Warning: file_get_contents(http://wp_plug.adnow.com/wp_aadb.php?token=1c4e194ebe48c2b268f08e153a708e52fa2979a543491860ddf5e89255619ee1): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 502 Bad Gateway in /var/site/arquehistoria.com/www/public/wp-content/plugins/native-ads-adnow/public/class-adnow-widget-add-area.php on line 100
... ...

Cuicuilco, la Pompeya mesoamericana

BUSCANDO LOS ORÍGENES DE TEOTIHUACÁN

Texto de Jose Manuel Peque /Paisajes del Pasado 

Cuando aún no existían el cielo ni la tierra, y todo estaba sumido en la oscuridad, se reunieron los dioses, allá en Teotihuacán…

Ninguna de las grandes culturas de la antigüedad nacieron de la noche a la mañana, ni necesitaron de ninguna extraña influencia “externa” ajena a las complejas circunstancias que ya de por sí se proyectan sobre este planeta.

Pirámide de Cuicuilco en la erupción del volcán Xitle

Siglos después de que desapareciera la cultura olmeca en la zona del Golfo de México, hacia el año 800 antes de nuestra era, existió una época de “vacío civilizador” en la cual pequeñas culturas se establecieron por diferentes partes de Mesoamérica, sin llegar a tener un contacto claro entre ellas, ni a través del comercio ni de la guerra.

LA CULTURA PRECLÁSICA DE CUICUILCO

Una de esas culturas fue la de Cuicuilco, cuyo asentamiento estaba en la llanura cercana al volcán Xitle, en el extremo sur del que era el lago de Texcoco, desecado al principio de la época colonial para evitar las miasmas y enfermedades que sus insectos transmitían en las épocas calurosas a los habitantes de Ciudad de México.Cuicuilco fue el primero de los atlepletl. Se conoce como atlepletl a las ciudades estado que fueron ocupando cada vez una mayor parcela de poder en el centro de México, lejos de las áreas tropicales del sureste, donde también comenzaban a surgir las primeras culturas pre mayas. 

Pirámide de Cuicuilco

Es casi seguro que habían sido herederos de la cultura nahua  y que habían llegado a este lugar desde el norte, como ocurriría siglos más tarde con la llegada de los mexicas.

Cuicuilco quizás fue fundado en torno al 1.200 antes de nuestra era y conoció su época de mayor florecimiento en el II siglo a.D.C, cuando competía con las primeras fases de Teotihuacán.

¿Por qué me detengo tanto en hablar de Cuicuilco en este artículo que debería tratar de Teotihuacán?

Por dos razones: porque la desgracia que asoló Cuicuilco, como veremos ahora mismo, iba a influir en el rápido progreso que experimentaría Teotihuacán, ya que muchos de sus pobladores serán los que contribuyan a la explosión demográfica y como consecuencia al desarrollo de Teotihuacán.

LA DESTRUCCIÓN DE CUICUILCO

La gran explosión del Volcan Xitle

Dicho esto, efectivamente fue la explosión del Xitle  sobre el año 400 antes de nuestra era, la que cubrió de lava Cuicuilco (como si de una Pompeya mesoamericana se tratara) y obligó a sus habitantes a huir y establecerse en otro lugar lo que terminó por despoblar aquella vieja ciudad. 

¿Cuál fue ese lugar al cual se dirigieron? Pues a la ciudad que en aquella época rivalizaba con  Cuicuilco y que había entrado en pujanza apenas unos siglos antes. La antigua Teotihuacán. 

Una ciudad que ya era importante e influyente y que había empezado a organizar su sociedad siguiendo y ampliando el modelo de Cuicuilco. Lugar de reunión de distintos pueblos como los totonacas y los otomíes Teotihuacán ya se había establecido como una importante sede comercial y quizás religiosa.

Aquel fenómeno natural devastador cuya consecuencia fue el precipitado éxodo de los supervivientes de Cuicuilco en busca de una nueva ciudad, propició la gran transformación de Teotihuacán que, a partir de aquel trágico momento, viviría su época de desarrollo y de mayor esplendor.
A partir del año 100 a.d.C Teotihuacán comenzó a concentrar un importante número de habitantes provenientes de todo el valle del Anáhuac. Pero será el componente nahua, es decir, de los emigrados de Cuicuilco, el que convertirá a este asentamiento en una verdadera entidad cultural, política y demográfica.

Teotihuacán, que ya tenía su pirámide del Sol y empezaba a construir la de la Luna, en esta época encaraba su nueva página en la historia, dispuesta más que a ser un referente y un modelo a imitar, a forjar su leyenda.

Artículo relacionado : Teotihuacan, ciudad de dioses 

 

Marcador

Ampa

View more posts from this author
4 thoughts on “Cuicuilco, la Pompeya mesoamericana
  1. Pingback: Teotihuacan y sus dioses | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  2. Pingback: Teotihuacan la más influyente cultura clásica mesoamericana | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  3. Pingback: El fin de Teotihuacán | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  4. Pingback: Monte Albán, la joya zapoteca | Arque Historia - La actualidad de la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>