... ...

Categoría: Roma

Banquetes romanos; auténticos festines

Los placeres de la mesa (II)

Javier Ramos

La comida estrella por excelencia que practicaban los romanos era la cena, momento en el que se desarrollaban los verdaderos banquetes. Éstos se celebraban en privado, pero también en público, en determinadas festividades o dedicatorias a altos dignatarios.

La diversidad de los manjares ofrecidos en las tabulae rallaba el exotismo en determinadas ocasiones: higos africanos, vulvas de cochinilla, tetillas de cerda, jabatos empanados, sesada de faisán, lenguas de flamenco, hígados de caballa, testículos de cabrito, leche de murena,…

Típico banquete romano amenizado con danzas y música

El lecho era un elemento imprescindible en el marco de los banquetes privados celebrados por los nobles, y la distribución jerárquica constituía una clara expresión de las preferencias del anfitrión.

Marcador
Continue Reading

La cocina romana

Los placeres de la mesa (I)

Javier Ramos

En la elaboración de las comidas, como en toda la vida romana, resultó notable la evolución de las costumbres a lo largo de los siglos.

Antes de que aparecieran en las mesas de los poderosos exóticas viandas procedentes de lugares tan dispares como Guinea (faisanes), Persia (gallos), India (pavos), Hispania (conejos), Ambracia (corzos), Calcedonia (atunes), Tarento (ostras y almejas), Ática (mejillones) o Dafne (tordos), los romanos no conocieron más que los alimentos básicos que proporcionaba la tierra: cereales, legumbres, hortalizas, leche o huevos.

Cuando los recursos escaseaban, el alimento básico fue el puls durante más de 300 años. Se trataba de una especie de gachas de harina de trigo.

Continue Reading

Matrimonio y divorcio en la Roma antigua

Así en la salud como en la enfermedad…

Texto de Javier Ramos

No debe extrañarnos que los antiguos romanos concedieran menos importancia que nosotros al matrimonio. De hecho, una buena parte de la población romana se emparejaba, es decir eran “pareja de hecho” sin llegar a casarse.

La ceremonia de una boda en Roma era un acto sencillo y privado

  • Sólo una de cada tres parejas en Roma llegaba al matrimonio.
  • La forma de matrimonio más arcaica, fue el ususque contemplaba una forma de divorcio inmediato si la esposa pasaba tres noches seguidas fuera del hogar.
  • Los esclavos tuvieron prohibido casarse hasta el s.III
Continue Reading

La Carthago Nova Romana

El poder púnico

En el verano de 237 a.d.C el clan de “los Barca” liderado por Amílcar desembarca en la península Ibérica. Sabemos de la presencia de su yerno, Asdrúbal, y de sus hijos “los leoncillos” entonces todavía unos niños.

El hecho de traer a  los suyos, demuestra a las claras,  la intención de los Barca de establecerse en suelo hispano de manera permanente. Desde ese momento la conquista Bárquida no hace sino comenzar una rápida expansión ascendente, principalmente hacia las poblaciones costeras mediterráneas. Poco tiempo después, cartagineses y romanos, las dos potencias que rivalizaban por el poder en el mediterráneo, se acaban enfrentando en la península Itálica. Cartago y Roma medirán sus fuerzas, enfrentándose en la Segunda Guerra Púnica.

Qart Hadast, (“la Nueva Carthago”) fundada por Asdrúbal con ese nombre, doce años después de la llegada de los Barca a la península Ibérica,  estaba siendo la base de operaciones del ejército cartaginés, la sede de las estructuras administrativas y militares desde la que se controlaba el resto del territorio púnico. Pero durante aquella guerra con Roma, la ciudad se había convertido también…

Continue Reading

Entrevista a Posteguillo y reseña: “Los asesinos de emperador”

 Novela Histórica

Amigos lectores, la novela histórica supone una excelente forma de conocer la historia a través de la literatura. Supone un enorme placer para nosotros volver a tener en Arquehistoria a uno de los titanes de este género en la actualidad; al afamado escritor Santiago Posteguillo. Con él hablamos en este reportaje sobre “Los Asesinos del Emperador” , deseamos que lo disfruteis ¡¡

Bienvenidos a la Roma del s.I de nuestra era

Esta es la primera novela que forma parte de la nueva trilogía de Santiago Posteguillo sobre el emperador hispano Trajano, el primer hombre nacido fuera de Roma que tuvo que dirigir un Imperio Romano a punto de resquebrajarse en el último tercio del siglo primero de nuestra Era.

POSTEGUILLO_POSTER

Continue Reading

La muerte en la antigua Roma

En polvo romano te convertirás

Detalle del sepulcro de las Plañideras de la Necrópolis real de Sidón,mediados del IV a.C.

Al ciudadano romano, como a cualquier otro ser vivo terrenal, también le llegaba su hora. El sepelio de sus difuntos tenía ciertas peculiaridades.

Resulta curioso desde el presente, pero en el imaginario del imperio,  los muertos seguían formando parte de la sociedad.

Panteón romano a las afueras de la ciudad solían estar rodeados de jardines

Mediante las exequias, recibían , eso sí, una nueva residencia o necrópolis.

 

A veces se optaba por incinerar el cadáver, en otras simplemente se inhumaba.
El término funus definía el período dedicado a las honras fúnebres por el difunto, que comprendía desde el momento del fallecimiento hasta los últimos honores posteriores a su enterramiento.
Sin embargo, los funerales podían desarrollarse de muy diversa forma en consonancia con la posición social del finado (es decir, del fallecido).

Continue Reading

Juegos romanos

Los romanos, un pueblo de jugadores

Javier Ramos

Los restos arqueológicos hallados demuestran que los juegos de azar estaban plenamente implantados en la sociedad romana.

Al margen de los ludi públicos, los romanos practicaban numerosos juegos en privado.

Uno de los más famosos fue el de los dados (tesserae). Se fabricaban en hueso, metal o marfil y tan a menudo se trucaban, que pronto se obligó el uso de cubiletes (fritilus) para ser lanzados. En ellos se invertían grandes sumas de dinero.

Continue Reading

El nacimiento de los hijos de Roma

Javier Ramos

Cuando un niño/niña romano/romana venía al mundo, era colocado a los pies del padre.

Los padres no tenían obligación, ni moral ni jurídica, de aceptar todos los hijos nacidos del matrimonio.

El abandono público de los recién nacidos para que fueran adoptados por otras familias era una práctica habitual y legal entre los romanos, fueran ricos o pobres.

En Roma, delante del templo de la Pietas, se alzaba la denominada Columna Lactaria, donde eran depositados los bebés abandonados que, si al final eran recogidos, era con intención de explotarlos como esclavos, mendigos o prostitutas, en el caso de que fueran niñas.

Continue Reading