... ...

Categoría: HISTORIA Y ACTUALIDAD

Katyn. Conmoción en el 70 aniversario de la masacre

¿ El ”Segundo Katyn” ? 

A.Galduf/Arquehistoria

Se cumplen 70 años de un terrible genocidio conocido como la masacre de Katyn, una matanza abominable a manos del régimen estalinista que exterminó a la élite militar polaca. En este lamentable episodio de la historia europea, la policía secreta soviética, el NKVD, fue la responsable de ejecutar de forma masiva, durante la primavera de 1940, a unos 22.000 oficiales e intelectuales polacos hechos prisioneros de guerra por la Unión Soviética durante la II Guerra Mundial. Un exterminio que dejó un gran vacío intelectual y político en el país.   Los  escenarios para las ejecuciones en masa fueron las prisiones de Kalinin, Járkov y otras ciudades soviéticas, y, por supuesto,  el bosque de Katyn. Este macabro lugar, al oeste de Rusia, es también conocido como “el bosque maldito”. Fue allí en Katyn, cerca de Smolensk, Rusia, donde se hallaron enormes fosas comunes con miles de cadáveres de oficiales polacos asesinados en masa por las fuerzas soviéticas. Y despues de todo ese tiempo, se da una desgraciada coincidencia; la sociedad polaca vuelve a perder en la misma región rusa y por las mismas fechas a gran parte de su élite política y militar.¿ Mera casualidad o existe algo más?

El pasado 10 de abril el  aeropuerto de Smolensk, era noticia en el marco de este triste aniversario; el capitán Arkadiusz Protasiuk ,-el que aparece en la foto- intentaba aterrizar su nave sin éxito. Finalmente el avión se estrelló. A bordo viajaban el presidente polaco Lech Kaczynski,  otros funcionarios de alto rango, militares y miembros del Parlamento polaco quienes se dirigían a Katyn para rezar por las víctimas en el 70 aniversario de dicho genocidio. Resultado; todos muertos. Un irreparable hueco y otro duro varapalo en sólo 70 años a la sociedad intelectual y política polaca del que tardará en recuperarse. ¿Quien les iba a decir a los propios miembros del gobieno de Polonia que el “Requiem” de Katyn iba a ser tambien por ellos ? ¿Pudo ser este accidente aéreo intencionado?

Continue Reading

La gripe española, la peor pandemia de la historia

1918 fue el fatídico año en que acababa la Primera Guerra Mundial, nueve millones de personas habían perdido la vida, pero la humanidad seguía siendo castigada por un mal mucho más devastador; un terrible virus de la gripe, conocido como “gripe española”.

La epidemia fue causada por el brote de la influenza virus A del tipo H1N1, el mismo que pareció resurgir hace unos años, aunque, eso sí, mucho más virulento y mortal tanto en personas ancianas como en individuos fuertes y jóvenes. En cuestión de meses, se convirtío en pandemia y se  llevó a la tumba,a casi 40 millones de personas; es decir, cuatro veces más víctimas que dejara la gran guerra.
Sólo en España, el virus de la gripe española, causó la muerte a 300.000 personas. Es por ello que esta gripe sea considerada la peor pandemia de la historia.

El origen no fué español

La enfermedad surgió en los Estados Unidos, en el estado de Kansas, pero los Aliados de la Primera Guerra Mundial la llamaron gripe española porque recibió una mayor atención de la prensa en España que en el resto del mundo. Los países implicados en la Gran Guerra no informaban sobre la epidemia para no desmoralizar a las tropas, de modo que las únicas noticias venían en la prensa española. España fue  el único que no censuró información ya que era neutral en el conflicto.

Así que como gripe española pasaría a la historia, el primer brote, la ola de primavera de la epidemia, se originara, al parecer, en los cuarteles militares estadounidenses en marzo de 1918. El segundo brote, la ola principal de la pandemia global, tuvo lugar de septiembre a noviembre de ese mismo año. Hubo, en numerosas zonas, una tercera ola, muy grave, a principios de 1919.

Virulencia letal

Por entonces, todavía no se habían descubierto los antibióticos. En su mayoría la gente que murió durante la pandemia lo hizo por neumonía causada por bacterias oportunistas que infectaron a quienes la gripe había ya debilitado. Sin embargo, una parte de los afectados por la epidemia murieron apenas unos días después de que se les manifestaran los síntomas de la enfermedad, victimas de una neumonía vírica mas grave, originada por la misma gripe, que dejo sus pulmones completamente encharcados de sangre o liquido. Además, la mayoría de los fallecidos eran adultos jóvenes de entre 15 y 35 años, un grupo poblacional que rara vez muere de gripe.Los investigadores detectaron mucho tiempo después que se trató de un gripe transmitida por las aves, y no porcina. De modo que el virus de 1918 no tenía ningún gen de tipo humano: era un virus de la gripe aviar, sin mezclas. Tenía, eso sí, 25 mutaciones que lo distinguían de un virus de la gripe aviar típico, y entre ellas debían estar las que le permitieron adaptarse al ser humano. Se supo así que el virus de la gripe española se multiplica 50 veces más que la gripe común tras un día de infección, y 39.000 veces más tras cuatro días. Mata a todos los ratones de laboratorio en menos de una semana.

El fantasma de la gripe española

El miedo a que se propague un nuevo virus de una virulencia letal similar al de la mal llamada ” gripe española”, ha estado planeando en los últimos años desde que hemos conocido el alcance de contagio entre humanos por gripe aviar y porcina. La gripe española de 1918 fué la peor de las tres epidemias de gripe del siglo XX, pero no es menos cierto que entonces las medidas sanitarias eran muy precarias tras la gran guerra; no se contaba con antivirales, y además los estados, que trataban de recuperarse del desastre, no pudieron tomar las medidas adecuadas para evitar que la pandemia se propagara.

Las carencias sanitarias y alimenticias, además de la imposibilidad de aislar a las personas contagiadas en hospitales abarrotados de heridos de guerra, fomentaron más si cabe el contagio. Los ciudadanos se encontraron desprotegidos frente al virus y en pocos meses el desastre era incontrolable. La epidemia se convirtió en pandemia. En apenas cuatro meses, el virus había dado la vuelta al mundo cobrándose veintiun millones de vidas humanas, y había regresado a las costas estadounidenses. Pero el asesino microscópico aún seguiría matando al doble de personas durante un año más. Las compañías farmacéuticas trabajaban día y noche para producir una vacuna, pero el virus desapareció antes de que se pudiera siquiera aislarlo.

Fue la epidemia de gripe más mortífera de la historia de la humanidad.

90 años después de aquello, el temor a que resucite el fantasma de “la gripe española” sigue estando presente.

Fuentes consultadas:

El País digital

El baúl de josete

Marcador
Continue Reading