... ...

Celestino V, Gregorio XII y otros Papas que dimitieron

El próximo 28 de febrero, Joseph Ratzinger, el Papa Benedicto XVI dejará el cargo de Pontífice de la Iglesia tras ocho años de papado, por decisión propia. Los motivos los ha explicado al mundo, con sus propias palabras en latín, y se deben, fundamentalmente, a su deterioro físico e intelectual, como consecuencia de su avanzada edad.

Benedicto XVI pasará el testigo a un nuevo Papa que, previsiblemente, será electo para las fechas de la Pascua. Por su parte, Ratzinger ya ha anunciado que se retirará a un monasterio de Clausura en el Vaticano. Joseph Ratzinger ya lo había dicho en un libro de entrevistas, Luces del mundo, afirmando que un Papa;

“tiene el derecho y, según las circunstancias, el deber de retirarse” si siente que menguan sus fuerzas “físicas, psicológicas y espirituales”.

Sin duda, un hecho histórico y una decisión valiente la de Benedicto XVI, ya que tenemos que remontarnos a seis siglos atrás par comprobar que, desde entonces, este acto de renuncia papal no ocurría.

El último Papa que dimitió en 1415, dos años antes de morir, fue Gregorio XII. Anteriormente, hay algún otro ejemplo, a pesar de que, al tratarse de un acto voluntario es un hecho casi insólito en la historia del Vaticano.

Quizás el ejemplo más similar al del actual Papa sea el del santo pontífice Celestino V.

ANTECEDENTES; OTROS PAPAS QUE DIMITIERON

Varios pontífices han dimitido a lo largo de la historia, la mayoría de ellos en el contexto de disputas vaticanas, presiones políticas y obligados por las circunstancias.

CLEMENTE I

El cuarto papa de la historia, Clemente de Roma, (del 88 al 97), o San Clemente I, es el primero del que tenemos constancia que dejara el cargo. Al parecer, habían grupos de insubordinados a la autoridad eclesiástica y Clemente tomó parte tratando de unificar posturas.

El emperador Trajano lo arrestó y mandó su destierro  en el año 101 al Ponto, donde le esperaba la muerte. Al parecer, antes de eso Clemente I ya había pasado el testigo a quien se convertiría en el quinto Papa, Evaristo, para dar continuidad a la Iglesia.

 CELESTINO V

Quizás, el caso que mayores coincidencias guarda con el Papa actual, que más huella ha dejado en la cristiandad con mayor dimensión histórica, sea el de Celestino V. Ha sido el único antecedente papal en la historia que renunció, humilde y voluntariamente, a la silla pontificia, y que sin embargo acabó sus días en la cárcel.

Todo y a pesar de su buena fama de santo. Pietro Angeleri di Murrone era un anacoreta que amaba la vida en oración. Elegido papa en 1294, pasando a llamarse Celestino V.

Como un de santidad fue más conocido como ‘Papa Angélico’  pero siendo un anciano octogenario, sólo se mantuvo cinco meses en el cargo durante 1294 y renunció al mismo por confesar su inexperiencia en el manejo de los asuntos de la Iglesia.

El papa Angélico no se sentía preparado para asumir este papel de liderazgo en la Iglesia y prefirió regresar a una vida de oración y sacrificio como anacoreta en su cueva en el monte Morrone.

Tras su inédita renuncia, Bonifacio VIII fue elegido por los cardenales como nuevo papa quien inmediatamente trató de retenerlo junto a él temeroso de que el pueblo napolitano, contrario a su elección, lo considerara como legítimo pontífice.

Celestino logró escapar siendo finalmente encarcelado en la torre del castel Fumone donde falleció el 19 de mayo de 1296 tras diez meses de confinamiento. 

La tradición cuenta que estas fueron las palabras del humilde papa que habia renunciado a su cargo pontificio cuando entraba en prisión:

“Siempre deseé tener una celda apartada de todo y llena de silencio para poder dedicarme a la oración. Y esa celda me la han dado aquí. ¿Qué más puedo pedir?”.

Benedicto XVI ante la tumba de Celestino V

GREGORIO XII

El último papa en el tiempo que renunció a su puesto fue Gregorio XII (1406 a 1415) debido a las presiones internas vaticanas en la última etapa del  Cisma de Occidente. Fue papa junto con Benedicto XIII, el papa de Avignon, y el llamado “antipapa” Juan XXIII.

El emperador Segismundo a través del concilio de Constanza, obliga a renunciar a estos tres Pontífices. Sólo Gregorio XII, dos años antes de morir, en 1415, dimite.

Tras él,  Martín V sería elegido como nuevo Papa.

Durante el pasado siglo algunos pontífices  contemplaron la renuncia como Juan Pablo II explíctamente se refirió a ella en la Constitución apostólica Universi dominici gregis, publicada en febrero de 1996.

Pero a pesar de su débil salud y larga agonía, nunca recurrió a ella.

Artículo relacionado: El sueño de ser Papa  

 

Marcador

Ampa

View more posts from this author
2 thoughts on “Celestino V, Gregorio XII y otros Papas que dimitieron
  1. Pingback: Castel Gandolfo, Benedicto XVI ya es historia | Arque Historia - La actualidad de la Historia

  2. Pingback: El obelisco del Vaticano | Arque Historia - La actualidad de la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>