Cuando el deporte se convirtió en cultura de masas

DE CULTO A LA INTELIGENCIA A CULTURA DE MASAS

En este artículo pretendemos reflexionar sobre la autenticidad del deporte clásico griego en su armonía de valores como la superación, la cultura, la belleza y la espiritualidad, y de cómo este se ha ido degradando en la historia, en favor de los actuales ideales materiales de fama y riqueza.

Texto de Ampa Galduf/Arquehistoria

El concepto del deporte entendido como fuente de salud ha estado muy presente en todas las culturas a lo largo de la Historia. 

En la Grecia clásica encontramos el sentido más puro de la práctica gimnástica que perseguía tanto objetivos físicos como espirituales y morales en una formación equilibrada. Los griegos, no podían entender la educación sin el entrenamiento físico. Olimpiada_Grecia01

El atletismo, deporte por excelencia, se fundamentaba  en la búsqueda de la persona perfecta a semejanza de los dioses. Por tanto, deporte y religión, también fueron de la mano en la antigüedad griega.

 

El deporte, en la era clásica representaba algo más que un simple entretenimiento ya que ejercía una importante labor cultural; alimentaba las ciencias del saber y los valores en alza. 

Discobolo-(1)

Olimpia centro de mentes privilegiadas

Ya hemos dicho que la práctica del deporte en la Antigua Grecia, no sólo formaba parte de la vida cotidiana sino que, también contribuía a la formación intelectual e incluso moral de las gentes.

Los juegos de Olimpia comenzaron a celebrarse el 1 de Julio del año 776 A.C naciendo las olimpiadas que reunían además de los atletas a numeroso público. Un nutrido grupo de mentes privilegiadas de su tiempo- filósofos, literatos, historiadores, pensadores-, acudían devotamente a estas competiciones como la ocasión más adecuada para difundir sus ideas, ante la mayor cantidad de griegos que pudieran reunirse por entonces. Con fines pacíficos, claro.

juegos_olimpicos

Las modalidades deportivas que más se practicaban eran atletismo, lanzamiento de jabalina y disco, carreras pedestres, carreras de cuádrigas, lucha; -llaves y contrallaves, el pugilato, (boxeo)- saltos de longitud, tiro con arco, o lucha con armas (hoplomaquia), todas ellas se exibían en los grandes Juegos, en especial los Olímpicos.

Asi pues, los juegos eran un auténtico hervidero y centro cultural, en el que pensadores y escritores exponían públicamente sus ideas y sus escritos. Olimpia conoció su mayor gloria entre los siglos 600 y 400 a. de C, cuando los Juegos fueron pasando de uno a siete días de competición. Los que asistían, venidos de distintos pueblos, mostraron mucho interés en fomentar aquella Olimpia cultural.

Connotaciones religiosas

Las competiciones deportivas griegas, enmarcadas en festivales religiosos, tuvieron también un marcado caracter de culto a los dioses. Se realizaban en honor al dios Zeus, destacando también el culto al dios Apolo, representante de los ideales y de la práctica deportiva en la antigua Grecia. Asi, deporte y religión, fueron de la mano en la Antigüedad.olimpic_ceremonia

Los juegos de Olimpia desprendian esa actitud ceremonial en muchas de sus actividades, por ejemplo, en la ceremonia central de los juegos, con el sacrificio de cien bueyes a los dioses. Este caracter de culto pagano de los juegos, supuso una de las razones de peso por las que los primeros cristianos los rechazaron y acabaron por abolirse.

Comienza el espectáculo…

Pero aquellos  tintes espirituales con los que germinó la práctica deportiva terminaron por dar paso a los intereses materiales. Pronto aparecieron en aquellas nobles competiciones, la corrupción y las apuestas.

EL GRAN CIRCO ROMANO

Los valores morales fueron cayendo de los pedestales dando paso a los intereses personales.

Grecia pasó a ser provincia romana y los romanos terminaron por convertir aquellos juegos en un espectáculo circense  bañado de sangre en  las luchas de gladiadores y  exihibiciones de  fieras exóticas traídas expresamente del corazón de África. Detrás del laurel del vencedor estaba la, nada despreciable, exención de impuestos y una pensión vitalicia por vida.

El deporte se convierte así en espectáculo de masas .

coliseo-roma

Por debajo de la arena del piso del circo, un laberinto de pasillos, jaulas y elevadores mecánicos permitían a los trabajadores hacer que aparecieran los gladiadores y los animales.

El Coliseo era una de las construcciones más practicas de Roma. Arcos ocultos sostenían las gradas en las que se sentaban las masas que ocupaban unas 50.000 localidades. Ochenta salidas llamadas vomitorias, servían para que el público pudiera salir por ellas rápidamente.

Finalmente, Teodosio el Grande, impone el cristianismo sobre el paganismo, prohibiendo los juegos definitivamente en el año 394 de la era cristiana.

EL deporte en la sociedad actual

Los romanos contribuyeron a convertir los juegos de Olimpia, y el deporte en general, en un espectáculo circense que en la sociedad actual se ha traducido en la nueva religión para las masas, el opio del pueblo.

En la actualidad, el deporte ha heredado aspectos que terminaron por imponerse en el deporte de la era clásica; la sobre estimación social y económica de los éxitos deportivos, o su explotación, con fines ajenos al deporte. Algo que ya fue criticado de manera sistemática por los intelectuales griegos desde Jenófanes de Colofón en el siglo VI a. C, y luego por Eurípides, Sócrates, y un largo etcétera.olimpiadas

Hoy algunos sociólogos, llegan a entender por ejemplo, el fútbol, como la nueva religión de las masas, es decir como un ceremonial febril cargado de fanatismos que concentra a simpatizantes, socios e hinchas del balonpié con el único propósito de ganar una liga o trofeo y de dar salida a emociones contenidas. Espectáculo que deleita como antaño a plebe y poder; mientras las masas estén entretenidas son menos peligrosas.

Los deportistas de élite aparecen así como los nuevos dioses de barro, ídolos de masas en el altar de una sociedad carente de otros valores morales. Panes et circus!! futbolTodo esto nos hace reflexionar sobre el verdadero sentido del deporte clásico griego en la armonía de valores en extinción en nuestras sociedades como la superación, la cultura, la belleza y la espiritualidad.

Artículo relacionado: El futbol español nació en las minas 

Responder

1 Trackback a "Cuando el deporte se convirtió en cultura de masas"

  1. el 4 septiembre, 2013 a las 13:16