... ...

Dickens, el mito de la Blanca Navidad

EL HOMBRE QUE REINVENTÓ LA NAVIDAD

Reedición del Texto de Ampa Galduf/Arquehistoria

Sabemos que la Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del siglo XIX. En este siglo, es cuando aquella vieja celebración cristiana, empieza a transformarse en la fiesta de las Navidades con el carácter que conocemos hoy día. Se populariza la figura de Santa Claus, y se reviven viejas costumbres como el intercambio de regalos, además de que se ponen de moda las tarjetas de Navidad, siendo éste, el germen de la Navidad moderna. Pero no siempre fue así.

Antes del s.XIX la Navidad no fue una celebración tan sonada y popular como en la actualidad. Un escritor, en el contexto de la Inglaterra Victoriana, contribuyó, en gran medida a recuperar la celebración del nacimiento de Cristo como una fiesta popular, familiar y comercial

Ese hombre que reinventó la Navidad no fue otro que el conocido escritor inglés Charles Dickens…

Su obra “Canción de Navidad”, publicada en 1843desempeñó un importante papel en la reinvención de una fiesta, venida a menos, recuperándola y dotándola de un espíritu de compasión, buena voluntad, y armonía familiar; es decir resaltando el verdadero espíritu navideño.

Pero además, Dickens, no sólo modificó el concepto de las navidades, que ya nunca fueron como antes, sino que además creó el mito de la blanca Navidad.

LA NAVIDAD ANTES DE DICKENS

Hubo un tiempo en la Inglaterra Victoriana del s.XVII, durante la Reforma protestante, en que  los sectores ingleses más puritanos rechazaban la fiesta del nacimiento de Jesús por su vinculación al catolicismo, y la acabaron prohibiendo en algunas iglesias protestantes. Hasta que en 1647, durante la Guerra civil inglesa, un edicto de los gobernantes puritanos terminó prohibiendo, tajantemente, la celebracion de la natividad

No obstante, el pueblo se amotinaba, rebelándose contra esta impopular decisión, hasta que la fiesta vuelve a restaurarse en 1660. Aun así, muchos de los miembros del clero reformista, siguieron los argumentos puritanos y continuaron rechazando las Celebraciones Navideñas. El edicto ya se había revocado pero todavía tenía efectos funestos.

La Navidad era, por aquel entonces, un día de descanso como tantos otros festivos, que se dedicaba a actividades sencillas.

En el contexto de la América colonial, por ejemplo, algunos hogares celebraban una fiesta solemne pero con pocos símbolos de alegría. Aunque los cristianos residentes de Virginia y Nueva York siguieron las celebraciones libremente, los Puritanos de Nueva Inglaterra rechazaron la Navidad, y su celebración fue declarada ilegal en Boston de 1659 a 1681.

Después de la Revolución americana, en los Estados Unidos, la Navidad se entiende como una costumbre inglesa que va perdiendo importancia. 

Llegados al siglo XIX, vemos cómo la celebración de la Navidad se estaba quedando en una costumbre religiosa más, sin nada de especial.

DICKENS REINVENTA LA NAVIDAD

Charles Dickens es, en gran medida el responsable de la transformación de la conmemoración religiosa de la Natividad en la Navidad actual.

Consciente de que la celebración había perdido fuerza e instensidad, Dickens, concibe esta fecha como un tiempo de celebración sincero y familiar, y recupera tradiciones y costumbres. 

En definitiva revive la celebración del nacimiento de Cristo y la impregna de un estimulante espíritu humanitario.

LA INGLATERRA VICTORIANA

En el contexto de esta etapa victoriana en Gran Bretaña, arranca la Revolución Industrial aplicando nuevos modos de producción que cambiarían para siempre la concepción del mundo a nivel ideológico, social, económico y político.

En aquella Inglaterra de Dickens se crearon dos realidades contrapuestas; por un lado estaba la sociedad burguesa acomodada y por el otro la clase obrera que  vivía una realidad completamente opuesta, desde la completa “pobreza”, además de unas condiciones infrahumanas en las fábricas en las que trabajaban, mayormente mujeres y niños…

El escritor tomó partido en favor de los más desfavorecidos describiendo en sus novelas las enormes desigualdades sociales que se vivieron durante el s.XIX adiquieriendo un gran compromiso social de denuncia.

En estas historias, Dickens aprovecha los ingredientes de la conmovedora celebración religiosa de la antigua Navidad para tratar de unir a las familias con el espíritu del amor y la caridad. 

