... ...

Asirios en el Éufrates; la misión gallega que busca el origen de la escritura

J.L López de Guereñu Polán

 Un equipo de arqueólogos gallegos, llegó en 2005 al Valle del Éufrates, un lugar recóndito de la antigua Mesopotamia,– la Siria actual-, en busca de respuestas a tantas incógitas como plantea la Historia sobre aquella tierra milenaria, y cuna de nuestra civilización.

El actual conflicto sirio les ha obligado a interrumpir las excavaciones.

  • El equipo gallego,  en 2010 deslumbró con el hallazgo de un par de pequeñas tablillas de arcilla de gran valor arqueológico. Prueba de que la civilización asiria en su afán de conquista llegó al Éufrates durante el Imperio hitita.
  • Una exposición muestra estos últimos siete años de trabajo en la antigua Mesopotamia, en territorio inexplorado.

La inexplorada fortaleza de Tall Qabr Abu al-Atiq

Hace dos años esta misión arqueológica gallega encontró dos tablillas de arcilla escritas con caracteres cuneiformes asirios  del 1.250 antes de Cristo, en la fortaleza de Tall Qabr Abu al-Atiq, en el Valle del Éufrates,  hoy frontera natural entre Siria e Irak. Un importante descubrimiento para la Historia que se traduce en que, efectivamente,
los asirios llegaron al Éufrates.

Algo con lo que se habia especulado durante mucho tiempo.
Fue la literatura de los viajeros del siglo XVIII la que llevó, en 2005, al equipo arqueológico español hasta la fortaleza de Tall Qabr Abu al-Atiq, situada en una garganta del río Éufrates, una cuidad amurallada realizada con adobe.
Cuando la descubrieron, estaba abandonada y prácticamente inexplorada:

“Tuvimos la suerte de que la investigación moderna no había ido allí, por lo que apenas se había excavado. Nos encontramos una zona fosilizada y virgen, con lo cual todo es nuevo, todo es importante”, reconoce el profesor Juan Luis Montero Fenollós , director del proyecto.

Exposición sobre el yacimiento sirio

Ahora tras ocho años de campaña llega un parón obligado.

El equipo gallego ha tenido que interrumpir las excavaciones, por el actual conflicto sirio.Pero a través de una intersante exposición titulada:“De Uruk a Asiria. Arqueología e historia antigua en la cuna de la civilización”, en el Centro Social Novacaixagalicia en Vigo podemos ver el trabajo que este equipo de arqueólogos gallegos ha llevado a cabo en este enclave desde 2005.

El Proyecto Arqueológico, Medio Éufrates Sirio (Pames), es liderado por la Universidad de A Coruña (UDC) con otras colaboraciones. Este hallazgo convierte a este equipo, en el primero español que encuentra textos de este periodo.

A través de veinticuatro imágenes del fotógrafo oficial de la expedición, Eloy Taboada, la muestra incluye reproducciones de los objetos más importantes hallados hasta la fecha en el yacimiento sirio, un vídeo sobre los trabajos arqueológicos, publicaciones y apuntes de campo.

Todos los mapas que se elaboran para explicar la expansión asiria en el segundo y primer milenios antes y  de Cristo, muestran que los asirios llegaron al Mediterráneo y ocuparon las cuencas de la alta Mesopotamia, cuando no sometieron a las regiones sureñas donde Babilonia era hegemónica.

Hasta ahora, se especulaba con el hecho de que los asirios habían estado o no en el Éufrates un lugar recóndito de Siria: el valle del Éufrates, la cuna de la civilización.  y ahora, gracias a estas tablillas, que son textos administrativos, ya tenemos pruebas de que esta civilización, en su expansión, llegó hasta esta zona”, explica el profesor Juan Luis Montero Fenollós.

Pero ¿qué significa este hallazgo?

Son unas tablillas de apenas ocho centímetros, sí, pero  de una gran importancia arqueológica e histórica.

La colección de cerámica datada en la Edad del Bronce, en los años 1275 y 1200 antes de Cristo, cuando se empieza a gestar el Imperio asirio es un hallazgo extraordinario. Según Montero, las tablillas son la prueba que se necesitaba para afrimar que los asirios llegaron al Éufrates para intentar conquistar territorios a otro de los grandes imperios de esa época, los hititas.

Todos estos hechos históricos «se sabían, pero no existían pruebas, solo indicios», precisa el director. Ahora, gracias al trabajo desarrollado por la misión arqueológica gallega en Siria, se disponen de más datos para reconstruir cómo fue la frontera occidental del Imperio de Asiria.Tall Humeida, otro yacimiento cercano, recibió la influencia de la cultura de Uruk, la que inventó la escritura en torno a los siglos XXXIV-XXXIII antes de Cristo.

Conclusión

Aquelllos imperios antiguos ocupaban los territorios más alejados de sus centros capitalinos sólo nominalmente. En realidad, de lo que se trataba era de que los habitantes sometidos pagasen tributos (particularmente ganado) y no se enfrentasen a la dominación de la ciudad o dinastía dominante.No se trataba, por tanto, de imperios como los que posteriormente hemos conocido, ni siquiera como el romano.

A veces el objetivo de la arqueología no es hallar grandes tesoros, sino dar respuestas. Un pequeño fragmento de cerámica puede dar muchas claves sobre la forma de vivir de la época. A veces nos quedamos más con lo llamativo y estudiamos más los monumentos que la vida cotidiana que a la gente que los hizo. Nosotros fuimos al valle del Éufrates porque había lagunas importantes sobre la historia antigua y creo que en estas ocho campañas arqueológicas hemos aportando importantes datos“, concluye  Montero.

Visto en: www.elfarodevigo.es

 

Marcador

Ampa

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>