... ...

Arqueología experimental, el pasado en nuestras manos

RECONSTRUYENDO EL PASADO

LA ARQUEOLOGIA EXPERIMENTAL

Tratar de comprender cómo era la vida en las sociedades del pasado reconstruyendo tecnologías empleadas entonces, es una tarea fascinante pero compleja, sobre todo, si nos remontamos a la Prehistoria de la que  existe escasa información arqueológica.

Detalle de la eleboracion de adobes. Yacimineto celtiberico de Segeda (Calatayud)

Detalle de la eleboracion de adobes. Yacimineto celtiberico de Segeda (Calatayud)

Sin embargo, hay una disciplina, relativamente reciente, la arqueología experimental, que de forma didáctica nos permite aproximarnos en el tiempo a aquellas culturas de nuestro remoto pasado.

 

Para entender cómo se pueden reconstruir aquellos lejanos modos de vida, contamos con la atención de José Miguel Gallego Cañamero, arqueólogo, restaurador y gerente de ARTIFEX, empresa dedicada a la conservación y recreación del patrimonio arqueológico.

Gallego nos habla del trabajo que realiza su joven equipo de Licenciados en Historia y Diplomados en Restauración, que combina los métodos de esta disciplina con los de la arqueologia convencional.

Es importante diferenciar la arqueología experimental del concepto “a ver qué pasa”. …Lo que no es aconsejable, ni profesional, es inventarse la pieza que falta.

Nuestra filosofía es que la Historia, y la arqueologíaencierran las claves del presente, y son tan necesarias como cualquier otra disciplina humanística. (José Miguel Gallego)

ENTREVISTA A J.MIGUEL GALLEGO GERENTE DE ARTIFEX 

Reconstruir antiguos modos de vida, con la tecnología del pasado… debe ser peliagudo, si tenemos en cuenta que dejaron de usarse hace milenios, ¿con que dificultades os encontrais?

La principal dificultad es la ausencia de evidencias definitivas. De hecho, ello es lo que motivó la génesis de la arqueología experimental: “ante la duda, vamos a reproducirlo, y veamos si funciona”, podría ser el planteamiento.

La fragua del taller del herrero

La fragua del taller del herrero

Debemos ser conscientes de que los datos recuperados presentan una información sesgada, un mínimo irrisorio. Por ejemplo, el material orgánico sólo se conserva en ocasiones excepcionales, y estamos convencidos de que constituían un alto porcentaje de los objetos y recursos cotidianos. 

Horno experimental de tiro natural EL TERKER, un horno de reducción de hierro . Artifex

No obstante, la etnografía ofrece algunas posibilidades muy interesantes y recurrentes para la arqueología experimental.

Qué es  la arqueologia experimental 

La arqueología experimental es una disciplina de relativamente reciente implantación en España. Nacida en el mundo anglo-sajón, hace varias décadas, como complemento a la investigación de campo, principalmente aplicada a las herramientas del Paleolítico. Poco a poco ha ido ampliando el marco de investigación. Actualmente, es una disciplina muy extendida y reconocida que abarca campos como la industria lítica, la metalurgia, la industria ósea, la cultura cerámica, etc.

¿Que puede aportar respecto a la arqueologia convencional?

En contraposición a la arqueología de campo, la arqueología experimental puede ofrecer una perspectiva diferente a determinadas cuestiones que la propia investigación de campo plantea, dado que su objetivo es comprender, a partir de las evidencias arqueológicas, detalles sobre la elaboración de determinados objetos, la utilidad que podrían tener, quién los podría fabricar y un larguísimo etcétera.

Proteccion de las paredes de un silo con mortero de cal. Yacimiento iberico de Ca n'Oliver. Yacimiento iberico de Ca n'Oliver (Cerdanyola del Valles)

Es importante diferenciar la arqueología experimental del concepto” a ver que pása”. 

La experimentación tiene como base la documentación del proceso de investigación y la rigurosidad, no sólo del objeto de estudio sino también de los elementos periféricos.

Ahi queríamos llegar, a la Construccion de la muralla perimetral del yacimineto iberico de Estinclells (Verdu, Lleida)ausencia de datos, el gran inconveniente de la arqueología como ciencia…

La arqueología, y esto es importante, es una labor científica como puede serlo la astronomía, la biología, la paleontología o cualquier otra disciplina basada en el desarrollo de un planteamiento de hipótesis a través del “ensayo- error- ensayo- error”. En este caso, se trata de una ciencia inexacta, esto es, abierta a constantes variaciones en los planteamientos teóricos o hipotéticos, dado que la investigación, y por tanto la información sobre el pasado, depende en gran medida del material recuperado en los yacimientos arqueológicos. Pero la cuestión no queda sólo restringida a términos cuantitativos, sino también cualitativos. A mi juicio, este es el principal problema para el desarrollo de la arqueología como técnica de investigación de las civilizaciones del pasado. 

En tu opinión, ¿que puede ser más aventurado, imaginar los modos de vida antiguos o descartar una actividad de la que no existen registros o restos?

Borja Gil y Jaime Quilon en plena elaboracion de adobes, Segeda (Calatayud)Durante el proceso de investigación experimental es necesario a menudo recurrir a la imaginación, pero no a la fantasía. Es decir, en ocasiones, sabes que falta una pieza para que encaje todo el mecanismo, pero no sabes qué pieza es. En ese caso es necesario recurrir a otras disciplinas, como la etnografía, que como hemos comentado antes, puede ofrecer una respuesta. En caso contrario, si sabes que falta una pieza y no hay manera de encontrarla, lo normal es probar diferentes modelos y plantear hipótesis a la espera de algún hallazgo que la confirme o la desmienta. Lo que no es aconsejable, ni profesional, es inventarse la pieza que falta.

