a diferencia de otros seres vivos del planeta, siempre ha tenido la capacidad de distanciarse del mundo en el que vive para hacerse preguntas y buscar respuestas. En tiempos remotos, todas las culturas incluyen casi los mismos mitos, con distintas narraciones, pero con muchas similitudes de fondo sobre aspectos como;  la creación del mundo por los dioses, 

  • el diluvio,
  •  el pecado, 
  • el origen de la mujer y del hombre, 
  • el robo del fuego…

En aquel mundo antiguo, tan distante a nosotros, las respuestas a estas cuestiones requerían, inevitablemente, de una explicación sobrenatural que justificaba la intervención de los dioses. 

Los fenómenos climáticos buenos, las buenas cosechas o las victorias épicas, por lo general, siempre encontraban una explicación divina. Si los dioses estaban contentos favorecían a una comunidad humana, y a su vez, los hombres les correspondían con una serie ofrendas y cultos, en una especie de círculo de supersticiones que nunca tenía fin. 

Por contra, los fenómenos negativos, como las catástrofes naturales, las enfermedades o las derrotas se debían a la ira de los dioses, y las ofrendas tenían el sentido de aplacar esa furia de los dioses para ganarse, de nuevo, su favor.

DIOSES: LA EDAD DE ORO GRIEGA

Nos referimos aquí a los mitos griegos como a una serie de relatos fantásticos en los que intervienen los dioses o semidioses, dotados de poderes sobrenaturales, para explicar los principales fenómenos de la naturaleza y de la vida social humana en los tiempos de la Grecia Arcaica

La mitologia griega está formada por una serie de ritos y relatos míticos relativos al nacimiento de ese mundo de personajes divinos. Una elaborada historia de la sucesión de las generaciones divinas que al término de los múltiples conflictos por la soberanía, desemboca en la colocación de los dioses del Olimpo alrededor de la figura de Zeus.Los más antiguos relatos griegos como los homéricos,- tan sólo una pequeña parte de un conjunto, que, desgraciadamente, no ha llegado hasta nosotros-, son composiciones poéticas basadas en relatos populares que dieron forma a multitud de historias, producto de la imaginación popular, sobre distintos héroes de la legendaria Edad de Oro griega.

En estos poemas épicos, hombres destacados viven grandes hazañas que siempre se entremezclan con la intervención de los dioses, inmortales, siempre impredecibles, que adoptaban figuras humanas y personificaban las fuerzas del Universo.

En la mitología griega, los dioses;

  • eran otra casta de seres inmortales que se habían creado a sí mismos. 
  • No existían desde siempre, no eran eternos pero si inmortales. 
  • Esta inmortalidad se traducía en un estilo de vida particular. 
  • Se alimentaban de néctar y del humo de los sacrificios. 
  • Estaban sometidos al destino e intervenían constantemente en los asuntos humanos. 
  • Nacidos unos de los otros y siempre muy numerosos, los dioses formaban una familia, una sociedad idealizada, fuertemente jerarquizada.

 

Durante aquella mítica edad de Oro griega la raza primigenia de dioses fueron los Titanes. Prometeo fue  un titán, el primero en defender la cultura de los hombres en oposición a Zeus y otros dioses olímpicos que trataban de frenar el progreso humano. Zeus, hijo de Cronos vence a la antigua estirpe de los Titanes después de una guerra sangrienta que llevó a los olímpicos al poder. 

Esta dorada época de la Grecia más Arcaica, acaba trágicamente, con un acontecimiento devastador, que trajo aparajeda la caída del hombre.

El Mito de Prometeo, es un ejemplo de este eterno antagonismo entre los dioses y los hombres y forma parte del primer conjunto de relatos míticos de la tradición griega, es decir, de la primera generación de dioses que creó la raza de los Titanes vencida, finalmente, por las doce divinidades del Olimpo.

Artículos relacionados:

 

Marcador

Ampa

View more posts from this author
3 thoughts on “Dioses y hombres. La Edad de Oro en la antigua Grecia
  1. Moisés

    Si observamos detenidamente las escrituras del génesis; la aparición del hombre sobre la tierra y su manera de vivir, se asemejan a lo planteado por la ciencia.

     
  2. Pingback: Elche y su posible pasado troyano: Ilicitanos | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  3. Pingback: La degeneración romana del espectáculo con fieras | ArqueHistoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>