... ...

Buscando las raíces de Japón; la cultura Yayoi

LA CULTURA CHINA QUE REVOLUCIÓ AL PAÍS NIPÓN

Texto de Marcos Uyá /Más allá de las Fronteras

La cultura Yayoi, con una duración de 600 años, representó el primer paso hacia la formación del Japón.

Procedente de China y situada en el cambio de Era (300 a. C- 300 d. C.), revolucionó al país nipón con innovaciones como la agriculturael empleo del metal, la artesanía y la cerámicalo que la convirtió en un referente del mundo oriental hasta que hacia el siglo IV d. C., desapareció debido al surgimiento de los primeros estados japoneses.

Espejo de Bronce que corresponde a la orfebrería de la Cultura Yayoi, s.III

LA PREHISTORIA EN JAPÓN

Conocida como época Jomón, la prehistoria nipona se correspondería con la primera parte del Neolítico-desde el 11.000 a. C. hasta el 300 a. C.-.  Este período se caracterizó por un aislamiento respecto del continente asiático debido a su condición geográfica insular, lo que le confirió unas peculiaridades únicas que dotaron a la isla de unas estructuras primitivas sociales, económicas y culturales bien diferenciadas. Pero estas estructuras, que duraron milenios y permanecieron inmutables, iban a ser transformadas, radicalmente y para siempre, por una nueva cultura que no nació dentro de la isla, si no que, provenía del continente asiático, concretamente de China, con un nivel técnico mucho más elevado respecto al panorama japonés y que hacia el s. III a.C. propició un cambio brusco en la evolución de la cultura japonesa.

LAS NOVEDADES DE LA CULTURA YAYOI

Esta cultura extranjera que se instaura en la isla japonesa romperá todos los moldes. Será conocida como la cultura Yayoi. Se trató de grupos de una cultura más avanzada, provenientes de la China continental que debido a la expansión territorial china y sin afán de conquista emigraban buscando un lugar tranquilo donde ubicarse.

Esta cultura china iba a aportar grandes novedades a la insular nipona. Se desarrolló especialmente en el suroeste de la isla mientras que la parte oriental y noreste, probablemente por factores geográficos y climáticos, quedó casi al margen. 

  • La primera de ellas, quizás la más importante, fue la introducción de la agricultura a través del cultivo del arroz, que transformaría las estructuras económicas existentes, basadas en la caza y la pesca y en la recolección. Su implantación se realizó hacia el siglo I de nuestra era, aunque recientes descubrimientos arqueológicos lo retrasan hasta principios del primer milenio antes de nuestra era, cuando los cultivadores de arroz chinos fueron desplazados hacia el Japón debido a las invasiones acaecidas durante el periodo chino Han.

Establecidos en la isla, y debido a la topografía y climatología favorable con la presencia de terrenos pantanosos y cenagales, pronto el arroz se convirtió el modo de subsistencia más notable entre los nuevos inmigrantes y la población local, pasando a ser el epicentro de la vida económica.

  • Había más actividades económicas. Principalmente se desarrolló un comercio exterior basado en intercambios con Corea y con China lo que nos hace sugerir que existía un moderado tráfico marítimo del alcance entre el continente y la isla.  El medio de pago más usual era el trueque ya que aun no se había implantado la moneda, si bien también otra forma de pago era el intercambio de regalos basados en la reciprocidad.
  • Otra de las grandes innovaciones fue el empleo de herramientas metálicas. En efecto, se empezaron a usar simultáneamente el bronce y hierro con lo que es imposible, al contrario que sucedió en Europa, diferenciar una Edad de Bronce y una Edad de Hierro. Generalmente el hierro se utilizaba para las armas y herramientas, aunque hay también vestigios de espadas y lanzas en bronce, mientras que el bronce se utilizó para objetos de carácter ornamental como los espejos o las campanas,(dotaku) a las que se les dió un importante sentido religioso.
  • En cuanto a la artesanía, la nueva cultura trajo un aporte espectacular respecto a la calidad de las piezas. Si bien el proceso fue gradual, se pasó de una cerámica tosca caracterizada por los llamados vasos Jomón, hacia una mucho más refinada y bruñida, aunque carentes casi por completo de decoración y los bordes de los vasos son rectos y lisos en parte con el uso de la técnica del pastillaje, consistente en colocar rollos de arcilla de abajo a arriba hasta darle la forma deseada. También la selección de la arcilla contribuyó a esta mejora como la difusión de los hornos al aire libre, que hacían que las piezas pudieran cocerse hasta una temperatura de unos mil grados.
  • Referente al urbanismo, en esta época emergieron las viviendas elevadas, conocidas como kôshô-jûkyo, hechas para que la humedad y las posibles inundaciones no penetraran en el hogar. Si no se podía construir este tipo de casas, los lados de la vivienda se protegían con troncos de árboles para evitar la humedad y asegurar la ventilación. Este tipo de casas eran de planta rectangular aunque también existían de planta oval, semisubterráneas, que pueden apreciarse en el yacimiento de Toro, actual prefectura de Shizuoka. 
  • La sociedad yayoi experimentó, con la introducción de las nuevas tecnologías, cambios muy profundos. 

