Warning: file_get_contents(http://wp_plug.adnow.com/wp_aadb.php?token=1c4e194ebe48c2b268f08e153a708e52fa2979a543491860ddf5e89255619ee1): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 502 Bad Gateway in /var/site/arquehistoria.com/www/public/wp-content/plugins/native-ads-adnow/public/class-adnow-widget-add-area.php on line 100
... ...

Castel Gandolfo, Benedicto XVI ya es historia

Castel Gandolfo situado en la antigua Alba Longa, es un municipio italiano muy conocido por poseer la residencia estival de los pontífices, elegida por Benedicto XVI como lugar para su retiro durante los próximos dos meses. En estos bellos parajes bendecidos por el clima mediterráneo, descansará el primer Papa que ha dimitido de sus funciones en mas de 600 años de historia, hasta la elección del nuevo Pontífice que dirigirá la Iglesia católica. Desde las ventanas de esta residencia palaciega se pueden observar bonitas vistas del lago volcánico Albano. 

Pero además de la residencia palaciega el complejo también incluye extensísimos y cuidados jardines, y unas 55 hectáreas de terrenos, además del Observatorio Vaticano en la azotea del edificio con un gran telescopio dispuesto para la observación astronómica del Papa

El magnífico recinto fue llamado ‘Vaticano número dos‘ por Juan Pablo II, siendo, incluso más grande que el propio Estado del Vaticano, ya que formó parte de uno de los varios poblados de castillos, al sudeste de Roma, conocidos  como los “Castelli”, situados a menos de una hora en coche desde Roma.

 LOS CASTELLI ROMANI

Durante toda la Edad media, la región de los Castelli romani (castillos romanos) situados en zona volcánica pertenecieron  a la vieja Tusculum, en los montes bañados por el Lago Albano. Región favorita de papas y grandes mandatarios que apreciaron sus refrescantes brisas para construir allí sus villas y palacios estivales imitando a los antiguos nobles romanos que ya frecuentaron esta zona como lugar para relajarse por su agradable clima durante el verano. 

Del pasado romano de aquella antigua ciudad de Tusculum, quedan pocos restos, una calzada romana, las ruinas de la villa imperial del emperador Tiberio y un anfiteatro. En los siglos XI y XII bajo el mandato de los Condes de Tusculo o Tusculum pasaron por la ciudad muy ilustres huéspedes como Enrique III Sacro Emperador Romano, el rey francés Luis VII y su esposa Leonor de Aquitania, o incluso Federico Barbaroja.

LA RESIDENCIA PAPAL 

En cuanto a los orígenes de la actual residencia Papal en el Palacio de Castelgandolfo tenemos que remontarnos hasta el s.XI, ya que el edificio se construyó sobre otro ya existente, plaza que la famila ducal de los Gandulfi (de ahí su nombre), había construído hacia el año 1.200, en una suave colina a orillas del lago volcánico AlbanoSe trató, más bien de una pequeña fortaleza amurallada cuadrada, con un patio interno, varias torres y un jardín adyacente.

Durante el siglo siguiente  la propiedad pasó a la familia Savelli, que la mantuvo de forma alterna hasta 1596. Ese año, por una deuda que la familia no pudo pagar al papa Clemente VIII (1592-1605), la propiedad pasó al pontífice quien fue su primer ocupante , y que en 1604 declaró patrimonio de la Santa Sede. Fue el primer núcleo de la residencia papal tal y como hoy la conocemos.

El siguiente Pontífice Urbano VIII (1623-1644) decidió convertir este lugar en su mansión de verano, adaptando y ampliando la vieja fortaleza que habitó a partir de 1926 dando como resultado un edificio del s. XVII diseñado por Carlo Maderno a la medida del Papa Urbano VIII. Posteriormente Clemente XI (1700-1721) durante su primera visita a Castelgandolfo otorgó a la propiedad el título de Villa Pontificia. 

Pío XI, a principios del s. XX hizo añadir el Palacio Papal y la casa colindante. En 1958 falleció en esta residencia pontificia el Papa Pío XII, y en 1978 lo mismo ocurrió con Pablo VI. 

Este lugar fue apreciado desde la antigüedad dado que la temperatura es más agradable en verano que en la propia Roma por sus frescas brisas frescas y extraordinarios paisajes. Un lugar perfecto para un pequeño retiro espiritual, al menos hasta que se completen las labores de remodelación del convento de clausura en el Vaticano y hogar definitivo en el ocaso de la vida del Papa que será recordado como el último en dimitir de la historia.

Artículo relacionado: Otros papas que dimitieron en la historia 

Marcador

Ampa

View more posts from this author
One thought on “Castel Gandolfo, Benedicto XVI ya es historia
  1. Pingback: El obelisco del Vaticano | Arque Historia - La actualidad de la Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>