¿Podrias ponernos un ejemplo?  Pues un ejemplo interesante es uno de los temas en los que estamos trabajando y que creemos que va a despertar una gran controversia.

Nos planteamos como hipótesis que los famosos “kalathos” ibéricos fueran en realidad orinales y no contenedores de alimentos.

A partir de las evidencias arqueológicas no se puede descartar que ésta fuera su función, aunque pueda sonar descabellado. Por otro lado, de momento, tampoco podemos argumentar de forma irreversible y definitiva lo contrario.

¿Cúales son vuestros objetivos?

Nuestro objetivo como empresa, obviamente, es ganarnos la vida. Nuestra vocación, como científicos, es la investigación y la difusión. De nada sirve la investigación y sus resultados si es para uso particular, hay que ofrecerlo al públicoNuestra filosofía es que la Historia, y la arqueología como herramienta para conocerla, encierran las claves del presente, y son tan necesarias como cualquier otra disciplina humanística. Es por ello que destinamos una parte de los beneficios empresariales a la investigación.

Filosofía que tambien compartimos, y, ¿qué canales tiene la arqueología experimental para llegar a ese público?

Últimamente se están desarrollando en España diversos cursos de arqueología experimental abiertos a cualquier persona interesada, patrocinados por universidades y centros de investigación. Otra posibilidad es la programación de actividades que cada vez más museos están llevando a cabo para que la gente conozca de primera mano cómo era la realidad cotidiana de las gentes del pasado.

Nosotros mismos hemos participado en algunos eventos en los que poder llevar a cabo demostraciones públicas de, por ejemplo, los sistemas constructivos o de los sistemas de producción de hierro durante época ibérica y celtibérica, que es nuestro principal campo de trabajo. La recreación histórica, aunque no siempre, es también una forma amena y entretenida de acercar la experimentación al público.

¿Que más deberíamos saber del trabajo de un arqueólogo?

Intervención arqueológica en una bocamina del s. XVIII del Pirineo.

Pues, que además del trabajo de campo, que es lo que el público general conoce de esta profesión, existen otras tareas que, desgraciadamente, de normal pasan inadvertidas. El estudio de los materiales, la restauración, la redacción de las memorias administrativas, la producción de artículos o material pedagógico forman parte del proceso de investigación iniciado con la excavación arqueológica. Generalmente, el trabajo de campo constituye la mínima parte del conjunto.

En nuestro caso y desde que creamos esta empresa, intentamos abarcar todas las formas que toma el patrimonio histórico de cualquier época.

Panoramica de las casas

Vamos, todo terrenos en esto de la arqueología.

Hemos abarcado todo lo que nos ha sido posible, siempre con la mayor ilusión. Desde la construcción experimental de espacios domésticos en varios yacimientos ibéricos y celtibéricos, pasando por la restauración arquitectónica de múltiples yacimientos de diversa cronología. También hemos desarrollado proyectos museísticos y turísticos, alguno de los cuales tiene proyección mediterránea, y hemos desarrollado algunas actividades experimentales nunca antes realizadas, además de participar en talleres, charlas y congresos internacionales.

¿Cómo podemos conocer alguna de esas actividades experimentales que realizais?

Disponemos de una página web (www.artifexcrpa.com) en la que colgamos nuestras futuras intervenciones y las actividades que hemos llevado a cabo. También se pueden encontrar videos, fotografías y artículos para descargar.

¿Que os traeis entre manos en Artifex, crpa?

Actualmente, estamos trabajando en varios campos:

    • en un proyecto de arqueología experimental que pretende recrear todo el proceso de elaboración de armas de hierro ibéricas y celtibéricas, desde el mineral hasta el objeto, del que ya hemos avanzado y publicado algunos resultados;
    • en varios proyectos de museística.

Miembros del grupo de recreación francés "Carthage"


  • También estamos ultimando y buscando financiación de la UE para un proyecto turístico internacional con el que pretendemos recrear la ruta de Aníbal Barca durante la Segunda Guerra púnica, desde Cartagena hasta Túnez, reproduciendo anualmente algunos de los eventos y batallas más importantes, como el paso de los Alpes a lomos de elefantes o la batalla de Cannae o Zama.

Uno de tus sueños, como arqueólogo

El mío, personalmente, es que la arqueología deje de ser considerada una disciplina “poco productiva” y alcance el reconocimiento que tiene en la mayoría de países de Europa. Los arqueólogos no somos “los que paran las obras” ni “los que gastamos el dinero en ruinas”.

Somos la herramienta para que la sociedad conozca de dónde viene, y lo que es más importante: quién es y a dónde se dirige. El problema es que la arqueología, a diferencia de otras ciencias más innovadoras, no despierta un especial interés para las administraciones que son quienes deben sufragar los gastos de la investigación y la conservación del patrimonio.

Desgraciadamente, hay gente que pretende que pensemos que el conocimiento de la historia no es relevante ni importante, quizá porque ellos sí que son conscientes de que un pueblo que ha olvidado de dónde viene e ignora quién es, es mucho más manipulable.

Gracias, Jose Miguel, por darnos a conocer una visión diferente de la arqueología y por compartir con nosotros esos nuevos proyectos, incluído el de la ruta de Aníbal que esperamos sea un éxito a nivel internacional ¡¡

Gracias Arquehistoria por contar con nosotros para este espacio en vuestra revista.

Marcador

Ampa

View more posts from this author
3 thoughts on “Arqueología experimental, el pasado en nuestras manos
  1. Roger Barry

    Hi Jose, are you the Jose who contacted The Vikings about Proyecto VIA ANNIBALICA?#
    Cheers
    Roger

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>