Apareció una cierta estratificación social, que puede observarse en los ajuares de las tumbas, que cada vez fue diversificándose más con la paralela extensión de la agricultura, lo que propició el nacimiento de nuestras estructuras económicas que desembocarían en un incipiente crecimiento del urbanismo transformando las pequeñas aldeas comunitarias en pequeñas ciudades o aldeas-estado que con el paso del tiempo podrían convertirse en una organización estatal.

RELIGIÓN Y RITUALES

  • El pensamiento religioso también adquirió un sentido más práctico en este periodo. Gracias a la agricultura, se tiene conciencia de que los fenómenos de la naturaleza como sequías e inundaciones procedían del capricho de los espíritus (Inadama), que no dioses, que habitaban dentro de los cereales llamados kokurei-shinkô, con lo que surgió la costumbre de celebrar la fiesta de la cosecha o la shûkaku-matsuri dos veces al año: 
    • una en otoño para dar gracias a los espíritus de los arrozales 
    • y otra en primavera, al comenzar la plantación para adorar a los espíritus que permitían los nuevos brotes, y se conocía como la fiesta del trasplante del arroz o taue-matsuri

También se celebraban rituales relacionados con el mundo ceremonial aunque su significado no está muy claro. En ellos, los objetos utilizados principalmente eran las grandes campanas y las armas como espadas, lanzas o alabardas.

EL FIN DEL PERÍODO YAYOI

No sería hasta finales de la cultura Yayoi cuando aparecería una auténtica religión de base, el sintoísmo. El final de esta cultura empezó a fraguarse en el siglo III d. C., principalmente causado por la proliferación de pequeñas aldeas-estado que proliferaron en detrimento de otras. Además, el aumento demográfico propició luchas intertribales que ocasionaron escisiones, unificaciones y anexiones por la supervivencia hegemónica.

De esta lucha, surgió, durante la segunda mitad del siglo III a. C., la tribu Yamatai, con una acentuación social muy marcada de forma piramidal que recuerda a la estructura feudal europea. No obstante y a pesar de que su reina Himeko envió una embajada a China que le reconoció ser la “Majestad japonesa del Nuevo Gi”.

Realmente los yamatai ni establecieron una nación unificada ni una monarquía hereditaria con lo cual, pronto desapareció de la historia al igual que la cultura Yayoi, sumiendo al Japón en un periodo de transición que duraría casi 200 años.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Kondo Hara, Agustín Y.: Japón: evolución histórica de un pueblo (hasta 1650). Con la colaboración de Jesús González Valles. Madrid: Nerea, 1999.
  • Reischauer, E. O.: El Japón: historia de una nación. México, D.F.: Fondo de Cultura Económica, 1986.
  • Seco Serra, I.: Historia Breve del Japón. Madrid: Silex, 2010.
Marcador

Ampa

View more posts from this author
One thought on “Buscando las raíces de Japón; la cultura Yayoi
  1. Himiko

    Hay dos errores en el último apartado: Las luchas fueron en el siglo 3 d.C. no a.C., y la reina se llamaba Himiko.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>