... ...

Camino del Cid, siguiendo al héroe literario

En las últimas décadas vemos cómo el turismo cultural va ganando puntos respecto al turismo de costa y playa. Nuestro patrimonio histórico va ocupando lentamente el lugar que se merece, al tiempo que una serie de antiguas rutas y caminos (al margen de los de Santiago) van siendo renovados y puestos en valor como la Via de la Plata , las Vía Augusta, la Ruta de Don Quijote, el camino de San Vicente Martir o el archipopular Camino del Cid.
Efectivamente, la huella del Cid por tierras castellanas, aragonesas y valencianas ha movido a numerosas personas a tratar de reconstruir la historia de uno de nuestros más insignes personajes históricos y literarios. Actualmente, “El Camino del Cid” es una expresión cada vez más utilizada y representa un recorrido turístico y cultural que trata de seguir
el rastro de Don Rodrigo Díaz, El Cid Campeador basándose esencialmente  en una obra literaria, “El Cantar de mio Cid”. Este clásico medieval es una de las más importantes obras épicas de la literatura europea y se escribió un siglo después de la muerte del Cid. En sus versos observamos una curiosa mezcla de realidad y ficción.

Pero aún tratándose de un itinerario basado en el Cid como caballero medieval y héroe literario no significa que se trate de una ruta imaginada, sino que como leemos en el blog www. caminodelcid.org,  más bien es “una sucesión de caminos y lugares históricos, algunos de los cuales han desaparecido, mientras que otros, a raíz de nuevas intervenciones arqueológicas, han salido a la luz. Estos caminos, transitados desde hacía siglos, comenzaron a recorrerse ya como itinerario cidiano a principios del siglo XX, cuando Ramón Menéndez Pidal y su mujer María Goyri iniciaron la búsqueda de las huellas del Cid por tierras castellanas y aragonesas. Desde entonces han sido miles las personas ” que en todos los medios de transporte posibles han tratado de seguir estos caminos vinculados estrechamente con el cantar y la figura legendaria del Cid.

El Camino del Cid discurre por ocho provincias españolas: Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante. Es difícil encontrar una ruta con la riqueza de recursos patrimoniales del Camino del Cid. Si existe una palabra que pueda definir la ruta desde esta perspectiva, esa palabra es diversidad.

A los Patrimonios de la Humanidad de origen medieval como la catedral de Burgos, el mudéjar aragonés, la Lonja de Valencia o el Palmeral de Elche, se unen numerosos lugares y poblaciones de indiscutible valor, como Covarrubias (Burgos), El Burgo de Osma (Soria), Sigüenza (Guadalajara), Daroca (Zaragoza), Albarracín (Teruel), Morella (Castellón), Xátiva (Valencia) o Elx/Elche (Alicante), son sólo algunos ejemplos de las poblaciones de honda raigambre medieval que el viajero puede conocer a su paso. Todos ellos hacen del Camino del Cid un itinerario único amparado bajo la sombra narrativa del Cantar de mio Cid.

Nota: Si no podeis escuchar el postcad, probad a recargar la página de inicio.

Más info http://www.caminodelcid.org/Camino_ElCAMINOdelCID.aspx

 

 

 

 

 

 

 

 

Marcador

Ampa

View more posts from this author
11 thoughts on “Camino del Cid, siguiendo al héroe literario
  1. jairo

    De entrada se me antoja agotadora 😉 Con el camino de Santiago me atreví claro que con 15 años menos…creo que a la ruta del Cid le falta el toque místico-espiritual que tiene el jacobeo. Felicidades por el postcad Ampa, pedazo de voz…, es la tuya?