Su obra contribuyó a recuperar la celebración del nacimiento de Cristo como una fiesta popular, familiar y comercial convirtiéndola en la Navidad moderna. 

 

LA NAVIDAD ACTUAL EN MARCHA

La labor de Dickens surte el efecto esperado.

En navidades posteriores sus libros navideños se siguen vendiendo. Las costumbres antiguas se van recuperando;  

  • El árbol de Navidad, originario de zonas germanas, se extenderá por otras áreas de Europa y América.
  • Los viejos villancicos vuelven a escucharse y se componen otros nuevos. La costumbre de cantar villancicos, aunque de antiguos orígenes, procede fundamentalmente del siglo XIX. 
  • Las tarjetas de navidad no empezaron a utilizarse hasta la década de 1870, aunque la primera de ellas se imprimió en Londres en 1846.

Costumbres que con el tiempo, nuestra sociedad consumista (en especial la norteamericana) aprovecharía para expandir la Navidad por el mundo, ya sin el matiz religioso sino con el marcado slogan del “espíritu navideño”

LA BLANCA NAVIDAD

Dickens no sólo modificó la idea de aquellas Navidades que ya nunca fueron como antes, sino que además creó el mito de la Blanca Navidad.

Los meteorólogos afirman  que durante la infancia de Dickens, hubo ocho navidades blancas, una tras otra. Sin duda, esto determinó la forma en que el escritor dejándose llevar por la nostalgia de su infancia, junto con millones de tarjetas de felicitación, representaron así la Navidad en Inglaterra.

Un año más esa Navidad blanca, y el espíritu navideño de Charles Dickens llamarán a nuestra puerta.

DICKENS EN CADA NAVIDAD 

La caridad, la infancia, los mitos populares, las desigualdades sociales, los sueños y la magia son ingredientes que encontramos en sus novelas. Desde la primera edición en 1843,  “A Christmas Carol” aquella vieja fábula de Charles Dickens , con el viejo tacaño Scrooge como protagonista, ha entretenido durante casi 170 años a millones de niños del mundo. Pero aún con el paso del tiempo, este clásico
navideño sigue encandilando cada Navidad a todos los públicos.

En 1843 Dickens escribió Canción de Navidad, el primero de una serie de libros anuales de Navidad que pretendían, según él, “…despertar antiguos pensamientos de amor”.

Algunas conclusiones

  • Dickens, incorpora sin llegar a ser transgresor, una serie de elementos con los que romper definitivamente con los moldes puritanos de la época victoriana y transformó lo, puramente religioso, de la celebración del nacimiento de Cristo en algo más comercial; “La blanca Navidad”.

En su obra  “A Christmas Carol”, Dickens adquiere un compromiso social, describiendo la Navidad como un tiempo en el que esas diferencias sociales se hacían más acusadas. Los pobres pasaban frío y penurias en las calles, mientras que los acomodados burgueses vivían rodeados de bienestar. 

  • El objetivo del escritor era que sus historias navideñas sirvieran para que la sociedad inglesa tomara conciencia de este desarraigo de las clases trabajadoras y para que el estado les diera protección.

Así que podemos decir que Dickens, fue un verdadero promotor de nuestra  Navidad y el responsable de concebir el verdadero espíritu navideño con sus historias de las que, haciendo el símil con las parábolas bíblicas, siempre se extrae una moraleja.

Dos lecturas recomendadas:

  • Recomiendo un libro muy interesante “The man who invented Christmas” de Les Standiford, que cuenta la situaciones apuradas por las que pasó el conocido novelista inglés, para conseguir sacar adelante y publicar en las navidades de 1843 su cuento “Canción de Navidad” que pasaría a la posteridad como un verdadero clásico navideño que , si bien es uno de los cuentos más típicos de las fechas que se aproximan,  no fue el único que escribió sobre esa temática. 
  • Este año que termina, se ha celebrado su Bicenterario y por este motivo se publican juntos en una edición conmemorativa los cinco relatos que Dickens escribió, con ambientación navideña y con ilustraciones inspirado en la edición inglesa de 1852, Se titula “Cuentos de Navidad” y reúne “Canción de Navidad”, “Las campanas”, “El grillo del Hogar”, “La batalla de la vida” y “El hechizado”, en un único volumen.
Marcador

Ampa

View more posts from this author
One thought on “Dickens, el mito de la Blanca Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>