     
  2. Ampa

    Gracias Jairo , ahí vamos en la nueva Arquehistoria tratando de hacerla más dinámica y multimedia. Que te parece el cambio?
    Espero que vengas para quedarte, jeeee
    Besazos¡¡¡

     
  3. jairo

    Me gustqa mucho, creo que ahora la página es mas visual, todo ordenado…gana con las imágenes y videos. Muy buena idea incluir reportajes y aprovechar esa faceta tuya radiofònica. Aunque otras cosas me parecen mas complicadas en wordpress no se cómo usar mi usuario para publicar postcomo hacía antes, de momento me contento con ir poniendo coments
    Supongo que lo ireis mejorando. Un abrazo y adelante con la nueva Arquehistoria

     
  4. Ampa

    Si jairo como bien dices echamos de menos tus post en arquehistoria, desd luego queda mucho trabajo aún, hay que hacer algunos ajustes para que os resulte más facil todo, con algo más de tiempo trataremos de familiarizarnos e interpretar los nuevos retos. Celebro que en general te guste más…

     
  5. guerenu polan

    La figura de Rodrigo Díaz ha sido mitificada ya desde las crónicas medievales, pero hoy se sabe que tenía más de pendenciero que lo que se ha supuesto, así como que sirvió -de acuerdo con la costumbre de la época- a uno u otro señor según le conviniera. Incluso no le importó apoyar a enemigos de los reyes cristianos, como es el caso de sus servicios en favor del rey musulmán de Zaragoza, al-Muqtadir. Con este se enfrentó al cristiano Ramiro I de Aragón, apoyó al pretendiente Sancho contra su hermano Alfonso, luego se puso al servicio de Alfonso (VI), saqueó varios territorios más allá de las pretensiones de extender el poder cristiano en territorio musulmán, sino con el solo objeto de su enriquecimiento, luchó contra Ramón Berenguer II de Barcelona y a favor de diversos reyes taifas. En fin, nada de caballero cristiano, sino un mercenario que sin duda tuvo éxitos militares, pero al servicio del mejor postor.

     
  6. Ampa

    El artículo no deja de hacer referencia al Cid como personaje épico literario influyente en la literatura europea. Es lógico que independientemente de cual fuera la verdadera trayectoria històrica de Rodrigo Díaz, en el artículo se resalta un camino cultural cuya directriz es literaria, es decir, que se inspira el poema medieval del Cantar. De acuerdo contigo en que como todo mito literario, el Cid, ha sido convertido en un héroe medieval. Un saludo

     
  7. guerenu polan

    Como estuve en varios de los lugares que se citan en este “camino del Cid” pongo esto aquí por si hay aficionados a estas actividades. Utebo, a pocos kilómetros de Zaragoza, cuenta con una torre judéjar del mayor interés, obra del siglo XVI aunque con añadidos posteriores. La enorme candidad de azulejos cerámicos le dan una vistosidad y cromatismo inigualables. Hay en el pueblo varias casas de ladrillo que, a pesar su humildad, recuerdan el gusto mudéjar (también hay alguna casona noble).
    Si se pasa por Covarrubias, en la provincia de Burgos, se podrá ver un pueblo conservado (aunque muy reconstruido, pero con gusto) muy bien. Creo que se benefició del hecho de que un prócer del régimen de Franco fuese de allí (Rodríguez de Valcárcel, el último presidente de las Cortes en dicho régimen). Cerca está el monasterio de Silos, que creo es visita obligada, porque además de su claustro cuenta con una iglesia neoclásica y la población, muy pequeña, también tiene encanto, sobre todo por el paisaje que la rodea.
    Si se va a Burgo de Osma, núcleo muy agradable, cuyo palacio episcopal, con no ser demasiado ostentoso, tiene gran interés arquitectónico, debe visitarse Uxama, un yacimiento de época romana que ha sido excavado (supongo que lo seguirá) en la calzada de Astúrica Augusta a Tarraco. Antes fue población arévaca (celtíbera) y cerca hay un pequeño museo que ilustra el trabajo realizado en este yacimiento. En Sigüenza, su catedral tiene aspecto de fotaleza, sobre todo por el frente occidental, lo que es común en este tipo de edificios (otro ejemplo es la de Tui, en la provincia de Pontevedra) cuya construcción empezó en el siglo XII. La portada es románica con un fuerte abocinamiento, aunque más tarde se le añadió un rosetón gótico. El crucero es de una sola nave, pero en su origen tenía cinco ábsides, que hoy se encuentran rodeados por uno solo formando girola. Todo el mundo conoce la estatua del doncel, pero los retablos son de mérito. En fin, no quiero ser pesado en la descripción de una de las catedrales más interesantes de España, aunque no se encuentre en una capital de provincia.
    La villa turolense de Albarracín es curiosísima y con una morfología urbana perfectamente adatada al terreno tortuoso. Tiene un castilo desde el que se ve una hermosa vista el paisaje mediterráneo algo degradado por la escasez de precipitaciones. También cuenta con varias torres y casonas que hacen de su visita una agradabilísima actividad. Como Albarracín se encuentra en el suroeste de la provincia de Teruel se puede uno desviar hasta Huete, al norte de la Cuenca (que nada tiene que ver con el camino del Cid) pero que tiene un queso (poco divulgado creo yo para su calidad) insuperable.

     
  8. mauro

    A parte de que El Cid fuera o no un patán , él y su época nos evocan los ideales de los caballeros medievales valor, fe, humildad, justicia, generosidad, templanza, lealtad y nobleza cuyas armas y complementos de batalla como escudo o adarga, la loriga, la cofia o yelmo, la lanza y el pendón o estandarte Somos muy impresionables, creo yo. Salud

     
  9. Jose Miguel

    Guerenu Polan!! No tienes ni idea sobre el Cid. En este país se ha acostumbrado a la gente a odiar a España y sus héroes!! Tu eres víctima de eso!! El Cid fue desterrado injustamente por envidias; no una sino dos veces; y a pesar de eso, siempre fue leal a su rey; incluso habiendo encarcelado durante un tiempo a su mujer e hijas, y habiéndole quitado todas sus propiedades. Cuando un guerrero se ve en esas condiciones, lo más normal es que se busque la vida, más que nada porque sino muere de hambre. Tenía que salir fuera de los territorios de su rey, y se tenía prohibido ayudarle de cualquier forma bajo pena de muerte. Aún así y para abreviar, el cid jamás se enfrentó en ninguna batalla ni guerra a su rey, y se negó con rotundidad a cualquier ataque que pudiera afectar a su reino. Solamente hay un acto en el Cid que se sale de ese guión, y es perfectamente entendido, debido a los continuos ataques contra su persona y su familia que cometió el insígne Conde Ordóñez. Así que el Cid dio un escarmiento y aviso a navegantes a este Conde, atacando La Rioja, donde estaban situados sus territorios! El Cid una vez desterrado y con una mesnada pequeña que le era leal, fue hacia los condados catalanes, donde le rechazaron. Así que fue a Zaragoza, donde sí, gobernaba un moro que no estaba en guerra con su rey. Así que siento mucho que no se abandonase en cualquier páramo a morir de sed y hambre; sé que te sabe mal! Un mercenario es áquel que se vende a cualquier postor, sin fijarse a quien perjudica. El Cid, nunca atacó a su rey, a pesar de las putadas, y respetó mucho las creencias y la forma de vivir de los demás. Raro en esa época, así que era un tio especial. Cosa que no se puede decir de gente de nuestra época donde supuestamente se respetan a las personas, y no hemos crecido en un mundo de guerras y muertes. Así que no estamos acostumbrados a la violencia. Que alguién en esa época fuese como el Cid, a pesar del poder que llegó a alcanzar, es muy remarcable; e indica lo especial del personaje. Es un hombre que se hizo a si mismo, que luchó con moros y cristianos sí, pero nunca traicionando a su rey. A cualquiera que lea la historia de este personaje, fuera de mitos y de una forma seria, se dará cuenta que ni era un mercenario, ni era un sanguinario, a pesar de que era lo normal en la época; era magnánimo con los derrotados, y era muy tolerante con las creencias de los demás!! Y a pesar de que joda a muchos, ni se dejó morir, ni se conformó con vivir a las órdenes de otros. Forjó su propio reino, con muchos menos recursos y poder que cualquier reino cristiano o moro! Jamás perdió una batalla y incluso los árabes y bereberes lo respetaban y le temían a partes iguales!! Una persona fuera de lo común sin duda, y que debería ser valorada mucho más en su país, que hubiese sucumbido a las embestidas moras, si no hubiese sido por él!! Saludos!!

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>